RSE

Cumplimiento de los ODS: Faltan 100 trillones de dólares

Cumplimiento de los ODS: Faltan 100 trillones de dólares
Escrito por Janneth Del Real

Son cien trillones de dólares es lo que se requiere globalmente al 2030 para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Todos los países firmantes de la Agenda 2030 están comprometidos a cumplir con los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible. Es por ello que cada país realiza tareas en pro de ellos para poder lograr su cumplimiento.

Sin embargo, a pesar de que faltan doce años para la culminación y cumplimiento de estos objetivos, todavía hay mucho por hacer. De acuerdo con José Luis Chicoma, director de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, son cien trillones de dólares es lo que se requiere globalmente al 2030 para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Quizá sea una cifra dificil de imaginar, pero en resumen es más de lo que produce todo el mundo en un año. La cifra con los ceros exactos es:

100,000,000,000,000

Físicamente es una cifra complicada de visualizar,  ¿o no?

 De acuerdo con Chicoma, en Huffington Post, los ODS incluyen uno dedicado justamente al desarrollo de alianzas y asociaciones, entre actores diversos, para promover que muchas partes colaboren con recursos para su cumplimiento, y que también aporten conocimientos e innovación para mejorar la eficiencia y resultados. Las condiciones básicas para facilitar estas inversiones son muy conocidas: estado de derecho, estabilidad y medidas anticorrupción.

Son cien trillones de dólares es lo que se requiere globalmente al 2030 para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Twittea esta frase.


Además de ello, se necesita también facilitar asociaciones público privadas (APP) para grandes inversiones. Las APP pueden implementarse en innovación, ciencia y tecnología, eficiencia energética, entre otros.

Éstas fuerzan a políticos, burócratas e inversionistas a pensar en un horizonte largo de tiempo y principalmente en resultados.

Los bonos de impacto social es una herramienta para que los gobiernos paguen por inversiones privadas con resultados, pero ellos todavía tienen mucho que probar de su potencial.

Esto debido a que sus costos de transacción, estudios y procesos de diseño y negociación son muy largos, además son gran obstáculo para su implementación, particularmente en países en desarrollo.

Sin embargo, todavía son un esquema conceptualmente fuerte para asociar a públicos y privados e impulsar resultados.

Preocupación por el desarrollo sostenible

Actualmente existe una filosofía de la inversión de impacto y la preocupación por el desarrollo sostenible. De acuerdo con José Luis, el 60% de inversionistas de impacto afirmaron en una encuesta que toman en cuenta los ODS en el seguimiento del resultado de sus inversiones.

En cambio, otros hablan de la “mayor transferencia generacional de riqueza”: más de 400 billonarios van a dar 2.1 trillones de dólares a sus herederos en los siguientes 20 años.

Es importante resaltar que sin el sector privado es imposible alcanzar los ODS al 2030. La agenda 2030 puede ser el real catalizador de la colaboración público privada, para encontrar los cien trillones de dólares.

Sin embargo, a pesar de que seamos conscientes que se necesita de dinero para poder alcanzar las metas, también tenemos que ayudar al mundo, al tratar de personalmente, comenzar a cumplir con los objetivos de la agenda.

Además de contribuir con el medioambiente, plantar árboles, no tirar basura, reciclar productos, reforestar, entre otras medidas. También podemos ayudar al dar empleo a otras personas que viven en nuestro país, consumir productos locales para mejorar le economía y hasta utilizar energía limpia y no contaminante.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario