Él quiere ser el primer piloto con Síndrome de Down en acabar la «carrera más dura del mundo», ¡entérate!

Desde unos días antes de que se realizara el Rally Dakar 2019, los ojos del mundo estaban puestos sobre Lucas Barron, un joven peruano con síndrome de Down. El motivo: Por realizar la llamada por muchos la carrera más peligrosa del mundo, o la más exigente del planeta.

Barron dice que el objetivo era terminar la ruta y llegar a la meta. Junto con su padre, Barron pudo concursar como copiloto de la carrera y hacer historia.

Actualmente el competidor tiene 25 años y su participación que se realizó en Perú, se ha convertido en el primer piloto con esta condición genética en participar en esta carrera.

Competidor con síndrome de Down en el Rally Dakar

Durante meses, Barron se preparó para esta carrera donde más de 500 pilotos buscaron completar los cinco mil kilómetros que separan la primera de la última etapa. Una de las características de esta carrera y su dureza es que alrededor del 70% de esta se disputa corriendo entre dunas de arena.

Lucas será el primer competidor con síndrome de Down en 41 años de historia del Dakar.


Él es la primera persona con síndrome de Down en participar como competidor en el Rally Dakar 2019.

Twittea esta frase.


Antes de la competencia, Lucas declaró a medios internacionales que la carrera es buena para él. «Será fácil porque sabemos la ruta».

Los Barrón participan en la categoría SXS de la prueba motorizada más dura del mundo, que se correrá entre 6 y 17 de enero en suelo peruano.

Dentro de la competencia hay diferentes categorías: Desde autos, motos o camiones.

El padre de Lucas dice que su hijo es los ojos del coche, ya que al disputarse en dunas y terrenos, y no en circuitos, le es imposible al piloto, en este caso Jacques observar que tan cerca están o se acercan sus rivales. Además Lucas debe ir dándole las indicaciones a su papá para completar las etapas con las indicaciones que reciben por parte de la organización.

Según lo explicó su padre, él no tuvo ningún contratiempo con los organizadores del Dakar  para inscribir a su hijo en la competencia. El requisito fue el mismo que sigue cualquier competidor: pasar todos los exámenes médicos y contar con los documentos exigidos.

«Lucas obtuvo la licencia de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para participar en Dakar».

El propio Lucas afirmó en la entrevista previa a la competición: ¨si quieres hacer algo especial, trabaja duro y alcanza la meta dando un ejemplo de superación a todo el mundo.

Lucas no tiene miedo a nada, sabe que si surge algún problema mecánico sabe cómo ver la temperatura de la faja, aceite y presión de los neumáticos.

Hasta el momento, se puede decir que los problemas mecánicos no han impedido que los Barrón completen la tercera etapa del rally.

Superaron al piloto español Carlos Sainz, que se encontraba detenido en los primeros kilómetros tras haber roto una rueda a causa de un golpe contra un agujero que había en el terreno.

«Las personas con síndrome de Down desarrollan ciertas capacidades. Lucas puede desarrollarse en cualquier deporte».

Los Barron lograron llevar el coche durante casi 500 kilómetros hasta Arequipa, donde tratarán de repararlo para poder reincorporarse a la carrera después de la jornada de descanso que el rally tendrá.

Ellos aprovecharán la novedad en la reglamentación de este Dakar, que permite volver a la carrera a los autos y camiones que abandonen en la primera semana de competición.

 

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.