RSE

Cómo ver el Mundial en la oficina responsablemente

Recursos humanos

La larga espera rumbo al inicio de la Copa Mundial 2014 en Brasil llega poco a poco a su fin, estamos a unas horas de que arranque este gran evento deportivo y los planes con los amigos para disfrutar en grupo de los diferentes partidos desde luego que no se hacen esperar. Por desgracia los encuentros de la selección mexicana están programados en horario laboral, así que ¿habrá que perderse la transmisión en vivo?

De acuerdo con estudios realizados por Manpower, en México un 78% de las compañías se manifiesta a favor de que sus colaboradores vean los partidos desde la oficina y un 11% aceptará que salgan de su espacio de trabajo con el fin de disfrutar el Mundial. Sólo otro 11% ha manifestado que no permitirá que sus colaboradores se unan como espectadores del evento en horas de trabajo.

Además de reducir el impacto de las distracciones y el ausentismo producido por los juegos, permitir la entrada de la fiebre mundialista en las organizaciones ofrece un bono en el salario emocional de los trabajadores y contribuye a crear un mejor ambiente laboral, llegando incluso a incrementar la productividad.

Por supuesto la decisión de cada organización depende en gran medida de la naturaleza de sus actividades, para algunas empresas de servicios resultaría difícil modificar sus horarios, por ejemplo. Sin embargo existen soluciones que seguramente se adaptarán a las necesidades de cada una para permitirles adquirir los beneficios en productividad y clima organizacional que vienen con este evento internacional.

Las jornadas reducidas de trabajo pueden ser una excelente opción cuando las actividades de la empresa así lo permiten, sin embargo estas pueden traducirse en tiempo perdido si no se planean adecuadamente. Para convertirlas en una inversión dentro de la organización pueden combinarse con planes de integración para ver el juego en compañía del equipo de trabajo en un lugar externo.

En las empresas donde las jornadas reducidas afectan directamente la productividad, los horarios flexibles pueden ser una alternativa viable. Negociar el momento para reponer las horas de trabajo afectadas durante la transmisión de los juegos permitirá cumplir con los tiempos de entrega oportunamente.

Las pantallas en los pasillos y espacios de recreación pueden adaptarse a las necesidades de algunas empresas, sin embargo es muy importante tomar en cuenta que significarán una distracción si su distribución carece de una planeación adecuada o se encuentran cerca de colaboradores que requieran un alto nivel de concentración, no sólo a nivel visual sino también auditivo.

Implementar un modelo de espacios flexibles es otra de las alternativas por las que las empresas pueden optar para aprovechar la fiebre mundialista. Quienes así lo deseen pueden trabajar desde un lugar distinto, como una cafetería o sala de juntas, mientras observan los partidos.

De esta forma el evento se convertirá en una oportunidad de encuentro entre los miembros de la compañía y traerá beneficios tangibles en la motivación de los empleados y la comunicación interna, en lugar de convertirse en motivo de frustración, ausentismo y decremento de la productividad.

Y ustedes ¿ya están listos para disfrutar del Mundial?

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact