Adultos mayores sin descanso en India

Abuso laboral vías Shutterstock

Una de cada cinco personas ancianas sufre abusos físicos y/o emocionales casi a diario en India, una de cada tres, una vez por semana, y una cada cinco, una vez al mes, según una investigación que desveló cómo una estructura social que dice valorar la familia, desprecia a un creciente sector de ella.

Una investigación de la organización HelpAge India, dedicada a atender a los adultos mayores, concluyó también que cada segundo un adulto mayor, toda persona de 60 años o más, sufre abusos de su propia familia, un problema que ocurre por igual en todas las clases sociales y en todo el país.

El estudio, «Estado de los Adultos Mayores en India 2014» que se realizó en 12 ciudades de este país, concluyó que una de las causas del abuso es la dependencia económica de sus descendientes.

Algunos especialistas explican que el desprecio por las personas mayores, otrora reverenciadas e idolatradas en la sociedad india, puede atribuir en gran parte al cambio en la coyuntura social en la tercera mayor economía de Asia, donde viven 100 millones de mayores de 60 años.

«El rápido cambio de valores y estilos de vida, los empleos exigentes, la migración del campo a la ciudad, un cambio hacia una estructura familiar nuclear y la redefinición de prioridades desembocan en esta indeseable situación», explicó el profesor visitante Veena Purohit, en la Universidad Jawaharlal Nehru, de Nueva Delhi.

Mayores, enfermos y pobres

El segundo país más poblado del mundo, con mil 250 millones de habitantes, experimentó una transición demográfica drástica en los últimos 50 años, cuando casi se triplicaron los mayores de 60 años, según estadísticas oficiales.

El patrón se mantendrá, pues los especialistas proyectan que la proporción de mayores de 60 años aumentará de 7.5 por ciento de la población de India en 2010 a 11.1 por ciento en 2025.

En 2050, India tendrá 48 millones de personas mayores de 80 años y 324 millones de mayores de 60, según la División de Población de las Naciones Unidas (UNPD), más que la población de Estados Unidos en 2012.

La población de mayores de 80 es la que crece más rápido a un ritmo de 700 por ciento, estima HelpAge.

El auge se atribuye a las mejoras en la esperanza de vida, que se disparó de 40 años, en 1960, a 68.3 en la actualidad.

«(Eso) produjo cambios fundamentales en la pirámide de edad de este país, que registró el envejecimiento de su población», dijo la presidenta de Anurgraha, Aabha Choudhury, dedicada a atender adultos mayores.

También señaló que la demanda no satisfecha de servicios e instalaciones especiales para este sector de población empeora su situación.

«Los beneficios detallados en la estatal política para personas mayores todavía no llegan a sus beneficiarios. Hay una carencia de infraestructura en la atención geriátrica y una falta de conciencia entre el grupo objetivo y los proveedores de servicios», explicó.

Lo irónico es que a pesar de tener una mayor esperanza de vida y un rápido crecimiento económico, la mayoría de los adultos mayores siguen siendo pobres. Menos de 11 por ciento tienen algún tipo de pensión, según sondeos nacionales, y sus ahorros son bajos.

Las próximas décadas amenazan con convertirse en un desafío sin precedentes de morbilidad y mortalidad en todo el país, según el estudio «Salud de los Adultos Mayores: Desafíos de Acceso y Asequibilidad».

Según UNPD, 13 por ciento de las personas mayores encuestadas tienen algún tipo de incapacidad que les impide al menos una actividad cotidiana.

Más de una cuarta parte del grupo etario tienen bajo peso y casi un tercio sufre hipertensión. Además, casi 60 por ciento viven en lugares sin saneamiento.

La participación en el mercado labor de este sector de la población es alta, en especial en ámbitos rurales, según una encuesta de hogares.

No solo muchos todavía trabajan para ganarse la vida, sino que algunos incluso ayudan a sus hijos adultos que viven en casas y trabajan en granjas de sus padres.

El Gobierno de India invierte en los jóvenes, con la esperanza de que aporten a la economía, pero la ayuda para los más vulnerables sigue siendo mala.

El Programa Nacional Indira Gandhi de Pensión a la Vejez otorga unos cinco dólares al mes a las personas mayores de 60 años que, además, son pobres, lo que muchos consideran un insulto.

El Gobierno falla a los ciudadanos más vulnerables

«Los indios tienen que trabajar lo más posible para mantenerse», explicó un empleado de Life Insurance Corporation.

«Los programas de seguro y pensión solo acogen a nueve por ciento de los hombres del medio rural y a 41, 9 por ciento en el sector formal en las ciudades. Entre las mujeres, los números son aún inferiores», apuntó.

Los seguros en India ofrecen pocas alternativas y cubren a pocas personas. Las encuestas nacionales de familia y salud indican que solo 10 por ciento de los hogares tienen por lo menos un integrante de la familia cubierto por algún tipo de seguro de salud.

«Urge que la atención médica de calidad esté a disposición y sea accesible para las personas mayores. También deben ofrecerse la rehabilitación, el apoyo en domicilio o comunitario para personas discapacitadas y los cuidados paliativos para atender problemas de salud entre los adultos mayores», sostuvo Vinod Kumar, integrante del Grupo para la Protección y el Bienestar de los Adultos Mayores, creado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos en 2009.

También debe acelerarse la creación de la Comisión Nacional para las Personas Mayores, que tiene previsto supervisar el respeto de los derechos de este sector de la población, explicó Kumar.

Sugan Bhatia, vicepresidente de la Confederación de Personas Mayores Todo India, se lamenta de que el gobierno no ofrezca atención médica a este sector de la población.

Como signatario del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento y otras declaraciones de las Naciones Unidas, el gobierno promulgó en 2007 la Ley sobre el Mantenimiento y el Bienestar de los Padres y Personas Mayores, que convierte en obligación legal ocuparse de sus mayores para hijos y herederos.

Pero el problema es mucho más que económico o legal, es también emocional.

Fuente: Reforma

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact