Noticias

Vogue fotografía niñas fuera de su contexto y desata polémica

Vogue París, la famosa revista de modas, ya acostumbrada a los escándalos, ha vuelto a poner el dedo en la llaga con su número de diciembre, donde se tuvo como editor invitado al legendario diseñador estadounidense Tom Ford y se incluyó un editorial fotográfico con niñas maquilladas, vestidas y posando como mujeres mayores.

Vogue, insisitimos, está acostumbrada a los escándalos y en esta ocasión, lo volvieron a demostrar. La colección de imágenes ha provocado controversia en todo el mundo. En ellas, las modelos infantiles Thylane, Lea y Prune, retratadas por el fotógrafo Sharif Hamza, aparecen maquilladas, ataviadas y con actitudes fuera de su contexto infantil. La edición se denomina Cadeaux, y sugiere regalos para mujeres, sin embargo las modelos son pequeñas de 6 años. Algunas de los productos que aparecen en las imágenes son de Gucci, Yves Saint Laurent, Valentino, Cartier, Bvlgari, entre otras.

La Sociedad de Sicología Americana en el 2008, advirtió que las niñas estaban siendo afectadas en su desarrollo mental y físico por el marketing que utilizaba a las adolescentes y jóvenes como objeto sexual. En este contexto caben las muñecas Bratz y hasta la Barbie que han dejado atrás la etapa de muñecas para niñas para lucir ahora minifaldas, posibilidades en cambios de peinados, maquillaje, atuendos de “cuero”, botas, etc. Brumberg realizó en 1997 un estudio donde se pudo constatar el fortísimo cambio generacional, señalando que en las últimas décadas, las niñas y jóvenes adolescentes tienen como centro de su desarrollo sus cuerpos y su apariencia física.

Ya en 2007 Armani había enfrentado fuertes críticas por su anuncio en donde dos niñas, a través de su ropa, eran sexualizadas.

Los defensores de Vogue alegan que la edición ha sido malentendida y que la sociedad parece tener una sobredosis de pánico moral; afirman que se trata simplemente de una sátira, una parodia de la cultura en la que vivimos. En contraparte los críticos alegan que esto no es una “parodia de la cultura” sino que trístemente ésa es nuestra cultura y que mostrar niñas maquilladas, vestidas y en actitud de mujeres fatales no se entiende de ninguna manera como una sátira. Yendo más lejos, valdría decir que aún cuando las fotos fueran una crítica social ¿está bien utilizar niñas sexualizadas para ello?

Vogue no ha dicho palabra alguna, sin embargo de hecho, el editor en jefe Carine Roitfeld renunció poco después de que las fotos se hicieran virales ¿Coincidencia?

La polémica está servida y por supuesto el hecho se aleja completamente de toda responsabilidad social… ¿Usted qué opina?

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]