RSE

Adidas, Pacquiao y el cambio de paradigma en el deporte

El papel de las grandes empresas en la inclusión LGBT en el deporte

Tom Daley via Adidas

Tom Daley via Adidas

La historia de los deportistas activos abiertamente homosexuales no es muy larga. Una tira del tiempo publicada por ESPN identifica a tan solo 28 entre 1920 y 1998. Desde entonces las cosas no han cambiado mucho en cuestión de números pero sí en lo que se refiere a la cultura, en parte gracias a los grandes patrocinadores.

Sin duda una de las noticias más impactantes de la semana pasada no fue que el boxeador Manny Pacquiao declarara que las parejas homosexuales son “peores que los animales”, sino que Nike reaccionara de forma tan rápida y contundente, cortando todo lazo comercial con el deportista y calificando sus palabras como “aberrante.”

Tan solo unos días antes, un competidor de Nike, Adidas, incluyó en sus contratos de patrocino a atletas, tanto hombres como mujeres, una cláusula que especifica que, en caso de revelar que soy gay, bisexuales o transgénero, el contrato no sufrirá cambios o cancelaciones, según reveló Buzzfeed.

El CFO de la compañía de calzado y ropa deportivas, Robin Stalker, dio a conocer esta medida en el marco de una conferencia británica dedicada a mejorar la visibilidad de las personas LGBT en el deporte.

El texto de la cláusula dice, de acuerdo con Buzzfeed: “Adidas reconoce y se adhiere a principios de diversidad, ya que son parte central de la filosofía del grupo. Por lo tanto, Adidas garantiza que este acuerdo no será cancelado ni modificado en caso de que el atleta se revele al público como miembro de la comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual o transgénero.)

La posibilidad de perder contratos de patrocinio es una de las razones clave por la que los atletas no “salen del clóset”, ya que no en todos los países es ilegal despedir a alguien por su orientación sexual u orientación de género.

El clavadista olímpico Tom Daley, quien es abiertamente gay, desde hace dos años es la imagen de la línea NEO de Adidas, mientras que Nike firmó en 2013 su primer patrocinio con un atleta “fuera del clóset”, la basquetbolista Brittney Griner.

En definitiva, estos casos demuestran que la industria del deporte ha llegado muy lejos desde 1994, cuando un artículo en The Seattle Times analizó los problemas que grandes atletas como Martina Navratilova tuvieron para lograr firmar contratos de patrocinios.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]