Noticias RSE RSI

Cómo pedir a colaboradores, familiares y extraños que usen cubrebocas

Expertos comparten la forma de abordar conversaciones difíciles sobre el uso de cubrebocas, el distanciamiento social y otros protocolos de seguridad.

Diana Shi afirmó recientemente en FastCompany que a medida que la tasa de coronavirus continúa subiendo aceleradamente a través de los Estados Unidos, muchos de nosotros estamos siguiendo medidas de protección: lavarnos las manos frecuentemente y usar cubrebocas.

No obstante, a pesar de la evidencia de que el uso de cubrebocas y el distanciamiento social disminuyen las tasas de infección por COVID-19, no todos lo hacen. En una reciente encuesta de Gallup, el 18% de los estadounidenses dijo que “rara vez” o “nunca” ha usado un cubrebocas cuando está fuera de sus casas.

Entonces, ¿cómo reaccionar cuando tu compañero de compras, de trabajo, o incluso amigos y familiares se desentienden o deciden ignorar por completo las precauciones de seguridad?

Según dos expertos -Rodolfo Mendoza-Denton y Laurie Weingart, educadores especializados en relaciones intergrupales y conflictos, respectivamente, estas cuestiones pueden ser difíciles y depender en gran medida de la situación.

Así que para enfrentarla y saber cómo lidiar con ella, te compartimos algunos tips que te ayudarán a abordar estas conversaciones de manera efectiva.

Cómo hablar con amigos y familia

A pesar de que el número de casos ha aumentado, es comprensible que mucha gente pierda el aspecto social de la vida normal. Encontrar formas de conectar con los demás es importante para el bienestar personal, especialmente en tiempos de estrés. Pero es importante saber que el riesgo se encuentra presente, y que algunas actividades sociales son más peligrosas que otras.

Si estás considerando una reunión socialmente distante, establece de antemano tus expectativas con amigos o familiares.

Para empezar, ambos expertos con los que hablamos recomiendan iniciar la conversación desde un lugar de respeto.

Cuando llegues al bar o a la fiesta con tu grupo de amigos, probablemente sea un poco tarde.

Yo abogaría por establecer las normas y dejarlas claras antes de que te dediques a la actividad. Una vez que consigas ese acuerdo inicial, puedes seguir adelante. Y si no puedes llegar a ese acuerdo, entonces tienes la opción de excluir [a esas personas] o sacarte a ti mismo de la ecuación.

Mendoza-Denton, profesor de psicología en la Universidad Berkeley de California.

Tus amigos y familiares pueden estar en desacuerdo sobre el uso del cubrebocas y el distanciamiento social debido a las ideas discrepantes sobre las necesidades individuales.

Weingart, profesor de comportamiento y teoría organizacional en la Escuela de Negocios Tepper de Carnegie Mellon, dice que profundizar en estas causas de raíz puede ayudar a la gente a manejar mejor las situaciones de tensión.

Tenemos este gran conflicto sobre el uso de un cubrebocas y el distanciamiento social cuando en realidad se trata de un conflicto entre ‘¿Te preocupas por mí y mi seguridad?’ VS ‘¿Me preocupo por ti en términos de tu autonomía?’.

Weingart, profesor de comportamiento y teoría organizacional en la Escuela de Negocios Tepper de Carnegie Mellon.

Estas ideas diferentes, sin una conversación adecuada, pueden crear una falta de comprensión. “Si no sacamos a la superficie esas cosas, así como la forma en que vamos a abordar ambas a la vez, nunca vamos a resolver el problema de bajo qué circunstancias debemos usar cubrebocas, la distancia social, etc.”.

Cuando tengas conversaciones difíciles, especialmente con personas cercanas a ti, intenta hacer lo mejor para abordarlas en un momento en el que crea que no están a la defensiva. “Se necesita una cierta habilidad para ser empático y generar empatía en ellos. Hay que elegir los momentos“, afirma Mendoza-Denton, profesor de psicología en la Universidad Berkeley de California.

Si sales con un grupo de amigos, es mejor tratar de hablar con ellos en un momento en que estén listos, cuando no estén a la defensiva y haya una sensación de cercanía mutua.

Mendoza-Denton, profesor de psicología en la Universidad Berkeley de California.

En el caso de entrar a reuniones sociales en las que puede ser difícil controlar tu entorno, y por lo tanto la presencia potencial del coronavirus, la preparación es el primer paso. A partir de ahí, haz todo lo posible para establecer de antemano las pautas del uso de cubrebocas y limitar el número de personas dentro de una distancia de dos metros. Puede ser útil elegir un lugar en el que se establezcan y se hagan cumplir los reglamentos sobre el uso de cubrebocas y otros protocolos de salud. De esta manera, no tendrás que asumir el pesado manto de “ejecutor de reglas”.

Si quieres hablar abiertamente con sus amigos, presta atención a tu tono. Expresarse, enfatizar y mantener la conversación equilibrada, es un acto complejo. Weingart dice que debes “mantener una contención en la intensidad de las cosas, para que las situaciones no se intensifiquen, pero al mismo tiempo ser directo al compartir tus preocupaciones“.

Ten en cuenta que si tus amigos y tú han tenido conversaciones difíciles en el pasado y sobrevivieron, este es un caso similar en el que no deberías tener miedo de hablar. De hecho, la investigación muestra que las personas frecuentemente predicen erróneamente las reacciones de otras personas a la comunicación abierta y honesta.

Cómo hablar con los compañeros de trabajo

A medida que la gente comience a regresar a las oficinas, más personas también tendrán estas conversaciones difíciles con sus compañeros de trabajo.

