RSE

8 excelentes lecciones que podemos aprender de los malos jefes

Liderazgo vía Shutterstock

Liderazgo vía Shutterstock

A lo largo de nuestra carrera profesional seguramente nos hemos encontrado con algún jefe inolvidable que motiva a sus colaboradores y los impulsa a alcanzar su máximo nivel de productividad. Por desgracia también coincidiremos con una larga lista de malos jefes que no sólo crearán un complicado ambiente de trabajo, sino que ejercerán un impacto negativo en el desempeño de su equipo; y es de ellos de quienes muchas veces podemos obtener algunas lecciones valiosas como las que describe Edward Emerling, retirado del servicio militar estadounidense.

1. No es necesario gritar todo el tiempo

¿Quien no se ha encontrado con un líder que se molesta y grita todo el tiempo? Se trata de un jefe que parece permanentemente enfadado y a quien parecen desagradarle las cosas buenas y malas por igual. Parece incapaz de hacer un cumplido y como resultado su equipo de trabajo no se siente motivado a esforzarse, ya que las consecuencias son idénticas para los éxitos y los fracasos.

2. Elogiar en público y criticar en privado

Cuando un líder reprende fuertemente a un colaborador en público, este puede sentirse deshumanizado y es posible que el incidente genere rechazo por parte de otros miembros de su equipo, por lo que es mejor reservar estos comentarios para una conversación privada a fin de conservar la armonía e incentivar una mejoría en el desempeño colectivo.

Por otro lado, los elogios en público generan un sentimiento general de bienestar y competitividad, por lo que incrementan el nivel de compromiso con el trabajo diario y estimulan la productividad.

3. No es necesario pasar todo el tiempo en el trabajo

Cuando un líder necesita pasar todo el tiempo en la oficina, ya ha fracasado. Un gran jefe confía en su equipo y le otorga las herramientas necesarias para cumplir con los objetivos ya sea con o sin su guía.

4. Un gran jefe es reemplazable

Leiste bien, aunque a simple vista esto luzca como un atentado contra su trabajo, un gran líder no solo sabe que es reemplazable, sino se esfuerza por ello. De esta forma el equipo esta capacitado para actuar sin su ayuda, el puede confiar en sus colaboradores, tomar días de descanso y eventualmente generar mejores resultados que permitan escalar dentro de la empresa de forma conjunta.

5. Innovar y transmitir conocimientos

Seguramente muchos trabajadores son felices haciendo lo mismo día con día de la misma forma, y probablemente funciona, pero un verdadero líder siempre busca cómo puede realizarse el trabajo de una forma más eficiente y comparte ese nuevo conocimiento con sus colaboradores.

6. Aprende a hacer el trabajo del jefe

Puede que sea un poco fuerte pero es cierto: nunca sabes cuando te tocará hacerlo. Ya sea que el líder se encuentra ausente por un contratiempo o que tenga demasiado trabajo para hacer determinada tarea con continuidad, e incluso si se trata de una ausencia permanente, siempre es necesario conocer las funciones del líder para poder retomar sus tareas en caso de emergencia y evitar el caos.

7. Incentivar la comunicación

Incluso los grandes líderes a veces se olvidan de transmitir información importante, así que siempre es importante acercarse y preguntar cómo van las cosas o solicitar que resuelvan alguna duda en concreto. Esto estimula la retroalimentación y mejora el rendimiento del equipo.

8. Predicar con el ejemplo

Por trillado que parezca esta es tal vez una de las lecciones más importantes que podemos aprender de los malos jefes. Un líder necesita comprometerse con su equipo de la misma forma que espera que cada colaborador se comprometa con su trabajo.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact