La activista contra la trata, a quien retiran inmuebles que utilizaba para su labor social, señala que estos casos afectan la reputación de las fundaciones

Entre las primeras acciones anunciadas por el recién creado Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, resonó hace unos días el caso de la activista contra la trata Rosi Orozco, quien hacía uso de un par de inmuebles que serán recuperados por el gobierno para subastarlos.

En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que al menos un departamento había sido prestado a la Fundación Camino a Casa, dirigida por Orozco, quien además de exlegisladora panista fue una política cercana al expresidente Felipe Calderón.

La organización Comisión Unidos Vs Trata y la Fundación Camino a Casa, creadas por Rosi Orozco, se enfocan a la atención de personas en vulnerabilidad y víctimas de trata.

Al ser cuestionada por ExpokNews, Rosi Orozco declaró que el uso de los inmuebles no tiene ningún aspecto de ilegalidad, y el director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) ha declarado que ella no cometió ningún tipo de agravio.

Aceptó, no obstante, que este tipo de situaciones dañan mucho la percepción pública de las organizaciones ciudadanas, las cuales en muchas ocasiones son tachadas de ilegales.

Explicó que el SAE le otorgó los bienes inmuebles bajo un contrato y siempre pagó renta (contraprestación), seguro, predial (obligación contraída por convenio) así como todos los demás servicios y derechos procedentes.

“En la Cuarta Transformación existen personas bien intencionadas y muy trabajadoras, así como quienes pecan de ignorantes y cómplices de diversos intereses que acaban dañando no a una servidora, sino a las organizaciones ciudadanas que vivirán un sexenio muy complejo por la falta de financiamiento”, aseguró.

Detalló que está conforme con el retiro de dichos bienes por parte del gobierno, aunque pidió “sensibilidad, pues estos desatinos son muy imprudentes de parte de todo tipo de autoridad”, concluyó.

¿Qué hacían las organizaciones señaladas?

Las dos organizaciones ciudadanas a cargo de Rosi Orozco ayudan a personas en vulnerabilidad, violencia y violación de sus derechos humanos, de acuerdo con información de sus portales y redes sociales.

Comisión Unidos Vs Trata tiene programas de prevención en la materia que alcanzaron a poco más de 10 mil personas en 2018, además de apoyar a más de 300 víctimas de este delito con asesoría y conseguir 82% de condenas, de acuerdo con su informe 2018.

Esta organización se allegó poco más de cinco millones de pesos de fondos para su operación el año pasado, los cuales provinieron de iniciativa privada y particulares, sin injerencia gubernamental.

Fundación Camino a Casa rescató a más de 30 jovencitas de violencia intrafamiliar, abandono y persecución durante 2018, de acuerdo con su informe anual correspondiente.

En el documento reporta haber recibió donativos de más de 460 mil pesos, que se destinaron a gastos diversos y a la manutención de las personas que protegen para su adecuada adaptación a la vida cotidiana, brindándoles incluso apoyos para estudiar y trabajar.

Silencio oficial de la realidad de las organizaciones ciudadanas

ExpokNews consultó con el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) y la Secretaría de Hacienda (SHCP) en relación a este tema y su postura sobre las repercusiones en la OSCs.

En el primer caso la respuesta fue “para obtener postura e información de este caso y otros, sólo se otorgarán por medio del sistema de transparencia ciudadana” (que tarda semanas en decidir si atiende la solicitud). En el caso de la SHCP, tajantemente indicó que no tiene al momento ningún comentario oficial sobre la realidad actual de las organizaciones ciudadanas.

Sexenio complicado para OSC

El presidente López Obrador ha declarado que no habrá más recursos para organizaciones o fundaciones, pues no habrá intermediarios que manejen los recursos públicos.

“Nosotros ya no vamos a entregar recursos a organizaciones ni a fundaciones, para eso es el gobierno, esto debe quedar muy claro”, ha dicho en su oportunidad.

Se estima que en el último año, 85% de los mexicanos realizó algún tipo de donación; sin embargo, en términos del apoyo a las OSCs, donaron sólo 0.04% del Producto Interno Bruto, informa el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

El gobierno de Enrique Peña Nieto donó poco más de 8 mil millones de pesos a mil 372 organizaciones no gubernamentales, de acuerdo con registros. Entre las 10 que más dinero recibieron, ocho están relacionadas con empresarios multimillonarios, contratistas, funcionarios de su gobierno y políticos del PRI.

De acuerdo con informes de Hacienda, entre las 10 asociaciones civiles más beneficiadas con dinero público entre 2013 y 2018 están Asociación Azteca Amigos de la Cultura y las Artes, Poder Cívico, Educadores Somos Todos, Fundación UNAM, Puerto Cultura, Fundación Organizados para Servir, Servi Museos, Fundación Mídete, Bonbajel Mayaetik y Más Libros Mejor Futuro. Entre todas recibieron mil 710 millones de pesos.

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro