RSE

Cómo impulsar el liderazgo en las mujeres según Sheryl Sandberg

Escrito por María José Evia H

Por: María José Evia H. Google
vayamos-adelante
Sheryl Sandberg es una mujer diferente en muchos sentidos: ha triunfado en el “club de Tobi” de la tecnología con puestos en Google y Facebook (donde actualmente es directora de operaciones), su fortuna se calcula en un billón de dólares, es una de las mujeres más poderosas de la revista Forbes y… admite que es feminista.

Esto último puede no parecer importante, pero lo es cuando recordamos que grandes ejecutivas, artistas y hasta políticas suelen alejarse de “la palabra con F”. Sin ir más lejos, Marissa Mayer, ex compañera de Sandberg en Google y actual CEO de Yahoo! se ha distanciado en más de una ocasión de la etiqueta. Que Sandberg se atreva a decir públicamente que se considera una feminista y además escriba un libro al respecto es decididamente inusual.

“Vayamos adelante: las mujeres, el trabajo y la voluntad de liderar” (“Lean In: Women, Work and the Will to Lead”, en inglés) tiene sus raíces en una plática TED que dio Sandberg hace dos años y que al día de hoy cuenta con poco más de 633, 000 vistas en You Tube. Titulada, “Por qué hay pocas mujeres líderes”, la conferencia se centró en dar estrategias y tips a las mujeres que quieren liderar.

El libro sigue esta misma línea: como bien anticipa la autora en la presentación, la principal crítica que se le puede hacer es que se centra en qué pueden hacer las mujeres para “ir adelante” y no en los obstáculos institucionales que sistemáticamente impiden este avance. Sandberg ofrece una cantidad impresionante de datos y estadísticas, algunos específicos para México, (llenando 43 páginas tan solo con referencias) que demuestran que las mujeres son penalizadas en el mundo laboral si demuestran asertividad y ambición, pero aún así sostiene que los cambios están en sus manos.

Además de los datos duros, el libro está lleno de anécdotas tanto de la vida laboral de la autora, como de sus amigas y colegas. Muchos pueden aplicarse a otros puestos, como el capítulo en el que discute lo que sucede cuando es inevitable llorar en la oficina, algo que puede sucederle a cualquiera…aunque no a todas nos puede consolar Mark Zuckerberg. Y es ahí donde el libro pierde un poco el piso. Las experiencias de Sandberg han sido en puestos de dirección en el Departamento del Tesoro y en dos de las empresas más importantes de tecnología. A pesar de que ella se unió a Google cuando se trataba de una compañía pequeña y a Facebook hace ya cinco años, siempre ha estado en una posición de toma de decisiones.

No puedo negar que aprendí algunas cosas en el libro. La más importante de todas: elegir puestos no por su prestigio inicial, sino por la capacidad de crecer. Esta fue la estrategia de Sandberg al aceptar su primer puesto en Google, y le funcionó perfectamente. También hay algunos buenos tips para aprender a negociar salarios y para encontrar y conservar a un mentor- básicamente: no lo busques, deja que sea una relación natural.

El principal problema de “Vayamos adelante”, me parece, es que no define su audiencia. Una mujer en un puesto bajo o medio, no podrá realmente beneficiarse de las sugerencias de Sandberg, mientras que una que ya sea líder, no las necesita. Como sugiere Mark Zuckerberg en la contraportada, tal vez el lector ideal es un hombre en una posición de poder, que encontrará en el texto muchas razones para ayudar a sus subalternas a alcanzar su máximo potencial.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

1 comentario

Dejar un comentario