3er Sector

Casa de la Amistad combate cáncer, pero les faltan recursos

Tenía 17 años y estaba a tres meses de terminar su bachillerato cuando Luis Guillermo recibió el diagnóstico de leucemia.

“Un día antes estaba en mi casa, hasta jugando futbol, pero mi mamá me vio un color medio pálido y me mandó hacer unos estudios.

Luego, fuimos con el médico de la capilla, me revisó y fue quien detectó que tenía leucemia”, recuerda el joven Fue así como empezó su experiencia con los hospitales, las quimioterapias, los medicamentos y se enfrentó a la idea de la muerte.

“Fue un golpe muy fuerte (…) Cuando empezó sus quimioterapia nos hablaron de 30, 40 mil pesos y eran 10 ciclos.

Yo pensaba: ¿Dios mío, de dónde vamos a sacar todo eso?”, recuerda su madre, Lourdes Huerta.

Ellos son de las familias que han enfrentado a la leucemia de la mano de la Casa de la Amistad para Niños con Cáncer, Institución de Asistencia Privada (IAP).

Esta institución de asistencia privada brinda servicios de albergue y banco de medicamentos a pacientes con cáncer, desde niños recién nacidos hasta jóvenes de 21 años.

Para apoyar sus tratamientos requieren inversiones de entre 150 mil y hasta 400 mil pesos, explica la presidenta de la institución, Luz María Fernández de Rodríguez Peña.

Si los niños están inscritos en el programa Seguro Popular – que les apoya con algunos medicamentos- el costo para la Casa es de 150 mil pesos; si no es beneficiario, se eleva hasta 260 mil pesos.

En tanto, los tratamientos de jóvenes como Luis Guillermo requieren de 400 mil pesos, ya que sus medicamentos son más fuertes y se administran de acuerdo a peso y edad.

Tras dos años de tratamiento, Luis Guillermo acude cada ocho días a la Casa para recibir medicamentos, suplementos alimenticios, ayuda psicológica y también toma talleres de pintura, cerámica, entre otros.

Aunque debió abandonar sus estudios para atender su salud, hoy el joven es optimista pues ya se recupera del trasplante de médula ósea, que recibió de su hermanita Paulete.

“Lo importante es que no se pierda tiempo en el tratamiento, porque ahí está la diferencia entre la vida y la muerte”, agrega Fernández de Rodríguez, quien urgió a dar apoyos para atender a estos pacientes.

Este año, dijo, la institución requiere 38 millones de pesos para atender a los pacientes de cáncer, enfermedad que se ubica como la segunda causa de muerte infantil en México.

La Casa de la Amistad también tiene en lista de espera a 260 pacientes que son referidos por 32 hospitales del sector salud con los cuales trabaja en toda la República “El cáncer afecta a toda la familia porque es una enfermedad muy larga, muy costosa y que siempre te tiene en un vaivén; es como en una montaña que siempre vas para arriba, pero no sabes cuándo vas para abajo”, agregó la presidenta.

El cáncer, añadió, es una enfermedad silenciosa, de la que nadie quiere hablar, pero entra a la vida de las familias sin que se den cuenta.

“Los padres tenemos que estar alerta para cuando un niño cambia de forma de ser, porque algo puede estar pasando.

Hay que llevarlos al doctor y si no te convence, ir con otro, pero no dejarlo como algo pasajero”, advierte.

Un mal de cuidado

Un diagnóstico que golpea al País.

8.7% de los egresos hospitalarios de 2008 en México fueron por cáncer.

13% de las defunciones mundiales son por tumores malignos.

7.9 millones de muertes por año se calculan.

72% de ellas se registran en países de ingresos bajos y medios.

La OMS prevé que entre 2007 y 2030, aumentará 45% la mortalidad por cáncer a nivel mundial y estima que pasarán de 7.9 a 11.5 millones de defunciones por año.

Fuente: INEGI

¿Desea apoyar?

Casa de la Amistad para Niños con Cáncer, IAP
Scotiabank Inverlat Cuenta: 0010793857-8 Sucursal 069 CLABE: 004-180-001079385783
Banorte Cuenta 260-00554-5 CLABE: 072180002600055453
www.casadelaamistad.org.mx
Correo electrónico: cá[email protected]
Teléfonos: 30-00-69-00 Del interior de la República: 01800-112-11-29

Así lo dijeron

“El cáncer puede ser muerte, pero no en todos los casos, el 70 por ciento de los niños se salva si se detecta a tiempo y se da el tratamiento adecuado”. Luz María Fernández, presidenta de la Casa de la Amistad para Niños con Cáncer.

“Sentí muy feo cuando me dijeron que mi bebé tenía un tumor. Pensé ¿cómo?, si en mi familia nadie padece cáncer. Me deprimí cuando me dijeron que le iban a quitar un riñón. Lo importantes es que Dios me lo está dejando”. Yolanda Flores, mamá de un paciente.

“Cuando me dijeron que tenía leucemia yo pensé en la muerte, algo así, muy feo. Yo había tenido un primo lejano con leucemia, pero que no aguantó las quimios por su bajo peso. Yo me voy recuperando”. Luis Guillermo Araujo Huerta, paciente.

Fuente: Reforma, Ciudad, p. 2.
Por: Mirtha Ramírez.
Publicada: 15 de octubre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]