¿Cómo funciona un programa de Combustibles Alternos? – ExpokNews

banner-horizontal-cruz-azul-01

Cruz Azul, una Empresa Socialmente Responsable responde:

El programa de combustibles alternos consiste en la recepción, almacenamiento temporal, reciclaje energético y co-procesamiento de residuos peligrosos y de manejo especial en los hornos cementeros, cumpliendo con los términos de la normatividad aplicable, así como con la incorporación de materiales susceptibles de utilizarse como materia prima en el proceso de elaboración del cemento.

¿Qué hace Cruz Azul como una empresa socialmente responsable?

Cruz Azul a través de la Gerencia de Optimización Corporativa de la Planta de Hidalgo, implementa este programa, que ayuda a la preservación del medio ambiente y ofrece un servicio a diferentes entidades federativas, dirigiendo sus esfuerzos para lograr un entorno más limpio, disminuyendo los riesgos ambientales y cumpliendo con todos los requerimientos y ordenamientos legales en la materia.

La Cooperativa La Cruz Azul estableció un convenio con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Cámara Nacional del Cemento (CANACEM), con el objetivo de fortalecer las acciones para fomentar el aprovechamiento de residuos dentro de los procesos productivos de la industria cementera, logrando su participación en materia de preservación y mejoramiento del ambiente y aprovechamiento racional de los recursos naturales.

Cruz Azul mantiene una constante búsqueda para generar alianzas con autoridades municipales y estatales, para asegurar que los residuos peligrosos y de manejo especial reciban el tratamiento adecuado y necesario para salvaguardar la integridad de los ciudadanos y preservar el medio ambiente; así como eliminar los rellenos sanitarios como destino final de residuos no peligrosos, los cuales pueden ser captados desde sus generadores para ser destruidos térmicamente en los hornos cementeros.

¿Cuáles son los resultados que Cruz Azul ha obtenido?

En el 2013 se tuvo un co-procesamiento de 5,621 toneladas de llantas de desecho; 10,278 toneladas de residuos de manejo especial; 29,799 toneladas de tierras contaminadas y lodos con hidrocarburos; 5,378 toneladas de basura industrial (residuos peligrosos); y 366 toneladas de combustible alterno líquido, lo que representa una disposición en hornos del 82% de los residuos recibidos y una sustitución de combustibles fósiles del 7%.

La Cooperativa La Cruz Azul a través de la ejecución de esta práctica permite prevenir, restaurar, preservar y mitigar posibles afectaciones en el ecosistema, derivadas de impactos medioambientales generados por la sociedad, logrando una mejor estabilidad del entorno y recursos naturales circundantes. Asimismo, se generan beneficios económicos a través de la reducción de costos por el ahorro generado por la sustitución de combustibles fósiles por alternos, reduciendo significativamente los niveles de emisiones GEI (Gases de Efecto Invernadero), y demostrando el nivel que ha conseguido la organización en la eficiencia de sus procesos de producción.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

1 comentario