Noticias RSE

Así enfrentan los CEO la pandemia: ayudándose unos a otros

Así enfrentan los CEOs la pandemia, ayudándose unos a otros

Recurrir a la experiencia, la orientación y los consejos de otros así como compartir nuestros propios hallazgos puede ayudar a determinar el mejor camino a seguir.

Los CEO de todas las industrias pueden sentirse identificados, ningún negocio quedó al margen de esta pandemia generacional. Pero uno de los principales aprendizajes es que los que toman las decisiones no necesitan estar solos para decidir lo que viene después.

Todd McKinnon comenta en FastCompany que al inicio de esta crisis estuvo en contacto casi a diario con otros CEO y sus ideas fueron valiosas, reveladoras y, a veces liberadoras. Aquí están tres lecciones aprendidas sobre cómo liderar durante un cambio sin precedentes.

1. Toma decisiones claras y apégate a ellas

Los colaboradores toman el llamado desde la cúpula. Si puedes predicar con el ejemplo, ser decisivo y ser claro al compartir novedades importantes, enviarás una señal a tu equipo de que se está ejecutando un plan bien pensado. Esto es especialmente cierto cuando se trata de información trascendental, como lo son los tiempos de entrega o los plazos esperados.

En una conversación con Peter Gassner, CEO de Veeva, se habló de cómo comunicar decisiones importantes más claramente y de cómo cada equipo tiene una cultura de “a distancia primero” o “la oficina primero”. Si su valor predeterminado es a distancia, los colaboradores que deciden trabajar en la oficina tienen que entrar a las reuniones desde sus escritorios para mantener la cultura de distancia para todo el mundo. Si es de oficina, la prioridad es acomodar a los miembros del equipo en la oficina.

Me di cuenta de que aunque habíamos estado trabajando a distancia en Okta durante unos meses, todavía estábamos en el limbo: todo el mundo consideraba que trabajar desde casa era una solución provisional. Necesitaba tomar y comunicar una decisión firme sobre nuestro entorno predeterminado.

Peter Gassner, CEO de Veeva.

Envié un correo electrónico a toda la compañía haciéndoles saber que nuestro nuevo ambiente preestablecido era a distancia, y que mi equipo encargado de los informes directos se comprometería a trabajar remotamente hasta que hubiera una vacuna o un tratamiento médico para la COVID-19. Desde entonces, me he esforzado por tomar decisiones firmes, cumplirlas, comunicarlas pronto y con frecuencia, a menudo a través de múltiples medios, para que esas decisiones se lleven a cabo“, afirmó Peter Gassner, CEO de Veeva.

2. Abandona la mentalidad de “volver a la normalidad”

Incluso cuando la pandemia haya quedado atrás, no volveremos a la “normalidad” tal y como la conocemos. Cada director general debería reimaginar el futuro con una lente nueva:

En Okta, hemos priorizado la construcción de nuestro plan de “Trabajo Dinámico”, una estrategia que permite a los colaboradores trabajar cuando y donde quieran además ofrece más espacios de oficina. Cuando nuestro jefe de servicios laborales propuso este plan por primera vez, me pareció demasiado drástico. Pero después de experimentar los beneficios del trabajo a distancia, me di cuenta de que teníamos una oportunidad única de crear una forma de trabajo más atractiva, flexible y productiva.

Dejar de lado el retorno a la “normalidad” no es solo sobre cómo trabajamos, se trata de repensar totalmente los objetivos y prioridades. Actualizamos todos los objetivos de 2020 cuando COVID-19 se estableció y el mundo pasó a una economía “a distancia”. Dimos prioridad a las necesidades más convenientes, como duplicar la capacitación para formar líderes mejor preparados que trabajen a distancia en todos los equipos.

Así como no debes dudar en replantearte tus objetivos, tampoco debes eludir el reforzar tu infraestructura tecnológica para impulsar los negocios virtuales.

Los que se quedan parados esperando un “regreso a la normalidad” corren el riesgo de perderse tecnologías críticas que pueden ayudar a su equipo a seguir siendo innovador y a mantener a sus clientes comprometidos. Como sociedad, ya hemos avanzado cinco años en la adopción digital, y podemos continuar acelerándola aún más.

3. No tengas miedo de reasignar tus tiempos

Somos criaturas de hábitos y los últimos meses han requerido nuevas rutinas. Aunque puede ser difícil salirse de la norma, no dudes en renunciar a lo que sabes y adoptar lo que tu gente necesita. En tiempos de incertidumbre, la gente quiere líderes que estén presentes, comprometidos y sean transparentes sobre cómo enfrentar la situación.

“En los últimos meses, he trabajado más estrechamente con mi equipo que nunca. Cuando trajimos a David Bradbury como nuestro nuevo jefe de seguridad en abril, me reuní con él por lo menos una hora cada día. Dar prioridad a estas reuniones detalladas con las nuevas contrataciones puede hacer que les resulte más fácil incorporarse y marcar la diferencia desde el principio, también es una señal para el resto de la organización, ilustrando cómo la incorporación a un entorno de trabajo a distancia requiere una mayor inversión. Es parte de cómo atraeremos y retendremos a los mejores capacitados.

También me estoy abriendo más personalmente con la comunidad de Okta, ya sea dirigiendo un concurso de burpee (¡sin gimnasio, no hay problema!), participando más en Twitter, o participando en una clase de cocina virtual con clientes.

Siempre hemos tenido un foro anónimo de preguntas y respuestas donde los colaboradores pueden enviar preguntas para que yo las responda durante nuestra reunión semanal, pero hemos dado un paso más.

Al comienzo de la pandemia, organicé una sesión de Ask Me Anything (AMA) sobre nuestra respuesta a COVID-19, y hace un par de semanas, organicé un “tour de escucha” para atender las preguntas de los colaboradores sobre el apoyo de Okta a Black Lives Matter. Al abrir un espacio para preguntas sobre temas importantes, demuestra el valor de la transparencia, anima al equipo a iniciar conversaciones difíciles y tiene la oportunidad de responder buenas preguntas“.

Todavía hay mucho camino por recorrer cuando se trata de descubrir cómo mantener a los colaboradores informados, conectados y productivos desde casa. Además de responder a todas las preguntas, enviar encuestas con frecuencia para medir cómo se siente tu equipo en cuanto a su productividad hace una gran diferencia.

Debes saber que estamos juntos en esto: ningún líder está solo y tenemos un largo camino por delante.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]