Noticias RSE

Uber busca CEO ¿Quién ocupará el puesto?

Uber está buscando cubrir el vacío de liderazgo que dejó Travis Kalanick, conoce quiénes son los posibles sucesores

Después de todos los escándalos en los que la empresa Uber se ha envuelto, y con el puesto de CEO libre, la empresa está en busca de alguien «fuerte» para poder ser la cabeza de esta empresa de transporte privado.

Es por eso que se busca a alguien para cubrir el vacío de liderazgo que dejó el cofundador de la empresa Uber Technologies, Travis Kalanick.

Uber ha estado buscando entre los directivos más importantes y responsables del mundo empresarial a una persona para que dirija esta organización.

Candidados como Jeffrey Immelt, deben ser capaces de restablecer la confianza en la compañía de viajes en automóviles privados después de meses de polémica.

Especialmente deben de dar una excelente imagen para que la empresa vuelva a retomar su ética y credibilidad.

Entre los seis finalistas para dirigir Uber y además prepararla para una salida a bolsa, se encuentra Immelt, el máximo responsable saliente de General Electric.

Hay que recordar que Kalanick  fue expulsado bajo la presión de algunos de los principales inversores de la compañía.

Uber está trabajando para poder reducir la lista de personas que podrían dirigir la compañía y nombrar lo más pronto posible al sucesor de Travis.

La empresa de servicio de transporte y chofer privado, ofreció el puesto a Meg Whitman, primera ejecutiva de Hewlett Packard, quien poco después retiró su nombre diciendo que los rumores de un posible cambio habían sido una distracción.

Para poder debatir quién será el próximo CEO, entre otras cuestiones, la junta directiva de Uber hizo una reunión, de acuerdo con una fuente anónima. Uber con sede en San Francisco espera que el nombramiento sea en el mes de septiembre, por su parte, GE y Uber rehusaron hacer declaraciones.

De acuerdo con El Financiero, está previsto que Immelt, de 61 años, abandone muy pronto el puesto de máximo responsable que ha mantenido en GE desde 2001. Asumirá John Flannery, veterano de 30 años en GE, en tanto Immelt seguirá siendo presidente hasta fin de año.

Immelt ha acogido a Silicon Valley en los últimos años, con el lanzamiento en 2015 de una división digital gracias a la cual GE podría estar, entre las 10 mejores compañías de software para el final de la década.

«Las acciones de General Electric cayeron aproximadamente un tercio durante la gestión de Immelt, y aunque Immelt fue elogiado por redefinir drásticamente al fabricante, deshaciéndose incluso de la mayor parte de su volátil negocio financiero, enfrentó críticas por reducir los dividendos de los accionistas en 2009 y pagar excesivamente por algunas adquisiciones», de acuerdo con el Financiero.

¿Un CEO con poca responsabilidad corporativa?

Los inversionistas en Uber de capital cerrado han presentado quejas contra Kalanick, debido a todas las restricciones sobre sus acciones y por adquisiciones cuestionables.

Para todos ha sido difícil que Kalanick ya no se encuentre en el puesto ya que vendió sus participaciones y pagó 680 millones de dólares en acciones por Otto, una empresa emergente autónoma de transporte, en un acuerdo que atrajo enseguida una demanda por secretos comerciales de Waymo, de Alphabet (Google).

Los inversores que presionaron a Kalanick para que dimitiera, encabezados por la firma de capital riesgo Benchmark, mencionaron el juicio entre los riesgos legales a los que expuso a la empresa durante su gestión, dijeron personas al tanto de la situación.

La nueva persona que ocupará su puesto heredará también muchos problemas que durante varios años causaron molestias.

Las sensibilidades estilo Ayn Rand ferozmente capitalistas de Uber crearon una marca que resulta difícil de querer y crearon una oportunidad para alternativas más accesibles, como su rival nacional Lyft.

Todo comenzó a ser un pasivo cuando Kalanick se incorporó al consejo asesor empresarial del presidente estadounidense Donald Trump, lo cual impulsó un boicot.

Y todo por no ser proactivos en la responsabilidad social

¿Cómo llego Uber hasta aquí? La empresa tuvo una crisis interna después de las acusaciones sobre acoso sexual y discriminación por parte de los empleados; fue entonces que Travis Kalanick, contrató al exsecretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, y a Tammy Albarrán, ambos socios de la firma de abogados Convington & Burling, para investigar la cultura de la compañía. El escándalo acabó con el despido de 20 trabajadores.

Adicionalmente, el Departamento de Justicia estadounidense inició una investigación aparte por el uso del software llamado Greyball por parte de Uber para ayudar a los conductores a eludir a las fuerzas policiales.

Los inversionistas activistas, detalla el NYT, son First Round Capital, Lowercase Capital, Menlo Ventures and Fidelity Investments, inversionistas tempranos que acumulan el alcance de Live y que tienen ya una cuarta parte de las acciones de la compañía, pero debido a su estructura, el 40% del poder de voto.

El consejo de administración de la empresa dijo que “Travis siempre ha antepuesto Uber a todo lo demás” y que esta decisión que está tomando es “una decisión valiente que muestra su entrega y su amor por Uber”. Travis se mantuvo a la cabeza del grupo, aunque con una posición debilitada.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact