- Advertisement -
Noticias3er Sector¿Y tú, cómo discriminas?

¿Y tú, cómo discriminas?

Imagen: DHFest.org
Imagen: DHFest.org

La discriminación es uno de esos conceptos que aprendemos en la primaria. Es algo que está mal, nos queda claro. Pero más tarde, ya adultos, notamos que existen muchos tipos de discriminación: por clase, género,raza, orientación sexual y un largo etcétera. Es muy probable que todos seamos culpables de discriminación en nuestra vida personal. El problema viene cuando el marco legal y social permite que los grupos vulnerables sean discriminados como parte del sistema.

En el Foro Voces de la Discriminación, organizado por el DH Fest de Fundación Cinépolis, la importancia de que las leyes garanticen la protección fue un tema clave. Después de todo, en la actividad participaron algunos importantes personajes que han participado o participan en la creación de este marco legal: Ricardo Bucio, Presidente del CONAPRED; el embajador de Sudáfrica en México EXCMO. Sr. Sandile Nogxina; Leonor Calderón, Representante del Fondo de Población para las Naciones Unidas en México; Christopher Senyonjo, activista ugandés LGBTTTI; Isabelle Gattiker, directora y co-fundadora del Festival Internacional de Cine y Foro de Derechos Humanos de Ginebra; Flavio Florencio, Director del DHFest y Chaz Bono, activista y defensor de los derechos de la comunidad LGBT.

En su participación, Ricardo Bucio dejó claro que en México la discriminación existe, comparándola con el oxígeno: así como la respiramos, también la exhalamos, y ofreció algunas estadísticas de la Encuesta Nacional sobre Discriminación realizada por CONAPRED: aunque el 68% de los encuestados dijeron que no hay motivos para oponerse al matrimonio igualitario, el 35.9% dijo que no permitiría que en su casa vivieran personas con VIH, y el 47.7% dijo lo mismo sobre hombres homosexuales. Ante estas cifras, llamó la atención que entre los ponentes no estuviera alguna persona mexicana que formara parte de estos grupos vulnerables, que pudiera hablar desde su experiencia sobre lo que pasa en nuestro país.

Sandile Nogxina también sacó a la luz una contradicción, al relatar cómo muchos sudafricanos que habían luchado por acabar con el apartheid, régimen racista de su país, no estaban de acuerdo con incluir en la constitución los derechos de la comunidad LGBT. Para Nogxina, esto es caer en una hipocresía. El diplomático recordó también que la discriminación legal no es la única que existe, ya que «puedes votar y aún así ser discriminado». Es necesario acabar con las estructuras sociales y económicas que permiten esta condición.

Esta idea de que las leyes son solo el primer paso la compartió Leonor Calderón, representante de la ONU, al recordar que si las leyes y tratados lo fueran todo, la discriminación habría acabado en 1948, cuando se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En este sentido, la intervención de Chaz Bono fue tal vez la más conmovedora y la más propositiva, ya que el activista transgénero resaltó que la mejor forma de luchar contra la discriminación en la sociedad es contando la propia historia, como él hizo en su documental Becoming Chaz, que narra el proceso por el que pasó para hacer su transición. El sentimiento fue compartido por el activista y religioso ugandés Christopher Senyonjo, a quien una persona en la audiencia le preguntó qué le diría a los sacerdotes mexicanos que afirman que la sexualidad es un pecado. La respuesta de Senyonjo fue sencilla:

Que entienda que todos somos diferentes, y que encuentre el tiempo de conocer a una persona que se haya aceptado por como es y que pueda compartirle su historia. Es lo que a mí me ha ayudado.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR