Prácticas responsables RSE

Un gran ejemplo de cómo combatir el hambre y la desnutrición

En el marco del Día de la Alimentación te traemos un ejemplo de una organización comprometida con la nutrición de cientos de personas. ¡Descúbrelo!

Actualmente, gracias al esfuerzo de diversos sectores, existen formas de erradicar el hambre a nivel global, sin embargo, la desnutrición y la seguridad alimentaria parecen estar incrementándose en casi todas las regiones de África y América del Sur.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo afirma que al 2017, alrededor de 821 millones de personas en el mundo sufrían desnutrición crónica, a menudo como consecuencia directa de la degradación ambiental, la sequía y la pérdida de biodiversidad. Además, cerca de 151 millones de niños y niñas menores de cinco años (el 22% de este sector) todavía se encontraban mal desarrollados.

Por ello, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 2: Hambre Cero, busca terminar con todas las formas de hambre y desnutrición para 2030 y velar el acceso de todas las personas, en especial de niños y niñas, a una alimentación suficiente y nutritiva durante todo el año.

La función de los bancos de alimentos

En cada rincón del mundo, la participación de gobiernos y organizaciones que procuran el bienestar de personas en algunas zonas vulnerables es crucial, por ejemplo, en México los bancos de alimentos llevan a cabo una función importante para contrarrestar el hambre en comunidades desfavorecidas.

Los Bancos de Alimentos son instituciones sin ánimo de lucro que reciben y recogen alimentos excedentes de comercios, empresas o personas para repartirlos con aquellos que los necesitan.

Comunmente, dichas organizaciones prefieren recolectar alimentos no perecederos, ya que su transportación, almacenamiento y distribución es mucho más sencilla, empero, algunos bancos de alimentos aceptan de todo tipo.

Estas instituciones trabajan de la siguiente manera:

1. Recogen los alimentos: Los donadores (industria alimenticia, empresas privadas, supermercados, productores de frutas y verduras) entregan alimentos excedentes y también no excedentes en buen estado y de manera gratuita.

Transportan y almacenan a los alimentos: Los alimentos se almacenan, en general por poco tiempo para que puedan ser distribuidos y consumidos dentro de plazos de consumo preferente.

2. Clasifican los alimentos: Por medio de voluntarios se controlan y revisan los alimentos.

3. Distribución: Los alimentos donados y clasificados adecuadamente llegan a los centros especiales para que las personas de las comunidades con necesidades específicas los reciban.

Hoy en día los bancos de alimentos juegan un papel crucial para combatir el hambre de miles de personas en distintas zonas de México y para mitigar el desperdicio de estos, ya que en nuestro país anualmente se desperdician más de 20 millones de toneladas de alimentos, con los cuales se podría alimentar a 7.3 millones de personas en situación de pobreza.

Los bancos necesitan de ayuda gubernamental y del apoyo de la sociedad en general, pero el papel de la comunidad empresarial es básico para su funcionamiento, por esta razón, te traemos el ejemplo responsable de Corporativo Kosmos y su Fundación Pablo Landsmanas.

Fundación Pablo Landsmanas para combatir el hambre

Corporativo Kosmos, un grupo empresarial con más de 50 años de experiencia en ofrecer servicios de alimentación, está convencido de que si una empresa desea ser exitosa tendrá que contar con acciones que vigilen el desarrollo sustentable en las comunidades donde opera.

Con el propósito de ayudar a construir un mejor país, la empresa a través de su fundación destina recursos de manera permanente a diferentes causas, una de ellas es la aportación en especie al Banco de Alimentos llamado Alimentos de México a Compartir, A.C. (AMA), con el cual procuran la alimentación de cientos de familias mexicanas.

Caso Alimentos de México a Compartir, A.C. (AMA)

Desde 2018, Alimentos de México a Compartir, A.C., cuenta con una relación estrecha con la Fundación Pablo Landsmanas, de quienes reciben una cantidad valiosa de alimentos que tiene como objetivo apoyar a las familias mexicanas en las zonas de mayor índice de pobreza y que no tienen acceso a una adecuada alimentación por falta de recursos económicos.

Los sectores económicamente vulnerables a los que está enfocado este banco de alimentos son:

  • Personas cuyo ingreso mensual no sea mayor a $4,000 pesos.
  • Personas de la tercera edad sin pensión.
  • Personas jubiladas con pensión mínima.
  • Madres o padres solteros con ingresos mínimos.
  • Personas desempleadas con limitación económica.
  • Personas con limitación económica por actividad informal (empleo doméstico, vendedores en vía pública, etc.).

El aporte de la fundación a este banco de alimentos

De enero a septiembre del presente año, el Banco de Alimentos a Compartir ha recibido de la Fundación Pablo Landsmanas, 115 toneladas de productos: fruta y verdura, abarrotes, carnes y lácteos.

Con esta cantidad de alimentos a beneficiado a 17,833 familias, impactando en la vida de 71,332 personas que viven en 137 comunidades de 14 Alcaldías de la CDMX y 5 Municipios del Estado de México.

Desde 2018 hasta la fecha, Alimentos de México a Compartir, A.C., ha recibido por parte de la fundación cerca de 260,319 toneladas de mercancía (frutas, verduras, lácteos y abarrotes), beneficiando de manera directa a 157,800 personas.

Para nosotros la alianza con Fundación Pablo Landsmanas es muy valiosa, ya que gracias a los alimentos que recibimos por parte de ellos, hemos solventado la alimentación de miles de familias mexicanas.

María Contreras, directora general de Alimentos de México a Compartir, A.C.

La directora de esta organización invita a todos los interesados a contribuir con los bancos de alimentos, solo debes realizar las siguientes acciones:

  • Promover el voluntariado en tu empresa para apoyar a las organizaciones que se dedican a esta noble causa.
  • Donar en especie productos de tu empresa.
  • Realizar un donativo en efectivo, deducible de impuestos.
  • Hacer colectas de alimentos con los trabajadores de tu empresa.

Para combatir el hambre y la desnutrición en todo el mundo se necesita el compromiso de organizaciones como la Fundación Pablo Landsmanas, sin embargo, los gobiernos también deben promover prácticas agrícolas sostenibles a través del apoyo a los pequeños agricultores y el acceso igualitario a los alimentos, de esta forma se evitará esta problemática.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]