Noticias

Titanes y Vikingos experimentan primer brote de COVID-19 en la NFL

Balón. Titanes y Vikingos experimentan primer brote de COVID en la NFL

Los Tennessee Titans y los Minnesota Vikings son los primeros equipos de la NFL en detener las operaciones después de que ocho miembros de los Titans dieran positivo en la prueba.

Después de un comienzo auspicioso para la NFL en la temporada regular jugada durante una pandemia, la liga recibió noticias de su primer brote de COVID-19 después de los juegos de la Semana 3.

Los Tennessee Titans suspendieron todas las actividades en persona el martes después de que tres jugadores y cinco miembros del personal del equipo dieron positivo al virus, el primer brote de este tipo en un equipo desde que comenzaron los campos de entrenamiento a fines de julio. Los Minnesota Vikings, que recibieron a los Titans el domingo, también cerraron las actividades en persona.

Ambos clubes están trabajando en estrecha colaboración con la NFL y la N.F.L.P.A., incluidos nuestros expertos en enfermedades infecciosas, para evaluar contactos cercanos, realizar pruebas adicionales y monitorear desarrollos. Todas las decisiones se tomarán teniendo en cuenta la salud y la seguridad como nuestra principal consideración.

Continuaremos compartiendo actualizaciones a medida que haya más información disponible.

NFL.

Los Titans no dieron a conocer los nombres de los jugadores y del personal que dieron positivo, aunque el entrenador Mike Vrabel dijo después del partido del domingo que el entrenador de apoyadores externos, Shane Bowen, no viajó con el equipo a Minnesota debido al protocolo COVID-19, que exige dejar de jugar a personal que recibe una prueba positiva o está expuesto a alguien que lo ha hecho.

El brote de los Titans refleja cómo un conjunto de pruebas positivas puede poner en peligro la viabilidad de una temporada, como ha sucedido en otras ligas profesionales.

Aunque la NFL no dijo si los juegos de la Semana 4 de los equipos afectados (Tennessee recibe a Pittsburgh, mientras que Minnesota juega en Houston) continuarán según lo programado.

Esa determinación será alcanzada por el comisionado Roger Goodell en consulta con un grupo de ocho miembros que incluye entrenadores, ejecutivos y ex jugadores de varias afiliaciones de equipos que se estableció para evitar que los miembros del comité de competencia de la liga tomen decisiones de interés propio sobre qué equipos podrían cancelar o posponer juegos.

Con los horarios de Titans y Vikings cambiando, la NFL ahora se enfrenta a los mismos problemas que plagaron a la Major League Baseball, otra liga deportiva profesional que no construyó un ambiente de burbuja para sus equipos a fin de disputar su temporada regular.

La situación en la NFL

Durante una tumultuosa temporada baja, a medida que aumentaban las tasas de transmisión, se cerraban las instalaciones del equipo y se renovaban los protocolos del campo de entrenamiento, la NFL prometió que la pandemia no evitaría que la temporada comenzara a tiempo, el 10 de septiembre, y lo hizo.

La NFL tuvo bajas tasas positivas durante todo el campo de entrenamiento a principios de agosto, cuando las pruebas diarias confirmaron la obediencia de los equipos a los protocolos.

Incluso cuando la liga y su sindicato de jugadores acordaron continuar probando a los jugadores todos los días, excepto los días de juego, el verdadero desafío para la liga se redujo a mantener ese mismo nivel de vigilancia una vez comenzada la temporada, cuando los equipos comenzaron a viajar y la potencial exposición aumentaba.

Las primeras tres semanas de la temporada se desarrollaron en gran parte sin incidentes, con solo un jugador, el esquinero de los Falcons A.J. Terrell, se perdió un juego, el domingo pasado contra Chicago, luego de ser colocado en la lista de reserva / COVID-19.

En la última ronda de pruebas publicada por la liga, que se desarrolló del 13 al 19 de septiembre, solo cinco casos positivos, ninguno entre los jugadores, surgieron de casi 37,000 pruebas administradas a 7,845 jugadores y personal del equipo.

Para disminuir la propagación, la NFL ha ordenado que todos los entrenadores y personal de la línea lateral deben usar máscaras, polainas o protectores faciales durante los juegos y que se “recomienda encarecidamente” a los jugadores que lo hagan a menos que estén sustituyendo con frecuencia.

La liga ha tomado medidas enérgicas contra los entrenadores que no cumplen, como Vic Fangio de Denver y Pete Carroll de Seattle, al multarlos con $100,000 y sus equipos con $250,000.

De acuerdo con los protocolos de la liga, cualquier persona que dé positivo pero no muestre síntomas puede reincorporarse a su equipo 10 días después de la primera prueba o después de recibir dos pruebas negativas consecutivas con un intervalo de al menos 24 horas y la autorización de los médicos del equipo. Los jugadores y el personal que presenten síntomas no pueden regresar hasta 10 días después de la aparición de los síntomas y hayan pasado al menos 24 horas desde que el individuo tuvo fiebre sin tomar medicamentos para reducir la fiebre y haber sido autorizados por los médicos del equipo.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]