RSE

3 pasos para hacer que tu jefe se enamore del home office

Si quieres que tu jefe te permita trabajar desde casa, deberás seguir con cuidado estos pasos…

home office

Si eres bombero, periodista o agente de bienes raíces sabes que tu trabajo depende de visitar distintos lugares todos los días; seguramente más de una vez has deseado tener la habilidad volar para llegar más rápido, transportarte en un parpadeo o incluso estar en dos lugares al mismo tiempo. ¿Para qué fingir? Las horas que pasas en el tráfico citadino son probablemente las más frustrantes de tu día. Ahora imagina tener todo lo que necesitas para trabajar al alcance de tu mano y tener que invertir más de dos horas de tu día en trasladarte a un espacio en el que permanecerás durante largo, largo tiempo.

Para muchas personas, recorrer largas distancias acumulando una gran cantidad de estrés y generando emisiones contaminantes con el objetivo de sentarse varias horas frente a una computadora similar a la que tienen en casa es una realidad cotidiana. De ahí que cada vez más organizaciones decidan emprender la búsqueda de soluciones que permitan a sus colaboradores deshacerse de la tensión que provocan los trayectos innecesarios y alcanzar su máximo nivel de productividad aprovechando las nuevas tecnologías de comunicación.

Trabajar desde casa se ha convertido en un esquema viable para los profesionistas que buscan mayor flexibilidad de horario a fin de mantener el equilibrio entre su vida personal y su desempeño laboral, aunque adoptarlo no es para nada una tarea sencilla, pues requiere de mucha disciplina y, desde luego, del apoyo de las organizaciones que con frecuencia se inclinan por esquemas más tradicionales.

En un artículo publicado por Fast Company, Christina Nicholson compartió algunas recomendaciones para que los trabajadores puedan incentivar la adopción de esta práctica sus organizaciones. ¡Conócelas y convence a tu jefe de permitirte trabajar desde casa!

1. Demuestra que tiene beneficios para la organización

Nicholson recomienda proponer un par de días de prueba y centrar siempre tus argumentos en los beneficios que esta práctica puede tener para la organización. “Ese día deberás demostrar que eres más eficiente desde tu hogar”, destaca la experta.

Posteriormente, explica a tus jefes cómo es que la empresa se ha beneficiado con esta práctica. Proporciona ejemplos específicos como el ahorro de energía eléctrica; posiblemente comenzaste a trabajar antes de lo previsto porque no necesitaste una hora para trasladarte a la oficina e incluso pudiste concentrarte mejor y alcanzaste mejores resultados.

Es claro que conseguir un día de prueba para trabajar desde casa no es una tarea fácil, así que tal vez debas recurrir a argumentos previamente probados para conseguirlo, como la reducción de emisiones contaminantes, el incremento de la satisfacción laboral y los resultados que han obtenido otras compañías.

2. Reduce el impacto

¡Alerta! Hagas lo que hagas, ni se te ocurra decirle a tu jefe que tu intención es poder dedicar algunas horas del día a actividades familiares o que tu cerebro funciona mejor en horario nocturno. Después de todo, parte de su labor es gestionar tus actividades diarias y lo último que necesita es pensar que serás tú quien envíe correos a las dos de la mañana, que si un problema se presenta a medio día tú no estarás disponible para atenderlo o que lo que deseas es conseguir tiempo para buscar un nuevo empleo.

Comprende que la mayoría de los empleadores tienen razones para preocuparse por la productividad de sus colaboradores cuando estos trabajan desde casa, ya que esto dificulta su labor de supervisión, sobre todo si tienen el hábito de microgestionar cada una de sus actividades. Tu misión es hacer que se sienta confiado sobre tu nivel de productividad mostrándole que realmente eres más eficiente de esta forma.

3. Muestra habilidades de autogestión

Aunque a primera vista trabajar desde casa puede parecer un esquema atractivo, la realidad es que no está hecho para todos, requiere mucha disciplina y capacidad de autogestión, por lo que si no muestras esta habilidad será difícil que tu jefe tenga la confianza de permitirte laborar de forma remota.

Para lograrlo deberás mostrar iniciativa dentro y fuera de la oficina, mantenerte en contacto constantemente y resolver problemas de forma eficiente. Las nuevas tecnologías te serán de gran utilidad para ello, pero ¿estás listo para asumir este reto?

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]