Gobierno

Crisis de COVID-19 aceleraría una economía verde global

La economía no debe sostenerse en “crecer por crecer”, sostiene el presidente López Obrador.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) destacó que la pandemia del coronavirus (COVID-19) ha provocado una gran crisis económica y puede ocasionar que las naciones analicen la necesidad de adoptar una nueva economía verde.

“Una economía sustentable puede ser el sendero a seguir para la siguiente época de la humanidad. México es un ejemplo internacional al cancelar proyectos mineros, no permitir el maíz transgénico o el fracking”, dijo en su conferencia matutina de este miércoles.

La economía verde es una herramienta importante para el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. Este concepto representa una gran oportunidad para que un país aplique los tres pilares del desarrollo sostenible.

Este precepto refleja un cambio de paradigma hacia un enfoque holístico donde se valore la naturaleza y el medio ambiente, el bienestar humano y el desarrollo económico.

AMLO detalló que nuestro país se distingue por el impulso y acatamiento de diversos acuerdos internacionales en medio ambiente y biodiversidad.

“Debemos impulsar el desarrollo sustentable. Tenemos que considerar el no crecer por crecer, se requiere defender a la naturaleza, detener la contaminación visual y no afectar a los ecosistemas, como sucede en La Rumorosa en Baja California”, refirió.

El mandatario mexicano expuso que un punto que debe ponerse especial atención es el respeto a la belleza escénica de los ecosistemas y evitar que infraestructura eólica, tuberías o acueductos se coloquen en sitios inapropiados y afecten a la naturaleza.

López Obrador ejemplificó que un grupo de 200 intelectuales en Holanda está planteando nuevas y diversas propuestas sobre qué camino debe tomar su sistema de gobierno y economía.

El Mandatario refirió lo anterior ante pregunta de Expok en torno a los avances de la agenda 2030 de desarrollo sostenible y el papel de la oficina de Alfonso Romo.

De acuerdo con la Unión Europa, sus países miembros tendrán que llevar a cabo una reconstrucción económica tras la pandemia del coronavirus y sobre la mesa de análisis está si debe hacerse bajo criterios económicos medioambientales.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó que el Producto Interno Bruto de México caerá 6.5% en 2020 ante la pandemia por coronavirus.

La COVID-19 dañará a la economía mundial de tres maneras principales: afectando directamente a la producción, creando trastornos en la cadena de suministro y en el mercado, y por su impacto financiero en las empresas y los mercados financieros.

Al respecto, la Secretaría de Medio Ambiente federal (Semarnat) informó que la crisis causada por el COVID-19 llama a repensar un modelo social distinto de relación con el entorno natural y a plantear nuevas formas de producción agropecuaria y silvícola que disminuyan los efectos negativos en la salud humana y en la vida silvestre.

Estos esfuerzos se enmarcan en una visión de recuperación ambiental del territorio nacional, los cuales no sólo ayudarán a reducir los riesgos que se originan en lo microscópico, como las epidemias y pandemias, sino también a la lucha contra las amenazas de los grandes fenómenos actuales, como es la pérdida de biodiversidad, la degradación de las tierras, la contaminación de agua, suelo y aire así como los efectos adversos del cambio climático en la economía nacional y mundial.

Dineros empresariales, etiquetados para salud

En otro tema, López Obrador reafirmó que los recursos económicos -1,500 millones de pesos- que se captaron en la cena con empresarios para adquirir cachitos para la rifa del avión presidencial se destinará íntegramente al equipamiento de diversos hospitales del país.

“No se modificará su finalidad y uso”, explicó al confirmar que se requiere fortalecer el sistema público de salud del país y que ese dinero -que se estima alcance 2,500 millones de pesos-, se sumará a los poco más de 40 mil millones de pesos extra que se etiquetaron al presupuesto de la Secretaría de Salud en 2020.

Finalmente, agradeció a los empresarios que no han despedido empleados, así como a los dueños de hospitales privados que pusieron poco más de 3 mil camas a disposición de pacientes de sistemas públicos de salud del gobierno.

ONGs: es momento de una economía verde

Greenpeace informó que el plan de reactivación económica del gobierno mexicano para hacer frente a los efectos de la pandemia ocasionada por la COVID-19 y la caída en los precios del petróleo invitan a dirigir los esfuerzos nacionales hacia la construcción de un México verde, donde el medio ambiente y los derechos humanos sean ejes transversales en la transformación de la economía y sociedad, este plan también debe encaminarnos a ser más resilientes y combatir el cambio climático e impulsar las energías renovables.

El Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) México detalla que la desaceleración económica mundial debido a la COVID-19 provoca que los dirigentes mundiales deban buscar formas de apuntalar las economías de sus países. Lo que los gobiernos deben evitar es tratar de impulsar sus economías tras una crisis sanitaria mundial exacerbando otra, a saber, la contaminación. 

Se tiene que apostar por esquemas que mitiguen las emisiones contaminantes, impulso a las ciudades sostenibles, a la energía sostenible, entre otros aspectos que componen a la economía verde.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) indica que México tiene la necesidad de fortalecer los procedimientos de evaluación de impacto ambiental, la economía verde, la reducción de contaminación plástica en mares y el cuidado de la capa de ozono.

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro

Dejar un comentario