Fundaciones Empresariales Noticias

Cuidado, los bonos de impacto social se basan en la economía lucrativa

Los bonos de impacto social representan una oportunidad lucrativa para necesidades sociales.

Practica lucrativa vía Shutterstock

Practica lucrativa vía Shutterstock

Por: Emilio Guerra Díaz

Expok reprodujo el 14 de julio un artículo de la Revista Forbes intitulado “Bonos de impacto social: una oportunidad para México”, donde indica que aquellos “son una oportunidad sin precedentes que reúne en la misma mesa a gobiernos, inversionistas privados, la filantropía y la sociedad civil para encontrar soluciones innovadoras a los mayores retos que enfrenta la sociedad, siempre con base en resultados”. ¿Realmente son tan atractivos?, ¿A quién benefician?, ¿México está en capacidad de aprovecharlos?, ¿Convienen?

El artículo pregunta “¿Cómo funcionan los bonos de impacto social?” y responde: “Un BIS es una asociación en la que fundaciones e inversionistas de impacto (sic) asumen el riesgo –no los gobiernos– para financiar una solución a un problema social. Una vez que la ONG y empresas sociales reciben el capital de los inversionistas, pueden trabajar directamente en las comunidades para implementar sus servicios de manera efectiva. Sólo si las organizaciones tienen éxito, el gobierno paga a los inversionistas privados por los resultados positivos obtenidos”.

Los BIS nacieron en Reino Unido hace más de un lustro y más que basarse en una alianza estratégica del tipo de las Redes de Impacto Colectivo nacidas en Estados Unidos, donde cada actor contribuye con su quehacer, visión y recursos para sumarse a solucionar un problema comunitario; representan una oportunidad lucrativa atendiendo necesidades sociales y apoyándose en el quehacer de las organizaciones civiles.

Los BIS ¿Liberan al gobierno de su responsabilidad en el quehacer del bienestar público y lo trasfiere a particulares?, Esa experiencia en Reino Unido, donde su población cuenta con una amplia y profunda cultura filantrópica y de participación ciudadana es más robusta, ¿Puede funcionar en México?, ¿Nuestro país cuenta con el nivel de organizaciones civiles y filantrópicas en niveles óptimos y en número suficiente?

Se trata de una ampliación de las posibilidades de maniobra del capital lucrativo en el terreno de lo social donde el gobierno estima un presupuesto con base a los ahorros que supone se obtendrán por la participación del financiador (lucrativo) en relación con la organización civil y su capacidad institucional de dar resultados en el cortísimo plazo.

Los BIS se alejan de la fórmula tradicional sobre transferencia de recursos desde el capital privado que hace una donación a una organización filantrópica. Dicho de otra manera, una empresa al destinar un donativo a una organización, en realidad se está “despidiendo” por así decirlo, de un dinero privado cuyo origen fue tomado de la utilidad de la empresa antes del pago de impuestos y ese recurso económico pasa al campo de la economía no lucrativa o sin fines de lucro, para ya no restituirse jamás al donante original. En cambio la organización que lo recibe aplica el donativo a los programas que opera.

En cambio en los BIS, la empresa o cualquier otro financiador, verá un “retorno de inversión” económico desde el dinero público por participar invirtiendo recursos, siempre y cuando la OSC de resultados. ¿No es lucrar apoyándose en las organizaciones filantrópicas?

Como se observa nuevamente aparece el concepto “impacto social” vinculado a la necesidad de obtener rápidamente resultados por parte de las OSC involucradas. Lo anterior se traduce en una presión más profunda que reciben las OSC para que presenten proyectos cuyos logros tienen que ser vistos casi de manera inmediata a pesar de que las causas de esos problemas sean estructurales y muchos factores de éxito no dependan directamente de su trabajo.

Los BIS se basan en la estimación de ahorros que los gobiernos participantes suponen obtendrán si financiadores (que son lucrativos y no necesariamente fundaciones sin fines de lucro), invierten recursos para atender problemáticas sociales. Una vez alcanzado un resultado, el gobierno devuelve el dinero al inversionista con una tasa de ganancia. La OSC ha quedado como un proveedor de servicio. Una pregunta clave es si en el modelo BIS una fundación empresarial o cualquier otra (comunitaria, familiar o independiente) o un Programa de Responsabilidad Social Corporativa, pueden obtener un rendimiento por financiar un proyecto social por esa vía… ¿No se estará distorsionando la finalidad y objeto social de una fundación?

Una reflexión que resulta curiosa: dentro del esquema de los BIS quienes resultan beneficiado por el quehacer de las organizaciones civiles y filantrópicas son: los inversionistas, los gobiernos y la comunidad que ha supuestamente ha resuelto un problema social pues a las organizaciones civiles y filantrópicas se les ha dado un papel de proveedor. Entonces ¿Por qué el gobierno no prepara el terreno para apoyarse en organizaciones filantrópicas e invierte en su fortalecimiento, incremento en número y en el reconocimiento público de su aportación?

Sin embargo, en el tema de los BIS, el juicio del lector es el más importante.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio recordó el artículo publicado en Expok “Faltan filántropos y rigor periodístico”, donde se señala que a los medios de comunicación les hace falta conocer a fondo cómo trabaja el sector filantrópico y algunos códigos de ética que observan las instituciones al hablar de sus beneficiarios, siempre guiados por un trato digno y cuidando de su condición adversa, por ello reprobó ante sus colegas consejeros la publicación de El Economista de la semana pasada (14 de julio), donde utilizó una foto de una niña sosteniendo otra imagen de un niño con labio y paladar hendido para ilustrar la colaboración de Perla Pineda “Operation Smile regala sonrisas”.

Fue muy grato ver a María Angélica Luna Parra, titular del Indesol y a Carlos Madrid Varela Presidente de la Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal en la conferencia a medios de comunicación donde se dio a conocer el portal Aporta, dijo el Director de la organización. Este portal ha generado muchas expectativas en las organizaciones para recaudar fondos en línea. Pese a existir otros portales similares, Aporta se destaca por facilitar la obtención inmediata del recibo deducible de impuestos a favor del donante, permite que el donante recurrente conserve “en la nube” sus recibos para cuando realice su declaración anual y localice fácilmente los comprobantes para deducir sus donativos.

Presentación Aporta 022

El Tesorero de la organización afirmó que bien se ha destacado el papel del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) al ordenar una investigación interna para hacer públicos los datos relativos a las donaciones que el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) ha realizado a la Fundación Teletón, entre 2013 y mayo de 2015. Habrá que esperar los resultados. El tesorero señaló que es previsible confirmar la seriedad de Teletón y su trabajo profesional.

La Secretaria del Consejo Directivo señaló que es necesario revisar el artículo de la revista Nexos de julio en relación a los donativos recibidos por la Fundación Proacceso ECO, A. C. por instancias de gobierno. Señaló que por muchos es conocida la fobia de su co-autor Andrés Lajous hacia el Partido Revolucionario Institucional, pero los millonarios recursos recibidos por esa organización deben estar justificados de acuerdo a su objeto social, ser transparentados y sobre todo mostrar los resultados obtenidos.

Bien por la Fundación Telmex que sigue haciendo donaciones, dijo el la consejera responsable del programa de movilización de recursos. Recordó que la semana pasada esa fundación entregó computadoras, sillas de ruedas y aparatos auditivos en San Luis Potosí.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]