RSE

El cristianismo aportó las nociones de justicia, libertad y responsabilidad social: Benedicto XVI

Existe un «desafío radical a la fe y a la esperanza»
La misa en el aeropuerto de Brno, capital de Moravia, reunió ayer a más de 150.000 personas, quienes recibieron a Benedicto XVI con la misma simpatía que ofrecieron al anterior Pontífice, Juan Pablo II, en sus tres históricos viajes.

El Papa reiteró en su homilía la importancia de mantener la libertad ganada hace 20 años, y advirtió que en este momento, la República Checa, «igual que otras naciones, vive un clima cultural que representa con frecuencia un desafío radical a la fe y, por lo tanto, también a la esperanza».

Es necesario recordar que «Dios es Amor», y que «nuestra esperanza es Cristo», insistió.

Durante su segunda jornada en la República Checa, Benedicto XVI recordó que «el cristianismo tiene mucho que ofrecer a la sociedad a nivel práctico y a nivel ético, pues el Evangelio siempre inspira a los hombres y las mujeres a ponerse al servicio de sus hermanos».

Según el Papa, «la historia de Europa es la historia del cristianismo, que aportó las nociones de justicia, libertad y responsabilidad social, así como las instituciones culturales y legales. Los cristianos deben recordar a Europa estas raíces y defender estos valores».

El encuentro ecuménico del Santo Padre con los representantes de las demás confesiones cristianas constató la sintonía en los temas fundamentales desde que el simposio sobre Jan Hus, convocado por Juan Pablo II en 1999, sirviera para enterrar antiguas enemistades.
San Wenceslao hoy
El Papa, que fue profesor universitario durante 25 años, volvió ayer al ambiente académico en la Universidad Karol, la más antigua de Europa central, donde sus palabras fueron agradecidas con un aplauso caluroso e interminable, especialmente llamativo en estas tierras.

Benedicto XVI invitó a profesores, estudiantes e intelectuales a renovar su confianza en la razón humana y felicitó a los universitarios por su protagonismo en la «Revolución de Terciopelo» que en 1989 derribó pacíficamente el comunismo.

Según el Papa, «esa búsqueda de la libertad continúa guiando el trabajo de los estudiosos, cuyo servicio a la verdad es indispensable para el bien de cualquier nación».

El Santo Padre urgió a «recuperar la idea de educación integrada, basada en la unidad del conocimiento anclado en la verdad, para hacer frente a la tendencia a la fragmentación del conocimiento». En nuestra época, «el crecimiento de la información y la tecnología trae la tentación de separar la razón de la búsqueda de la verdad», aseguró.

En su tercera y última jornada en la República Checa, el Papa celebrará hoy la fiesta nacional de San Wenceslao en la histórica ciudad de Stara Boleslav.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]