Ambiental

Cálculo y reducción del impacto de sus emisiones de gases de efecto invernadero

Conozca el modelo de cálculo del impacto de los gases de efecto invernadero para control operacional, tomado del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero. Artículo premiado por el centro de asesoría ambiental para la industria PNEAC.

¿Cómo podemos calcular el impacto de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, ahora que se habla generalizadamente en los medios del calentamiento global y la necesidad de ser “cada vez más verdes”? Aunque no hay en estos momentos una norma gubernamental de obligatorio cumplimiento en Estados Unidos, existe un estándar internacional voluntario que se destaca entre los demás y que ha sido aceptado por las principales corporaciones y organizaciones no gubernamentales como la referencia por defecto: el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GEI, o GHG por el acrónimo en inglés de Greenhouse Gas), que puede consultarse en detalle en el sitio www.ghgprotocol.org.

El estándar fue desarrollado por el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y el Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sustentable (WBCSD), entidades que cuentan en sus comités de trabajo con organizaciones como World Wildlife Fund, Naciones Unidas, Ford, BP, PricewaterhouseCoopers, y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos. Este sistema de rendición de cuentas lo utiliza el Programa Europeo de Intercambio de Emisiones y el Registro de Acción Climática de California. Con reconocimiento de la EPA (y utilizado en una versión ligeramente modificada en el Programa Voluntario de Líderes Climáticos de la EPA), la mayoría de las principales corporaciones, como GE, Johnson & Johnson, Wal-Mart y News Corporation, utilizan hoy el Protocolo GEI.

Una presión adicional para reportar el desempeño en este campo proviene de la exigencia que se espera de la EPA para empezar a informar en 2009 sobre la emisión de gases invernadero.

¿Cómo hacer los cálculos?

Existen básicamente dos modelos para elegir cuando se trata de hacer el cálculo del impacto de sus gases de efecto invernadero: el primero consiste en estimar lo que usted puede controlar en términos operacionales o financieros, o, en segundo término, calcular el ciclo completo de vida de su negocio. Este último análisis se conoce en ocasiones como de impacto de gases de efecto invernadero del producto o de la cadena de suministro.

En este artículo nos centraremos en el impacto de los gases de efecto invernadero del control operacional, que la mayoría de empresas reportan públicamente. Si desea conocer una lista de las empresas que han divulgado el impacto de su emisión de gases de efecto invernadero, puede consultar la referencia al Proyecto de Divulgación sobre el Carbono (CDP) que se muestra al final de este artículo. El proyecto DCP es el archivo más grande en el mundo de información sobre impactos de la emisión de gases de efecto invernadero, creado por diferentes compañías de inversión financiera, entre las que se encuentran Merrill Lynch y Goldman Saks. El CDP utiliza para sus reportes el Protocolo GEI.

Lo primero que debe hacerse para reportar el impacto de sus emisiones de gases de efecto invernadero es definir sus límites. Se necesita establecer aquellos que usted puede controlar operacionalmente (como es el caso de edificios propios o alquilados, vehículos y equipos), de manera que sea posible incluirlos en los cálculos.

El Protocolo GEI utiliza cinco principios orientadores que se utilizan al desarrollar la medición del impacto de la emisión de gases de efecto invernadero:

* integridad
* consistencia
* pertinencia
* exactitud
* transparencia

Si resaltamos dos de estos principios, podemos decir que la consistencia es importante porque el empleo de una metodología coherente será necesario a medida que sus operaciones cambien con el tiempo. La transparencia, por otra parte, resulta esencial con el fin de poder divulgar presunciones y hacer referencias para un seguimiento de revisión claro.

El Protocolo GEI requiere que se reporten seis gases: (1) dióxido de carbono (CO2), (2) metano (CH4), (3) óxido nitroso (N2O), (4) hidrofluorocarbonos (HFC), (5) perfluorocarbono (PFC), y (6) hexafluoruro de azufre (SF6). Estos son los mismos gases identificados durante el desarrollo del Protocolo de Kyoto. De estos, sólo CO2, CH4, N2O (los tres resultantes de la combustión) y los HFC (refrigerantes) se aplican normalmente a las operaciones de impresión.

El Protocolo GEI divide los tipos de fuentes de las emisiones en tres áreas de alcance. Las fuentes del área 1 son emisiones directas de las instalaciones, como:

* Plantas generadoras de emergencia
* Calderas de gas/calentadores de agua
* Vehículos de propiedad de la empresa o alquilados
* Montacargas de propano/elevadores de pinzas
* Refrigerantes (HFC)

El área de alcance 2 está constituida por la electricidad comprada para sus instalaciones. Tanto el área de alcance 1 como del 2 deben incluirse en los cálculos que usted haga, según el Protocolo GEI.

El área de alcance 3 comprende las emisiones indirectas de sus operaciones, como:

* Productos de materiales elaborados por sus proveedores (papel periódico/papeles, tintas, etc.)
* Vehículos reparto de los contratistas
* Desplazamiento de los empleados hacia y desde el lugar de trabajo
* Viajes aéreos de negocios

Las emisiones del área de alcance 3 son opcionales y el Protocolo GEI no exige su reporte. Algunas personas sostienen que la inclusión de estas constituiría una duplicación en el conteo de las emisiones, ya que las fuentes de sus emisiones en el área de alcance 3 podrían considerarse como las fuentes del área de alcance 1 de alguien más. No obstante, diversas empresas han optado por incluir algunas emisiones del área de alcance 3 en sus cálculos. News Corporation decidió, por ejemplo, incluir los desplazamientos aéreos para efectos de negocios.

Cuando complete las emisiones del área de alcance 3, usted obtendrá por defecto la mayor parte de la información necesaria para que desarrolle el ciclo de vida de su producto o la evaluación del impacto de sus emisiones de gases de efecto invernadero, ya que allí se incluye una revisión de sus proveedores, al igual que las emisiones de desecho.

Ejemplo de los cálculos

Veamos algunos ejemplos de los cálculos del impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero en diferentes áreas de alcance.

Ejemplo de área de alcance 1: generadores de emergencia

Emisiones de CO2e (toneladas métricas) = Utilización (gal) × factor de emisión de CO2 (kg CO2/gal) × 0.001 toneladas métricas/kg + (utilización (gal) × factor de emisión de CH4 (kg CH4/gal) × 0.001 toneladas métricas/kg) × 21 PCG + (utilización (gal) × factor de emisión de N2O (kg N2O/gal) × 0.001 toneladas métricas/kg) × 310 PCG

Debido a que los generadores de emergencia (y la mayor parte de la combustión con origen en el petróleo) emiten CO2, CH4, y N2O, la primera línea es la ecuación para el CO2, la segunda el componente de CH4 y la tercera el componente de N2O de la emisión. Los factores de emisión varían según el tipo de combustible y pueden consultarse en los documentos del Protocolo GEI que se encuentran en su sitio web. En este se ofrecen, además, calculadores de muestra en hojas de Excel que los usuarios pueden descargar y utilizar.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • La ecuacion para calcular la generacion de CO2, por efectos de la energia es:

    kg – CO2 = fe * C – [( 7*√ C ) / 270 ]* EE + log( EE / √ C )

    fe: factor unitario del CO2
    C: consumo energetico
    EE: eficiencia energetica

    este modelo relaciona la generacion de CO2, con la eficiencia energetica.
    El resultado es mucho mas riguroso en su contenido físico, matemático y precisión, comparado con el ya conocido:

    kg – CO2 = fe * C

Dejar un comentario