Construyendo comunidades sostenibles

Toda una ciudad verde cabe en un edificio

Esta columna es patrocinada por CEMEX, impulsando la construcción sustentable.

B-lateral-CEMEX300x250

El segundo rascacielos más alto del mundo, es más como una ciudad vertical que un edificio. Piénsalo de esta manera: Con sus 632-metros de altura, la Torre Shanghai tiene más espacios verdes de los que muchas ciudades en la tierra pueden presumir.

Las estadísticas del edificio, superado en altura sólo por Dubai Burj Khalifa, son alarmantes: 521.000 metros cuadrados de superficie, 106 ascensores, un peso de 1.200 toneladas, la capacidad de albergar a 30.000 personas (lo que casi lo convierte en una ciudad pequeña)… pero… lo más sorprendente: un tercio del edificio dedicado por completo a los espacios verdes.

Los primeros dos pisos son jardines con muros verdes y cada 14 pisos se encuentra un parque diferente en forma y paisajismo, ya que cada uno está diseñado con un tema diferente, ya sea con plantas tropicales o pastos nativos que se ajustan en consecuencia a la altura y composición del edificio, en los niveles más bajos los parques ocupan cerca de los 50 mil metros cuadrados.

torre shangai

Además de sus fabulosos pisos verdes, la Torre de Shangai también cuenta con una “segunda piel” transparente que envuelve la estructura y funciona como regulador térmico que enfría el aire en el verano y genera calor durante el invierno.

Shangai tiene 27 millones de personas, por lo que la verticalidad del edificio es una de las características que más destacan hablando de sustentabilidad, ya que el aprovechamiento del espacio de forma amigable es una de las cualidades más valoradas en el proceso de convertirse en una ciudad inteligente.

Fuente: Fastcoexist

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario