Ambiental RSE

6 de los peores desastres ambientales causados por el hombre

Nombres como Chérnobil y Fukushima ya son parte del léxico popular, por razones son muy desagradables: estos son algunos de los lugares donde un error humano ha causado terribles desastres ambientales. Es importante conocer estos casos porque han llevado a cambios en legislaciones y protocolos empresariales, además de que solo conociendo lo que pasó podemos evitar que se repita.

Aquí presentamos 6 de los peores desastres ambientales causados por el hombre en los últimos cuarenta años, ¿los conocías todos?:

Séveso, 1976:

En Séveso, Italia, más de 37 mil personas fueron afectadas por la fuga de dioxina TCDD. Ninguna persona murió, pero más de 80 mil animales tuvieron que ser sacrificados para evitar que su carne contaminada entrara a la cadena de valor.

Consecuencias: cinco empleados de la empresa ICMESA fueron juzgados, pero solo dos pasaron tiempo en la cárcel. En 1996, la Unión Europea aprobó una ley conocida como la ley Séveso, que obliga a que cualquier instalación donde se manejen o guarden materiales peligrosos debe informar tanto a las autoridades como a la comunidad que rodea a la planta, además de políticas para prevenir y responder a accidentes.

Desastre de Bhopal, 1984:

El 3 de diciembre 1976 una fuga de isocianato de metilo en fábrica de pesticidas en la India, propiedad en parte del gobierno de ese país y en parte de la empresa Union Carbide, causó la muerte de casi doce mil personas en total. Miles de animales también perdieron la vida, y la zona quedó gravemente contaminada.

Consecuencias: en 2010 ocho ejecutivos de la empresa fueron condenados a dos años de cárcel y en 1998 la Pesticide Action Network declaró al 3 de diciembre como el Día de No Pesticidas, con el objetivo de evitar futuros desastres y conmemorar a quienes fallecieron, así como a las otras miles de personas que viven con las consecuencias de haberse visto expuestas al químico.

Chérnobil, 1986:

Chernobyl via Shutterstock

Chernobyl via Shutterstock

El accidente nuclear más grave de la historia, junto con el de Fukushima, sucedió en Ucrania cuando explotó una planta de energía nuclear. La explosión fue causada por una prueba mal ejecutada dentro de las instalaciones de la planta. Su fuerza fue 400 veces mayor a la de la bomba de Hiroshima y causó 56 muertes, miles de casos de cáncer, la evacuación de 135 mil personas, la muerte de 4 kilómetros cuadrados de pinos, aumento en la mortalidad de plantas y animales y el acordonamiento indefinido de un área de 30 kilómetros alrededor de la planta.

Consecuencias: la planta fue cerrada definitivamente en el año 2000 y diversos reportes de organizaciones tanto gubernamentales como civiles han tratado de determinar cuántas personas fueron afectadas por los efectos de la radiación años después del desastre. Se cree que toda la población europea recibió radiación. En Francia, algunos ciudadanos han demandado por afirmar que el gobierno no comunicó claramente acciones para evitar el cáncer.

Anatoli Diátlov y Víktor Bryukhanov son considerados culpables de los hechos. El primero era el responsable de la central y el segundo, su diseñador. Ambos fueron condenados a diez años de trabajos forzados, pero solo cumplieron 4 y 5, respectivamente.

La gran mancha de basura del Pacífico:

Descubierta en 1988, esta “sopa de basura” o “isla de basura” ha llegado al océano Pacífico desde todas partes del mundo y se compone sobre todo de plástico. Se ha estudiado y monitoreado, pero todavía no se sabe cómo resolver el problema, ya que su gran volumen (se estima que tiene un tamaño de 1.400.000 km²) hace que los costos de recuperar los objetos que no se han degradado sean prohibitivos.

En 2008 el contratista e instructor de buceo Richard Owen creó la Environmental Cleanup Coallition para proponer soluciones que permitan limpiar la mancha.

Exxon Valdez, 1989:

El petrolero Exxon Valdez encalló en Alaska el 24 de marzo de 1989, derramando 37 mil toneladas de crudo. Es considerada la peor tragedia ecológica de Alaska, ya que el petróleo se extendió por 2 mil kilómetros de costa, amenazando a todas las especies de la región.

Consecuencias: en 1990 se aprobó en Estados Unidos la Oil Pollution Act, para evitar desastres parecidos. En Europa también se creó nueva legislación como consecuencia del accidente. Gracias a las labores de rescate se crearon nuevos protocolos para limpiar y rescatar animales. Un tribunal civil declaró que la falta de sueño de la tripulación había causado el accidente y condenó a Exxon Corporation a pagar 5 millones de dólares por daños.

Derrame de BP en el Golfo de México, 2010

El 20 de abril de 2010, una explosión en la plataforma petrolífera semisumergible Deepwater Horizon de BP acabó con la vida de 11 personas, hirió a otras 17 y dejó una fuga de petróleo de entre 40 mil y 162 mil barriles al día. Tomó 89 días cerrar la fuga y todavía no se sabe el impacto total que tendrá el accidente en el ecosistema, pero se han encontrado más de 2 mil animales muertos y 3 mil voluntarios y trabajadores han sufrido daños en el hígado por la exposición a tóxicos en las labores de rescate.

Consecuencias: BP sufrió graves daños a su reputación, ya que se descubrió que durante el proceso mintió sobre el verdadero impacto del accidente. La empresa ha sido considerada responsable y condenada a cubrir los gastos.

Desastre de Fukushima, 2011:

El desastre nuclear más grande desde Chérnobil e igual a este en su impacto se dio el 11 de marzo de 2011, después de que un tsunami alcanzara la planta nuclear Fukushima I. Más de 100 mil personas fueron evacuadas y 600 murieron durante la evacuación. Todavía no se conoce el impacto que la exposición a radiación tendrá a largo plazo en los rescatistas y otras personas afectadas. El oceáno también se ha visto afectado, ya que la empresa Tokyo Electric Power (Tepco) vertió al mar miles de toneladas de agua contaminada.

Consecuencias: muchos países revisaron sus leyes y procedimientos respecto a energía nuclear. No hubo arrestos ni despidos en la empresa después del accidente.

Con información de:
TreeHugger
Mic

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario