Comunicados de Prensa Grupos Vulnerables Noticias

A este CEO, un tuit irresponsable le hizo perder un contrato de Reebok

tennis A este CEO, un tuit irresponsable le hizo perder un contrato de Reebok

Tras polémicos tuits sobre la muerte de George Floyd, CrossFit ha perdido su contrato con Reebok y otros 210 gimnasios en Estados Unidos.

Los gimnasios de Estados Unidos están abandonando su afiliación con CrossFit por la respuesta de la compañía a las protestas de la semana pasada.

Los propietarios de gimnasios dicen que estaban consternados por el fracaso de CrossFit de emitir rápidamente una declaración expresando solidaridad con los manifestantes o el apoyo a los atletas negros, como lo hicieron docenas de corporaciones en los días posteriores a la muerte de George Floyd.

Posteriormente, el sábado, el CEO de CrossFit, Greg Glassman, publicó varios tuits controvertidos que hacen referencia a la muerte de Floyd y la pandemia de coronavirus, lo que provocó indignación en línea.

Eso llevó a Reebok y a otros socios de la marca a distanciarse de CrossFit. Glassman se disculpó y retiró los tuits el domingo.

Alyssa Royse, propietaria del gimnasio Rocket Community Fitness en Seattle, Washington, dijo:

Primero vimos la pandemia por COVID-19 y luego a los Estados Unidos despertando y luchando por la justicia social de una manera realmente grande, para posteriormente ver a a CrossFit decir que nada era realmente doloroso.

CrossFit no respondió a las solicitudes de comentarios sobre esta historia. Mientras Royse cambió el nombre de su gimnasio de Rocket CrossFit a Rocket Community Fitness.

Los gimnasios afiliados a CrossFit pagan una tarifa anual a la compañía para usar la marca en sus nombres y en las descripciones de las clases de entrenamiento al estilo CrossFit, pero de lo contrario, los gimnasios funcionan independientemente de la compañía.

Royse, tambien argumentó:

Como marca, Rocket no podía alinearse con una empresa más grande que no estaba en el lado correcto de la historia… Es este enorme gigante mundial que simplemente no dijo nada.

El blog de la industria CrossFit, Morning Chalk Up, dijo que compiló una lista de 210 gimnasios que habían abandonado sus afiliaciones hasta el lunes por la tarde. 

Un “paso en falso colosal”

Poco después de que comenzaron las protestas durante la última semana de mayo, los propietarios de gimnasios y atletas de CrossFit comenzaron a preguntarse en los foros en línea cuándo emitiría una declaración la compañía.

Lieven DeGeyndt, propietario de Petworth Fitness en Washington, DC, anteriormente Petworth CrossFit, declaró: 

Muchos gimnasios enviaban correos electrónicos y publicaban información al respecto. No los estamos buscando para que lideren protestas o se conviertan en activistas, pero estábamos buscando algo… Como propietario de un negocio, entiendo que es un desafío, pero aquí hay una línea entre lo correcto y lo incorrecto.

Royse dice que envió a los ejecutivos de CrossFit un correo electrónico el 3 de junio explicando su decisión de abandonar la afiliación y pidiendo a la compañía que hablara.

Tuve una larga relación con el liderazgo superior en la sede. Estaba realmente preocupada de que estuvieran cometiendo este error colosal no solo en el arco de la justicia sino también en la salud de la marca.

Alyssa Royse, propietaria del gimnasio Rocket Community Fitness en Seattle, Washington.

Petworth Fitness de DeGeyndt publicó una declaración en Instagram el 5 de junio explicando su decisión de abandonar su afiliación con CrossFit.

Esta es una carta difícil de escribir, pero deseamos informar a CrossFit y a todos los demás afiliados que podamos: la inacción de CrossFit con respecto al trabajo antirracismo es inaceptable y, como resultado, estamos eligiendo desafiliarnos de CrossFit Como una marca que ha predicado sobre ser ‘para todos’, el silencio ensordecedor sobre los problemas actuales y pasados ​​del racismo nos dice todo lo que necesitamos saber.

La cuota de afiliación anual de $ 3,000 de Petworth a CrossFit se debió este mes. En cambio, el gimnasio planea donar el dinero a Black Lives Matter y Know Your Rights, una organización sin fines de lucro fundada por el ex quarterback de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick.

El 5 de junio, CrossFit finalmente emitió una declaración diciendo:

Hemos tenido discusiones incómodas sobre la injusticia, el racismo y todas las formas de odio, preguntando cómo podríamos apoyar mejor a la comunidad negra de CrossFit. Los miembros de esta comunidad se sienten descuidados, excluidos, atrapados y heridos. Algunos están aislados, enojados y confundidos, mientras que otros buscan activamente formas de lograr un cambio real. Te vemos. Te escuchamos.

Socios de marca perdidos

Pero al día siguiente, 6 de junio, Glassman volvió subir varios tuits en los que criticaba la declaración del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud de que el racismo es un problema de salud pública.

“Floyd-19”, Glassman respondió el sábado.

En un tuit de seguimiento, Glassman afirmó:

El modelo de coronavirus del instituto de investigación de salud “falló”, y lo criticó por modelar una solución al racismo. El brutal asesinato de George Floyd provocó disturbios a nivel nacional. La cuarentena sola está acompañada en todas las edades y bajo todos los regímenes políticos por una corriente subterránea de sospecha, desconfianza y disturbios.

Tras los tweets de Glassman, Reebok dijo que no renovaría su asociación de marca con CrossFit.

Reebok en un comunicado a CNN Business, externó:

Nuestra asociación con CrossFit HQ termina a finales de este año. Recientemente, hemos estado en conversaciones sobre un nuevo acuerdo, sin embargo, a la luz de los acontecimientos recientes, hemos tomado la decisión de finalizar nuestra asociación con CrossFit HQ. Cumpliremos con nuestras obligaciones contractuales restantes en 2020.

El fabricante de equipos deportivos Rogue Fitness también se distanció de la compañía y dijo en un comunicado que planea reevaluar su trabajo con la compañía en el futuro.

Rogue no admite las últimas declaraciones hechas por el CEO de CrossFit, Greg Glassman. Sus comentarios son inaceptables en todas las condiciones.

“West Fitness no apoya los comentarios racialmente insensibles del CEO de CrossFit, Greg Glassman”, dijo el propietario de West Fitness (anteriormente CrossFit West) en Santa Cruz, California, el domingo en Instagram al anunciar su decisión de desafiliarse. “Sus comentarios son inaceptables y no es uno de los líderes que queremos representar”.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario