RSE

Cómo el Empire State Building usa lo último en tecnología para ser más sustentable

Por: María José Evia Herrero

El Empire State Building es un símbolo de la sociedad moderna. Desde su inauguración en 1931 ha aparecido en películas, fotografías y series de televisión como un icono de Nueva York, convirtiéndose en parte de la cultura popular como pocos otros edificios antes y después. Pero los tiempos han cambiado y ahora es también un ejemplo de los beneficios de la energía eficiente.

Como reporta GreenBiz, el Empire State llevó a cabo una remodelación de su sistema energético, una decisión que tiene beneficios ambientales, económicos y sociales.

Esta renovación reducirá el uso de energía en un 24%, ahorrando 2.4 millones de dólares el primer año. Realizada por un equipo compuesto por
la Empire State Building Company, LLC; Johnson Controls, Inc., Jones Lang LaSalle y el Rocky Mountain Institute, la acción ahorró 4 mil toneladas métricas de carbón en un año (lo mismo que un bosque de 750 acres) y se espera que, cuando se haya completado, el edificio reducirá sus emisiones por 105, 000 toneladas métricas en 15 años.

En Estados Unidos, los edificios son el principal consumidor de energía: los 120 millones de ellos usan el 42% de la energía de la nación. por lo tanto, no basta con que las nuevas construcciones estén equipadas para consumir menos, sino que las existentes deben también modernizarse. Aquellas que lo hacen, se convierten en mejores productos y son más competitivos, ya que los beneficios hacen felices a los inquilinos, reduciendo las tasas de vacantes y aumentando el valor del edificio en el mercado.

La renovación del Empire State Building demuestra que la eficiencia energética se trata también de dinero, y se asegura de conservar el status simbólico del rascacielos como uno moderno y vanguardista.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario