Ciudadanía en Construcción

Avanza el interés por impulsar el Voluntariado Corporativo

A Don Agustín Irurita Pérez,
Liderazgo empresarial,
Impulsor de voluntarios

Por: Emilio Guerra Díaz

Este miércoles 5 de septiembre iniciarán los trabajos del Segundo Encuentro Regional de Responsabilidad Social y Mejores Prácticas de Red ESR Laguna. En él habrán de abordarse distintos temas que permitan compartir, estimular y alentar prácticas de responsabilidad social corporativa. He sido honrado en ser invitado por los organizadores del evento para dictar el taller “Cómo constituir un Voluntariado Corporativo”, por haber colaborado en la creación y organizar algunos, tanto en empresas donde colaboré, como por el trabajo de asesoría y acompañamiento para la constitución y puesta en marcha de otros voluntariados, tanto empresariales como de organizaciones civiles.

Otros colegas consultores han realizado importantes contribuciones también para otras empresas en distintas entidades del país. Con ellos he conversado y hemos intercambiado experiencias y desafíos enfrentados para ese fin. Sin embargo, hemos concluido que para bien de nuestras comunidades, de las empresas promotoras y desde luego de los voluntariados empresariales y sobre todo por sus colaboradores la creación de grupos voluntarios empresariales cobra cada día mayor importancia.

No obstante a esa tendencia, persisten desafíos y definiciones que debe asumir la empresa para consolidar su propio modelo de voluntariado corporativo, algunos de los cuales anotaré más adelante y otros más reseñaré en el taller de esta semana.

Muchas empresas están ensayando cambios, por ejemplo, Wal-Mart una de las empresas que moviliza un gran número de voluntarios al año (al igual que Telmex), está analizando qué tanto conviene para estimular la productividad de sus colaboradores, promover que la actividad voluntaria ocurra dentro de horas de trabajo, porque la experiencia les ha indicado que cuando son convocados sus colaboradores en tiempos no laborales, acuden con entusiasmo en perjuicio del tiempo que dedicarían a sus familias.

Por ello, las tareas de servicio comunitario poco a poco se preparan también para incluir a sus familiares y amigos. Sin embargo, inteligentemente dentro de esa empresa se propuso realizar esta variante. Aún no se tienen los resultados porque en estos momentos se está implementando el plan piloto, pero estamos seguros que los resultados serán positivos y sin duda, habrán de mejorar la estrategia general.

Por mi parte, al impulsar programas de voluntariado corporativo he enfrentado posiciones diversas, desde aquellas donde los directores y gerentes responsables del voluntariado corporativo no contemplan si quiera que sus empresas cedan parte del tiempo laboral para destinarlo a labor voluntaria, hasta aquellas corporaciones que flexibilizan su postura y diversifican las actividades en distintas alternativas como son: fuera del tiempo laboral, mixto, en fines de semana, o por Jornada concreta (independiente si es entre semana o no); y que incluyen además actividades voluntarias propuestas por los empleados y que para la empresa son igualmente importantes y reciben el mismo trato que las motivaciones originales alineadas a los objetivos corporativos.

Como se aprecia, definir el tiempo donde ocurrirá la actividad voluntaria es uno de los principales componentes para definir y sentar las bases del programa.

Otro factor de gran relevancia lo constituye sin duda, definir la misión del grupo voluntario corporativo y las actividades que éste realizará. Predomina en estos momentos dos grandes intereses que explican el tipo de tareas realizadas. Por un lado, la visibilidad, por otro, la obtención de mayor impacto en menor tiempo que la actividad pueda generar a favor de la empresa, la comunidad y los beneficiarios.

El deseo de visibilidad explica por qué un gran número de empresas elige a la reforestación como una de sus principales actividades. Implica una logística que la empresa puede desarrollar o sea responsabilidad de una institución de sociedad civil que se encarga de la organización del evento. También distintas áreas de gobierno están trabajando para preparar este tipo de actividades e involucrar a voluntarios corporativos como son la limpieza de playas y recuperación de espacios verdes.

Justo es señalar en este momento que todo programa de voluntariado (independientemente si proviene de la empresa, de una organización de la sociedad civil o de una instancia pública) enfrenta la amenaza de privilegiar el activismo sobre lo estratégico; factor que debe de cuidar el coordinador del programa.

Dentro de las actividades de mayor impacto en el menor tiempo sobresalen por ejemplo, las jornadas de trabajo con sus variantes para: Recuperar una escuela púbica a través de brindarle mantenimiento, limpieza, pintura, mejoras a la jardinería y juegos infantiles, cambio de bebederos, instalación de aula de cómputo, establecimiento de ludotecas y bibliotecas, etc. Apoyar construcción de vivienda de bajo costo para poblaciones marginales y jornadas de salud, educación y cultura.

Estos dos criterios que he descrito no son en primera instancia tan definitorios del éxito de un programa como lo es la toma de decisión respecto al tipo de actividades: éstas pueden estar alineadas o no a: el giro de la empresa, los servicios que ofrece, su ubicación geográfica, número de colaboradores; a los propósitos y objetivos del plan del Programa de Responsabilidad Social que lleva a cabo y por último, a los programas y proyectos que apoya su fundación (si es que la tiene). Es importante considerar también destinar un presupuesto para el desarrollo de esas actividades y contar con una estrategia de comunicación para atender el antes, el durante y el después de la actividad voluntaria.

Finalmente, es necesario subrayar también que una tendencia importante que caracteriza a los programas de voluntariado corporativo es unir lo que está mandatado por ley (como es contar con comités de Protección Civil dentro de la empresa) con los deseos de solidaridad y apoyo a personas en casos de desastres que con frecuencia externan los empleados.

Por ello un programa inherente a este tipo de grupos es incluir conocimiento sobre cómo atender una eventualidad, qué acopiar de acuerdo al tipo de desastre (físico, desplazamientos de tierras, temblores, etc.; hidro-metereológicos excesos de agua por huracanes y desbordamientos de ríos, o sequía; riesgos químicos por el manejo de sustancias peligrosas y desastres socio-organizativos, que son aquellos que se originan por diversas razones atribuibles a procedimientos, reglamentos y uso de instalaciones. Cómo se verá toda empresa esta expuesta a cualquier tipo de estas eventualidades y por ello se integran las actividades de prevención y mitigación de desastres como también de reconstrucción de las condiciones económicas y sociales de las zonas afectadas.

A propósito, el lector recordará como el estadio Territorio Santos Laguna cuando se suscitó una balacera en los alrededores cuando se celebraba un partido de fútbol, permitió un resguardo del público sin originar alguna tragedia por la emergencia.

Una recomendación que aplicaría como una generalidad para cualquier programa de Voluntariado Corporativo es esta: Vale la pena invertir en un programa de esta naturaleza porque en el largo plazo la empresa cumple con una labor social poco comprendida por sus grupos de interés y la comunidad en general: es un educador cívico, pues enseña a los colaboradores diversas habilidades para el desarrollo de sus tareas, pero también, con sus principios y valores modifica hábitos, tipo consumo y relaciones interpersonales basadas en la corresponsabilidad. Cómo se observa eso constituye un bien superior.

Desde el Consejo Directivo

Debido a que en el Directorio existen diversos miembros que provienen de la empresa, ellos aplaudieron la inclusión del tema de voluntariado en las corporaciones. El Coordinador del Comité de Voluntariado expresó que diversos organismos promotores de la responsabilidad social empresarial, están impulsando modificar los criterios de contratación de nuevos colaboradores y apoyar la selección de aquellas personas y profesionistas para su contratación que declaren haber sido o ser voluntarios en activo en alguna asociación civil.

Otro consejero expresó que para alentar el trabajo en red, disminuir la curva de aprendizaje y apoyar la diseminación del voluntariado en el país, es altamente recomendable que los grupos voluntarios organizados desde la empresa también se afilien a la Alianza Mexicana de Voluntariado (Amevol) pues recibirían de ella diversos servicios de profesionalización y visibilidad de sus acciones voluntarias con costos muy accesibles.

Por último, el Director de la institución comentó que las universidades públicas y privadas del estado de Hidalgo se merecen una especial felicitación pues la semana pasada firmaron un acuerdo en la Universidad La Salle a través del cual estas instituciones impulsarán el voluntariado universitario.

El acuerdo recibe el nombre de “Un nuevo reto: voluntariado joven y comprometido” y pretende que los alumnos que cursen su último semestre se vinculen al trabajo de organizaciones civiles del estado como voluntarios. Como testigo de honor estuvo la Sra. Guadalupe Romero de Olvera, Presidenta del Sistema DIF Estatal. Entre las instituciones educativas firmantes están: el Instituto Tecnológico de Monterrey, la Universidad del Fútbol, Centro Universitario Iberoamericano; Universidad del Tercer Milenio, el Centro Universitario Continental, Centro Universitario Hidalguense, el ITLA, la Universidad Interamericana para el Desarrollo, el Tecnológico de Pachuca, el CENHIES y desde luego la Universidad La Salle.

¡Bien por los hidalguenses! ¡Bien por sus Universidades, Tecnológicos y Centros educativos!


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact