Comunicados de Prensa

COVID-19 mete reversa a equidad de género, alerta ONU

La pandemia ha generado retrocesos en los niveles de participación laboral de mujeres y aumentó la sobrecarga de cuidados.

Erika Barón

Aún en la actualidad, los hombres ocupan mejores puestos laborales, tienen sueldos más altos, mayores prestaciones, alcanzan un mayor nivel educativo y prácticamente no se enfrentan a la violencia o al acoso por parte del sexo opuesto, gran parte de ello producto de los estereotipos de género que la sociedad mexicana ha perpetuado por siglos, de acuerdo con información del Atlas de género, del Inegi.

Lo anterior se torna más claro si revisamos datos del Coneval donde se indica que, en 2018, las mujeres dedicaron en promedio 23 horas a la semana a quehaceres domésticos, en tanto que los varones destinan apenas nueve horas en el mismo lapso.

En este sentido, Belén Sanz, representante de la Organización de las Naciones Unidas en México (ONU), indicó que hoy en día la autonomía económica de las mujeres no ha dejado de ser un tema pendiente, y el Covid-19 está produciendo involuciones, pues generó “retrocesos en los niveles de participación laboral” y aumentó la “sobrecarga de los cuidados”.

Lo anterior se debe a estructuras sistémicas que generan brechas en el desarrollo de las niñas y las mujeres en relación con los hombres, las cuales reproducen y normalizan estereotipos discriminatorios que, a escala, son causa y consecuencia de la violencia extrema, expresada en desapariciones forzadas, violencia física, violencia sexual o violencia feminicida, cifras que se agudizaron con la llegada de la pandemia por Covid-19.

Al respecto, Magdalena Ferreira Lamas,vicepresidenta y gerente general Avon para los mercados del Norte de Latinoamérica, expuso a Expok que, si bien es verdad  pandemia ha generado muchas limitaciones a la hora de conseguir trabajo, “las herramientas digitales son un gran camino para apoyar a las mujeres para tener un negocio independiente y flexibilidad”.

Y por ello resaltó la importancia de promover iniciativas en conjunto con todos los sectores de la sociedad, y así generar esfuerzos compartidos que nos ayuden a generar cambios de impacto social que impulsen el desarrollo de las mujeres en México.

“Actualmente si no establecemos sinergia entre gobierno, sociedad y empresas probablemente será más difícil generar un cambio”, destacó Sara Peredo, directora de reputación y comunicación corporativa Avón.

Cabe mencionar que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, si las mujeres pudieran participar en el mercado laboral de la misma manera que los hombres, el PIB de cualquier economía podría aumentar alrededor de 26%, y más se sustenta la importancia femenina en el mercado laboral por su participación en las actividades terciarias (comercio y servicios), que representan 65.2% del PIB nacional: de los 34.67 millones de ocupados en la República Mexicana, 50.2% se refiere al género femenino.

Proigualdad, una iniciativa que impulsa el desarrollo sostenible

Hace unos días, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), en coordinación con al menos 72  instituciones, lanzó Proigualdad 2020-2024; un programa que engloba diferentes acciones para atender la precariedad en la que viven miles de mujeres en nuestro país y apuntando a 6 ejes prioritarios con 37 estrategias y 267 acciones en favor de la igualdad de género:

1. Potenciar la autonomía económica de las mujeres.

2. Generar las condiciones para reconocer, reducir y redistribuir los trabajos domésticos y de cuidados de las personas entre las familias, el Estado, la comunidad y el sector privado.

3. Mejorar las condiciones para que las mujeres, niñas y adolescentes accedan al bienestar y la salud sin discriminación desde una perspectiva de derechos.

4. Combatir los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes. 5. Posicionar la participación igualitaria de las mujeres en la toma de decisiones en los ámbitos político, social, comunitario y privado.

6. Construir entornos seguros y en paz para las mujeres, niñas y adolescentes.

Cuyas metas a cumplir rumbo al 2024 son potenciar la autonomía económica de las mujeres; generar condiciones para redistribuir los trabajos domésticos y de cuidados en las familias, el Estado, la comunidad y el sector privado; mejorar las condiciones de acceso a la salud de niñas, adolescentes y adultas; combatir los distintos tipos de violencia de género; una mayor participación de las mujeres en la toma de decisiones; y construir entornos seguros y de paz para ellas.

Marta Ferreyra Beltrán, Directora General de Autonomía y Empoderamiento para la Igualdad Sustantiva del Inmujeres, detalló a Expok que la participación de la Iniciativa Privada está presente todos los objetivos de Proigualdad, pero es parte fundamental de los primeros dos.

Es por ello que exhortó a todas aquellas empresas que quieran aportar a terminar con cualquier brecha de desigualdad se acerquen al Inmujeres, comenzando por obtener la certificación de la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación, que hoy en día tienen 450 centros de trabajo de los cuales más de la mitad pertenecen al sector privado.

Informó que un claro ejemplo de aquellas empresas que han participado con el gobierno se refleja en programa de capacitación y acompañamiento para micro, pequeñas y medianas empresas, dirigida a mujeres en busca de explorar el mundo del comercio electrónico, en el cual se apoya a las mexicanas a entrar a Mercado libre a través de una plataforma de capacitación.

“La cual ha facilitado el acceso de estas emprendedores al comercio electrónico” y, por lo tanto, a pasar de la informalidad laboral a un ámbito legal y con mayores beneficios, detalló Ferreyra Beltrán.

Subrayó que a través de este tipo de capacitaciones las mujeres conocen herramientas legales, modelos de emprendimiento rápidos y eficaces, redes de empresarias, modelos de cooperativas y modelos sustentables; “pues en la actualidad las mujeres no sólo quieren aprender sino tener modelos de vida que aporte algo a su comunidad”.

Además del Mercado Solidario, que visibiliza los negocios de mujeres a partir de la tecnología de georreferenciación; la instalación de tienditas de abarrotes por parte de mujeres sobrevivientes de violencia, con el apoyo de las “Tandas para el Bienestar”, de Segalmex-Diconsa y la colaboración de las Instancias de las Mujeres de las Entidades Federativas y el Inmujeres.

“Actualmente el mayor obstáculo de las mujeres emprendedoras es que tienen pocas redes de comunicación y, por lo tanto, no cuentan con la información sobre los recursos que el Estado proporciona a las empresas o suelen tener problemas para obtener créditos porque las propiedades no están a su nombre y eso es lo que queremos cambiar”,  culminó.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario