IKEA planea entregar sus productos en vehículos eléctricos, ¿será una buena idea?

El minorista sueco, IKEA, conocido por sus muebles listos para ensamblar, se comprometió para el año 2025 a que vehículos eléctricos entreguen la porción de la última milla de todos los envíos de productos a los clientes. Lo que significa un gran avance para la empresa. ¿Será posible esta innovación?

La empresa tomó la decisión en 2018, cuando el entonces gobernador de California Jerry Brown reunió a los líderes mundiales del clima en San Francisco para su Cumbre de Acción Climática Global, el CEO de IKEA, Jesper Brodin, aprovechó la oportunidad para anunciar este compromiso tan importante en temas de transporte.

Para comenzar a trabajar en esta meta, Inkga Group, la empresa matriz de IKEA, dijo que planea electrificar su entrega de última milla en Shanghai, París, Los Ángeles, Nueva York y Ámsterdam para el año 2020; sí, el próximo año. Esta innovación, ¿será posible?

A comienzos de 2019, la empresa dijo que ya había logrado ese objetivo a principios de Shanghai. Cada entrega de IKEA en Shanghai se realiza en un vehículo eléctrico.

En un mercado en el que muchos propietarios de flotas de camiones están empezando a pilotar vehículos eléctricos, ¿cómo pudo IKEA realizar esa tarea y cómo alcanzará la compañía el resto de sus objetivos de entrega en la última milla?

La directora de movilidad sostenible de IKEA, Angela Hultberg, aseguró en una entrevista que se necesitan unir esfuerzos, básicamente, IKEA tiene que convencer a sus socios de flota de que la entrega eléctrica de la última milla es el camino a seguir.

IKEA no posee su propia flota, y sus productos se entregan a través de aproximadamente 10,000 vehículos en todo el mundo que son operados por socios de entrega como DHL, UPS y PostNord (servicio postal sueco y danés).

El argumento…

La compañía tiene la certeza que existirá un retorno de la inversión para esto, porque los costos de mantenimiento y los costos operacionales de los camiones de reparto eléctricos son más bajos que lo camiones convencionales de diesel tradicionales

De hecho, un informe publicado por el North American Council for Freight Efficiency encontró que una furgoneta de reparto urbano de servicio mediano que tiene una ruta estable de entre 50 y 100 millas por día podría ser uno de los vehículos comerciales más antiguos que operan económicamente. Esto se debe a que la carga se puede hacer de manera predecible, el tráfico de parada y avance puede aprovechar el frenado regenerativo y hay un punto dulce de millas recorridas (suficientes millas para ahorrar dinero en combustible, pero no demasiado para exceder el rango de la batería).

Los gigantes de entrega UPS, FedEx y DHL han estado comprando furgonetas eléctricas de entrega donde tiene sentido en ciudades específicas. DHL estableció un objetivo de operar el 70 por ciento de los servicios de entrega de primera y última milla con «modos de transporte limpios» para 2025. El mes pasado, la compañía dijo que lanzaría 30 furgonetas de entrega eléctrica en el área de la Bahía de San Francisco fabricadas por Workhorse Group .

Los VE son la mejor opción en el mercado hoy en día para reducir las emisiones de carbono en el transporte, dijo Hultberg. «Lo que está disponible hoy es lo suficientemente bueno para comenzar. Ya está aquí», dijo.

También está «el costo de no hacer esto», dijo Hultberg. Un par de ciudades en Europa planea prohibir que los vehículos que funcionan con combustibles fósiles ingresen a ciertos centros urbanos.

Por lo tanto, si IKEA no tenía opciones de entrega de vehículos con cero o con bajas emisiones de carbono, es posible que no pueda entregar mercancías en ciertos lugares de Europa.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.