RSE

Alice Guy, la mujer que inventó el cine de ficción y fue olvidada por la historia

Alice Guy

Conoce la vida y obra de la mujer que creó la ficción y producción ejecutiva en el cine.

En la historia del cine hay nombres que están grabados a fuego como los pioneros en crear tecnología y comenzar a hacer arte con ella. Para entender el amplio camino recorrido por la cinematografía, evidentemente, debemos poner atención en las vidas y obras de los hermanos Lumière, Thomas Edison y George Méliès. O al menos, eso es lo que nos contaron durante los últimos 100 años.

Sin embargo, falta una parte importante en todo este asunto. Llama la atención que el «eslabón perdido del cine», y más importante aún, la persona que inventó la ficción fue una mujer. ¿Será por este detalle que se le exilió en la historia del séptimo arte?

Sucede que en julio de 1873 nació en Saint-Mandé una mujer de gran creatividad que poco más de 20 años después sería la primera persona -además de mujer- en contar una historia con progresión dramática y en usar efectos especiales y en encarnar el rol de productor ejecutivo en esta industria.

Su nombre es Alice Guy, una mujer fuerte que filmó más de 1000 películas entre finales del siglo XIX e inicios del XX. Es impresionante la obra de Alice quien, además de incursionar en lo netamente técnico, fue capaz de captar en sus películas historias que impactan hasta el día de hoy.

Un ejemplo de esto es «The Consequences of Feminism» que fue realizada en 1906 y que cuenta cómo el feminismo cambiará al mundo. En aquellos años se vivía la segunda ola de este movimiento que fue el que luchó y consiguió por el derecho al sufragio femenino.

Antes de este gran hito la norteamericana filmó «The Cabbage Fairy» que contaba la historia de una mujer que plantaba repollos de los cuales luego salían niños. Este cortometraje es la primera película de ficción en la historia del cine.

Cómo llegó Alice al séptimo arte y a convertirse en una pionera de esta área de la cual luego fue extirpada. Bueno no es nada nuevo, esto ha pasado con una serie de creativas escritoras, pintoras y en general en todas las técnicas siempre hay mujeres que se convierten en eslabones fundamentales cuyos nombres se mantienen bajo el velo del machismo en la historia de la humanidad.

Los años dorados

La familia de Alice era de editores literarios. Su padre fue un escritor que viajó, con Alice, por varios países como Francia, Chile y Suiza.

Finalmente, la vida llevó a Alice a París donde a los 21 años se convirtió en secretaria y comenzó a trabajar con León Gaumont quien estaba interesado en el interesante invento del cinematógrafo. En 1895, Louise Lumière invitó a Gaumont a una demostración privada fue el momento de la panacea.

Alice comenzó a planear cómo sacarle provecho a este adelanto y lo logró. Tras conversar con Gaumont consiguió el permiso para experimentar con la maquinita que daba vida y movimiento a las fotos. Ella sentía que podía hacer más interesantes y entretenidas las imágenes, que podía contar historias. Así comenzó a trabajar los domingos para no dejar de lado sus responsabilidades como secretaria.

En 1897 ya estaba embarcado en la industria del cine y Alice era su Jefa de producción. Fue tan rápido el ascenso de esta mujer inquieta que cuando se dio cuenta que todo esto era lo mejor que le había pasado en mucho tiempo, tomó sus maletas y se fue a EE.UU. donde podía lograr hacer del cine un producto comercial.

Antes de viajar a nuevo continente, Añice se casó con Herbert Blaché, director, productor y guionista británico que justamente trabajaba en Gaumont y juntos se fueron a EE.UU. donde fundaron Solax Company en 1910. Así la promoción y filmación de películas se desborda. Son los años dorados. En poco tiempo, no más de cuatro años Solax filma más de 325 películas.

Regreso a París: sin esposo, sin obra y con dos hijos

Un punto interesante es que Alice nunca adoptó como principal el apellido de su esposo y trabajó siempre con su nombre y apellido de nacimiento lo que indica el poder y seguridad en sí misma que la directora y productora proyectaba en su carrera.

A pesar de todo su trabajo, esfuerzo y creatividad, un episodio de su vida echó abajo gran parte de su carrera. Herbert se fugó con una jovencita aspirante a actriz, dejando a Alice sola con sus dos hijos.

La francesa quedó devastada, tomó lo importante y a sus pequeños y regreso a París. Nunca más volvió a dirigir una película. Se dice que años más tarde habría regresado a EE.UU. para reclamar su obra, pero ya era demasiado tarde. Muchas de sus películas figuraban con el nombre de autor de su esposo o incluso otros hombres que poco o nada tenían que ver con el proceso. La industria cinematográfica que ella misma impulsó le dio la espalda y la negó sin piedad.

Alice murió el 24 de marzo de 1968 en Nueva Jersey en una residencia de ancianos a los 94 años.

Hoy Alice parece resurgir entre las cenizas y existen un par de documentales, como Be Natural que lleva más de 6 años de investigación de su vida y obra, buscando información sobre esta gran y creativa mujer para dar en parte el lugar que se merece en la historia del cine.

Fuente: Belelú

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact