¿Es el marketing con causa la herramienta más prostituida de la RSE? ¡Descubre cómo usarlo de forma exitosa!

marketing con causa

A décadas del nacimiento del marketing con causa en el mundo corporativo, hay quienes aseguran que su tiempo de vida está por terminar debido a que casi cualquier producto que se pone al alcance de los consumidores los invita a sumarse a una causa distinta; sin embargo más que eliminarlo por completo de la lista de herramientas con las que cuenta una organización para involucrar a sus stakeholders con su compromiso social, es necesario utilizarla adecuadamente como parte de una estrategia integral con un objetivo específico.

Para ello es fundamental comprender que el marketing con causa es un brazo más de la RSE, por lo que no representa en su totalidad el compromiso de una marca y no debe considerarse un sustituto de otros esfuerzos. ¿Sabes qué tienen en común las mejores campañas de marketing con causa?

1. Asegúrate de que la causa se alinea con tus valores

Antes de elegir vincular tu marca a una causa asegúrate de elegirla correctamente. Toma un momento para evaluar si se alinea con el modelo de negocio y con los valores de la organización; ¿de qué forma el apoyar esta causa te acerca al cumplimiento de tus objetivos?

Si al pensar en la causa puedes pensar en cualquier cosa menos en aquello que comparte con tu marca, entonces necesitas corregir el rumbo. Recuerda que cuanto más fuerte sea este vínculo, mayores posibilidades tendrás de conectar con tus stakeholders.

2. Identifica a tu audiencia

Cuando emprendes un esfuerzo de marketing con causa no basta tener identificado el segmento al que tu empresa suele dirigir su comunicación en general, necesitas una nueva segmentación que considere las variables relacionadas a la causa y la forma en que ésta se vincula con tus valores.

Tu marca no es únicamente su compromiso social, también comprende valores materiales, emocionales e incluso gráficos. Asegúrate de que tu campaña los refleje adecuadamente, pero evita saturar tu mensaje con todo aquello que no está estrictamente relacionado con la causa.

3. Fija objetivos realistas

Ya sea a través de un producto, mediante una subasta de caridad o donando un porcentaje de la compra total de cada consumidor, la idea es que tu empresa encuentre una alternativa que se adapte a su tamaño y sus posibilidades tanto a nivel operativo como económico.

Para ello debes conocer a profundidad todos los procesos de tu organización y armar un plan que aproveche al máximo los recursos con los que ya cuentas fijando metas alcanzables. Claro que hay límites que podrías superar, pero asegúrate de que la respuesta esté a tu alcance y no obstaculice el desarrollo de tu campaña o tu organización.

4. Fija métricas adecuadas

Define qué necesita tu campaña para ser considerada un éxito. Hazlo a través de indicadores clave que puedan medirse de forma cuantitativa, especifica qué debe hacerse, y establece tiempos límite.

Recuerda que estas métricas deben permitirte determinar el impacto social logrado a través de tu campaña, pero también la forma en que ésta benefició a la compañía.

5. Vuélvete relevante

Una vez que has identificado a tu audiencia y conoces los valores que comparte contigo, sus intereses, motivaciones y objetivos, piensa ¿de qué forma se relaciona tu causa con su vida cotidiana? Esta es la pregunta clave para involucrarla con tu compromiso y conectar con ella a nivel emocional.

Herramientas como el storytelling pueden ayudarte a conseguirlo, pero necesitarás evaluarlas a conciencia y encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades.

6. Sé transparente

En lo dicho, los consumidores están rodeados de productos que les prometen apoyar a una causa u organización determinada, así que tu campaña logrará destacar identificando a una audiencia y entendiendo sus motivaciones, pero de nada servirá si no consigues su confianza. La mayoría de las empresas parecen haberse olvidado de ello, así que para lograr que el marketing con causa realmente funcione es necesario comunicar la dinámica y los resultados de forma transparente.

Tu consumidor quiere saber exactamente qué porcentaje de su compra será destinado a la causa, qué organización o comunidad se verá beneficiada y en qué momento llegarán los recursos a su destino. Además necesita ser reconocido por su apoyo y conocer los resultados de su esfuerzo.

Da seguimiento a la campaña y comunica los resultados de forma transparente; de esta forma garantizarás su confianza y evitarás afectar la credibilidad de otras de tus acciones responsables en el presente y en el futuro.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact