Debes leer... RSE

Trabajo doméstico no remunerado; representa el 23.3% del PIB

En 2017, las labores domésticas y de cuidado no remunerado generaron 5.1 billones de pesos, ¡entérate!

En el primer artículo de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos dice que todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos por este documento, así como de las garantías para su protección.

A pesar del gran peso que se le da a este artículo que habla de igualdad de derechos, la realidad es otra. En México existe la discriminación e incluso la opresión hacia personas que no tienen la misma oportunidad de estudios y que por ello, deciden ejercer algún trabajo doméstico o algún otro oficio.

Por ejemplo, hasta hace poco, la integración del seguro social para las empleadas domésticas no era obligatorio y tampoco los patrones de estas personas estaban obligadas a inscribirlas a una institución de salud.

Sin embargo, recientemente la Suprema Corte de la Nación (SCJN) determinó que es inconstitucional que los patrones no estén obligados a inscribir a las empleadas domésticas ente el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“No existe alguna razón constitucionalmente válida por la cual la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluyen el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social, lo cual provoca una discriminación injusta contra dichas trabajadoras”.

Trabajo doméstico no remunerado

El trabajo doméstico no remunerado incluye la atención de niños y adultos mayores, actividades de alimentación y limpieza o reparaciones del hogar.

El valor del trabajo doméstico no remunerado durante en 2017, alcanzó un nivel equivalente a 5.1 billones de pesos, lo que representa 23.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país,  y aunque tiene un valor de mercado las personas que lo realizan no reciben una retribución monetaria a cambio.

Este trabajo lo hacen mayoritariamente mujeres, quienes trabajan 8 horas en estas actividades por cada 2 de los hombres. Del valor total del trabajo no remunerado, las mujeres representaron 75% y los hombres, el resto.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) considera trabajo doméstico no remunerado cualquier actividad relacionada con el hogar que tenga un valor de mercado, como lavar, planchar, atender enfermos o cuidar niños pequeños o dar mantenimiento al hogar. La lista del Inegi, considerada bajo la categoría “Labores Domésticas y de Cuidados”, incluye:

  • Cuidado y apoyos.
  • Alimentación.
  • Limpieza y mantenimiento a la vivienda.
  • Ayuda a otros hogares y trabajo voluntario.
  • Compras y administración del hogar.
  • Limpieza y cuidad de la ropa y calzado.

El valor del trabajo doméstico no remunerado durante en 2017, alcanzó un nivel equivalente a 5.1 billones de pesos, lo que representa 23.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB)

Twittea esta frase.


Esta categoría toma cada vez mayor importancia en la producción nacional: en 2008 representó 19.3% del PIB nacional, para 2012 ascendió a 21.0% y en 2017 alcanzó 23.3%, de acuerdo con la Cuenta Satélite del Trabajo Doméstico No Remunerado del Inegi.

De acuerdo con el Inegi, el trabajo no remunerado encaminado a la producción de bienes de autoconsumo contribuyó con 1.6 por ciento del producto, y las labores de los menores entre cinco y 11 años con otro 0.3 por ciento.

La mayor parte de las labores domésticas y de cuidados fueron realizadas por las mujeres, con 76.7 por ciento del tiempo que los hogares destinaron a estas actividades, y corresponde a 75.2 por ciento si se habla en términos del valor económico.

Los resultados de la Cuenta Satélite del Trabajo no Remunerado de los Hogares de México señalan que cada persona participó en promedio con el equivalente a 39 mil 736 pesos anuales por sus labores domésticas y de cuidados.

Se observó también que el trabajo de las mujeres tuvo un valor equivalente a 55 mil 811 pesos, mientras que el de los hombres fue de 20 mil 694 pesos durante el mismo año.

Al observar el valor del trabajo doméstico y de cuidados por decil de hogar según el ingreso corriente, las mujeres del decil I (con menores ingresos) contribuyeron con 59 mil 296 pesos en promedio al año.

Las que pertenecen al décimo decil (con mayores ingresos) lo hicieron con el equivalente a 52 mil 366 pesos en el mismo periodo; en tanto que la contribución de los hombres presentó para los deciles I y X, niveles de 18 mil 709 y 22 mil 129 pesos, respectivamente.

Con relación a las labores realizadas por los menores de entre cinco y 11 años, las niñas aportaron el correspondiente a poco más de seis mil pesos, mientras que los niños colaboraron con cinco mil 393 pesos en el mismo año.

 

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact