Noticias

Lo que Google no quiere que sus empleados sepan

Una excolaboradora afirma que Google no es tan abierto a la transparencia como parece

Imagen: Google.com

Imagen: Google.com


Google es una compañía famosa porque hace todo lo posible por contribuir a la felicidad de sus colaboradores. O más bien, casi todo. El límite es la transparencia salarial, según afirma una de sus excolaboradoras.

Mientras otras organizaciones comunican las grandes ventajas de hacer públicos los sueldos de todo el equipo, Google respondió de forma negativa cuando su entonces colaboradora, la ingeniera afroamericana Erica Baker, creó una hoja de cálculo en la que cualquier empleado podía publicar su salario, así como comprobar cuánto ganaban los demás.

Baker contó la experiencia en su cuenta de Twitter, explicando que todo comenzó con una plática entre amigos, pero que poco a poco más personas agregaron elementos a la tabla, lo que permitió notar ciertas inequidades salariales y hasta llevó a algunas personas a pedir (y recibir) aumentos. Todo esto no fue del agrado de los superiores y Baker acabó en la oficina de una gerente, quien admitió que no podría hacer nada porque hablar sobre sueldos no es ilegal, pero manifestó su descontento.

La exempleada también cuenta que en Google existe un sistema de “bonos de compañeros”, en el que cuando una persona hace un gran trabajo sus colegas lo pueden nominar para un bono de 150 dólares en su siguiente cheque. Baker fue nominada para varios, pero su jefa impidió que se le pagaran, algo muy poco común en la compañía. Lo que es más, el otro colaborador que participó en la creación de la tabla, un hombre blanco, sí recibió los suyos.

Aquí los tuits completos de Baker, en inglés:

La ingeniera, que ahora trabaja en la app Slack, sostiene en los tuits que contó la historia después de ver que Google creó un doodle para conmemorar a la activista afroamericana Ida B. Wells: “Pelear por la justicia y la equidad ADENTRO de Google no funciona muy bien. Compartir salarios solo es un ejemplo”, tuiteó Baker, y concluyó que “el compartir un doodle no crea un bastión de apoyo a la justicia y a la desobediencia social.”

Google no quiso dar una respuesta oficial a los medios que cubrieron la nota y Baker recibió muchas críticas en Twitter por “enfocarse tanto en el dinero”, pero su historia demuestra que vivir los valores de la compañía día a día es más difícil de lo que parece.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]