Con tus colegas de trabajo, Weingart sugiere enfocarse inicialmente en lo positivo, incluyendo la práctica de la escucha activa y la empatía así como la consideración de objetivos compartidos. Si notas que un compañero de trabajo no lleva un cubrebocas o no se lava las manos con frecuencia, no debes lanzarte a su cuello intempestivamente, sobre todo porque esto puede resultar en una respuesta a la defensiva.

En su lugar, considera que tu compañero de trabajo podría estar temporalmente fallando y no está descuidando las reglas intencionalmente. Acércate a tu colega con un lenguaje no restrictivo, evita las frases “deberías”, y dale una idea para que se identifique contigo. Podrías compartir que tú estás en riesgo o que vives con individuos en riesgo de contraer el virus.

No vas a ir inmediatamente a señalar los errores de alguien o a acusarlo de mal comportamiento. Vuelves [a ellos] con el entendimiento de que no vienen del mismo lugar que tú.

Weingart, profesor de comportamiento y teoría organizacional en la Escuela de Negocios Tepper de Carnegie Mellon.

Al tener estas conversaciones con los compañeros de trabajo y abordar los objetivos compartidos te dará un punto de partida mutuo. Por ejemplo, puedes plantear tu objetivo de “mantenerse sano” o “detener la propagación del virus” y ver si tu colega está en la misma página. Lo ideal sería que tú y tu compañero de trabajo se pusieran de acuerdo sobre estos fundamentos para superar la pandemia.

Cuando busques un lugar para estas discusiones, elige uno fuera de la vista del público para que no parezca que una persona se está confabulando con otra, lo que puede convertir una conversación en una discusión.

Finalmente, si todo lo demás falla, Mendoza-Denton dice que recurrir a la gerencia u otros organismos autorizados es siempre una opción, especialmente si tu lugar de trabajo ya ha establecido pautas claras.

No abogo por ser la persona que está en la cima de la moral en una situación en la que hay una clara directriz institucional, puedes plantear tu preocupación una vez, pero entonces es mejor llamar a la gerencia y asegurarte de que la apliquen. Es tu derecho estar protegido por la empresa y dejar que se ocupen de ello.

Mendoza-Denton, profesor de psicología en la Universidad Berkeley de California.

Para ayudar a evitar intercambios incómodos entre los trabajadores, tu gerencia debe centrarse en establecer precedentes de seguridad, haciendo preparativos antes de que el espacio de trabajo se vuelva a abrir. Esto significa instituir políticas oficiales, pero también modelar el comportamiento basado en normas que quieren ver en sus empleados. Además, los gerentes no deben olvidar que muchas de estas medidas de salud no están completamente arraigadas. Muchos empleados necesitarán que se les recuerde.

Poner carteles en la oficina puede parecer tonto y redundante, pero creo que son muy útiles para ayudar a recordar a la gente que necesita lavarse las manos o usar desinfectante de manos regularmente y dejarse el cubrebocas puesto”.

Weingart, profesor de comportamiento y teoría organizacional en la Escuela de Negocios Tepper de Carnegie Mellon.

Cómo hablar con extraños en espacios públicos

Con muchos estados reabriendo en tiempos dierentes, los espacios públicos pueden sentirse claramente inseguros. Cuando vas al supermercado, a la oficina de correos o a los restaurantes, ambos expertos hacen hincapié en centrarse en las situaciones que puedes controlar.

Si te encuentras con alguien que no cumple con las medidas de salud, puedes pedirle amablemente que se ponga un cubrebocas una vez. Pero después de eso, no te sienta presionado para mediar en la situación tú mismo.

Puede que sea el momento de liberarse o de entregar la ejecución a un gerente o autoridad dentro del espacio público.

Para evitar una discusión, la mejor opción puede ser desentenderse y llamar a la administración, por más difícil que sea. Es responsabilidad de la dirección hacer cumplir las normas de distanciamiento social.

Mendoza-Denton, profesor de psicología en la Universidad Berkeley de California.

Especialmente en los casos en que se interactúa con extraños, puede ser muy difícil determinar cuán receptiva sería una persona a hablar cortésmente o a abrirse a otra perspectiva. Sin embargo, si te sientes incómodo por el hecho de que no llevan un cubrebocas o el distanciamiento social, el comportamiento en sí mismo es un indicador.

Con los extraños en particular, no tienes la posibilidad de saber cuándo están más dispuestos a escuchar. Pero si no llevan un cubrebocas o distanciamiento social, te dice sus actitudes probables.

Mendoza-Denton, profesor de psicología en la Universidad Berkeley de California.

Si tu conversación con un extraño se vuelve acalorada, tómate un momento para revisar lo que está en juego: ¿Necesito estar en este restaurante o en el parque? ¿Puedo volver mañana para recoger este artículo de comestibles? Cuando otra persona intensifica un intercambio y lo convierte en una discusión, una respuesta inteligente es una reacción tranquila y no antagónica.

No hay nada tan importante que estemos haciendo en una tienda de comestibles que no podamos simplemente irnos.

Creo que le quita el aire a la gente cuando los ignoras, y les da oxígeno cuando reaccionas.

Weingart, profesor de comportamiento y teoría organizacional en la Escuela de Negocios Tepper de Carnegie Mellon.

En última instancia, tu trabajo es proteger tu propia salud y tus prioridades. Mientras que otras personas puedan tomar decisiones que vayan en contra de las directrices o que no tengan sentido para ti, no te sientas presionado a solucionar los problemas si tu propia salud está en peligro.

En el calor del momento, puede ser muy difícil tener estas conversaciones. Pero es importante tener en cuenta que no es tu responsabilidad exponerte a la violencia o a un posible daño personal.

Mendoza-Denton, profesor de psicología en la Universidad Berkeley de California.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]