Debes leer... Grupos Vulnerables RSI

¿Cuáles son los trabajadores más afectados por COVID-19?

Algunas personas conservaron su empleo, sin embargo esto no es del todo alentador porque corren riesgos de contagiarse de COVID-19.

Desde que comenzó la pandemia ocasionada por la COVID-19, la vida de todos cambió, ahora nuestros hábitos de limpieza son extremos, tenemos que utilizar objetos que nos cubran gran parte de la cara, y hemos dejado de hacer las actividades que estábamos acostumbrados a realizar, todo esto para evitar el contagio.

Situación laboral en México por la pandemia

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que en México millones de personas trabajadoras se tuvieron que quedar en sus casas, trabajando desde casa o bien tuvieron que afrontar consecuencias de la crisis como bajas de sueldo o despidos desde finales de marzo.

La tasa de desempleo subió a 5,5% en junio 2020 y podría subir a más de 10% este año. El total de empleos en riesgo alto de verse afectado por la pandemia rebasa 24 millones, lo que representa el 44% del empleo total en México. Algunos grupos poblacionales son más vulnerables ante los efectos de la crisis sanitaria y económica.

Si bien el país ha tomado algunas medidas para contener el impacto de la pandemia en el mercado laboral. Así como algunas personas perdieron su empleo, otras lo conservaron, pero el dilema está en las consecuencias que las personas pueden experimentar al salir a trabajar en medio de un crisis de esta magnitud.

Una de las principales consecuencias para las personas que siguen laborando es el tema de la salud, porque aunque tengan empleo llegar a casa todos los días es un tema de incertidumbre al no saber que en algún momento se contagiarán, convirtiéndolos en los trabajadores más afectados por COVID-19.

Conozcamos a los trabajadores más afectados por COVID-19

Uno de los principales héroes de esta pandemia han sido los trabajadores de la salud: enfermeras, médicos, laboratoristas. Estos trabajadores han sido los más afectados por COVID 19, porque no han dejado de trabajar día y noche para salvar la vida de las personas que se encuentran hospitalizadas por esta enfermedad. 

Sabemos que el personal médico ha asumido grandes riesgos desde que comenzó la pandemia, sin embargo un estudio reciente afirma que a los trabajadores más afectados por COVID-19, se le suman las personas que trabajan en la agricultura, los almacenes y los call centers también se han enfrentado a tasas de mortalidad más altas que un trabajador promedio. 

A continuación te contamos un poco acerca del estudio:

Este estudio lleva por nombre: “Mortalidad asociada con la pandemia de COVID-19 entre los californianos por ocupación”, y fue realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco, sugiere que los trabajadores en otros campos esenciales tienen aún más probabilidades de morir a causa de la COVID-19.

Los datos de este estudio se recopilaron de marzo a octubre del 2020 y es importante mencionar que fue el primero en demostrar que el trabajo esencial no médico, es un predictor de la mortalidad relacionada con la pandemia. 

Profundicemos en el estudio

En el estudio los expertos encontraron que las categorías laborales con las tasas de riesgo de mortalidad más altas son los cocineros, trabajadores agrícolas, trabajadores de la construcción y empleados de transporte. Los trabajadores de alimentos, en particular, vieron un fuerte aumento en el exceso de muertes durante la primera fase de estadía en el hogar de California la primavera pasada, mientras que los trabajadores en campos no esenciales no lo hicieron.

En general, los trabajadores esenciales fuera de la atención médica se han enfrentado a un 20% más de posibilidades de morir durante la pandemia que antes, y un 40% más de posibilidades durante los dos primeros meses de la reapertura de California el año pasado. 

El portal de The HuffPost afirma que es imposible determinar cuánto es el riesgo que proviene del trabajo en sí y cuánto de otros factores como las condiciones de vida o los traslados antes de llegar al trabajo. 

Por otro lado, Yea-Hung Chen, el autor principal del estudio, afirma que lo que si es posible de entender es que las industrias con mayores riesgos tienden a emplear de manera desproporcionada a trabajadores negros y latinos, comunidades que en general han sufrido resultados mucho peores durante la pandemia que otras personas. 

¿Qué trabajos se encuentran en la lista? 

Muchos de los trabajos se trata los de bajos ingresos y dichos trabajadores pueden enfrentar factores de riesgo adicionales que no están directamente relacionados con el lugar de trabajo, como la necesidad de vivir con más familiares o viajar en transporte público. 

En ocasiones, durante la pandemia, los políticos y los empleadores han tratado de trasladar la responsabilidad de los brotes de las empresas a las comunidades y las condiciones de vida de las personas. 

Un ejemplo de ello fue el caso de Alex Azar, el secretario de salud del ex presidente Donald Trump, quien culpó a los trabajadores de las empacadoras de carne por llevar el virus a sus plantas, atribuyendo brotes masivos a factores domésticos y sociales, en lugar de asumir que fue por no tener las condiciones adecuadas para trabajar y por las altas concentraciones de personas en el lugar de trabajo. 

Otro ejemplo fue el caso de algunos de los trabajadores de McDonald’s en California, quienes protestaron por supuestas condiciones de trabajo inseguras en la pandemia. 

Las protestas de esta cadena de restaurantes se llevaron a cabo en redes sociales y en la plataforma de Zoom, donde los trabajadores reclamaron que la empresa y sus franquicias no proporcionan la protección básica recomendada por las autoridades sanitarias, como máscaras, jabón y desinfectante de manos.

Lo recomendable para los trabajadores

Reino Unido, Rusia y EE.UU. fueron los primeros países que iniciaron la aplicación de la vacuna contra la COVID-19, por otro lado en países como México, Costa Rica, Chile y Argentina, también ya se están aplicando las vacunas que parece mostrar un panorama alentador ante esta crisis mundial.

Lo recomendable para evitar la tasa de mortalidad en los trabajadores es:

  • Dar prioridad a los trabajadores esenciales, después de los trabajadores de atención médica de primera línea y los residentes y el personal de los hogares de ancianos. 
  • Priorizar a los trabajadores de la alimentación y la agricultura, ya que podría ayudar a limitar el número de muertes.

A medida que evolucione la pandemia y los países continúen con los esfuerzos de vacunación, el autor del estudio continuará con la publicación de más hallazgos que se encuentren en el estudio.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud afirma que es muy pronto para saber si las vacunas contra la COVID-19 proporcionarán protección a largo plazo, para saberlo se requieren más investigaciones, así que mientras debemos seguir cuidándonos lo más que se pueda. 

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga egresada y titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por las lecturas románticas y dramáticas. Aprende sobre todo tipo de herramientas que están en la red y amante de los conciertos.

1 comentario

  • Hay empresas que despiden al trabajador por ser del grupo vulnerable (diabético, obeso, problemas de cáncer, etc) injustificadamente y lo engañan para que firme su RENUNCIA VOLUNTARIA.
    Este es mi caso, yo estoy en un proceso de seguimiento a un tumor maligno en la cuerda vocal y cada 4 meses me hacen una endoscopia para revisar la actividad tumoral, fui despedido injustificadamente.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]