Gobierno

Taxistas de la CDMX deben cambiar sus autos por modelos híbridos o eléctricos; Uber y Cabify, no

Los taxistas acusan que se trata de una medida selectiva porque no incluye a unidades de Uber o Cabify y se quejan del alto costo de las unidades menos contaminantes.

Una de las metas que impusieron las autoridades de la Ciudad de México es renovar parte del parque de taxis que circulan en la capital del país y cambiar las unidades tradicionales por autos híbridos o eléctricos.

De esta manera, alrededor de 10 mil taxistas están obligados a cambiar sus taxis este año. El problema, dicen los propietarios de los vehículos, es que cada auto híbrido o eléctrico cuesta más del doble que uno tradicional.

Desde mayo del año pasado, en la ciudad funciona un programa en el que los dueños de los taxis que cumplen 10 años de servicio reciben 45 mil pesos a cambio de su unidad vieja, la cual debe ser destruida.

Sin embargo, los taxistas sostienen que el apoyo que se les da es insuficiente, a pesar de que a que el cambio supone un aumento de entre 20 y 25% en los ingresos de los taxistas, de acuerdo con estimaciones del secretario de Movilidad, Héctor Serrano.

“El carro más usado para taxi cuesta 160 mil pesos, pero el híbrido más económico cuesta más de 340 mil pesos. Es como tener que pagar por el equivalente a dos vehículos, pero ganando sólo por la tarifa de uno”, explica Ignacio Rodríguez, vocero de Taxistas Organizados de la Ciudad de México, que están contra la medida.

A pesar de que el programa inició desde el año pasado, la cantidad de taxistas que han accedido a él es mínima: “Estimo que han de ser como 200 taxis que han hecho el cambio, los compañeros no están pudiendo pagar”, dice Rodríguez.

¿Medida selectiva?

Hasta ahora, los autos de empresas como Uber y Cabify no están considerados dentro de la misma medida.

Representantes de ambas empresas de transporte reconocieron que la Secretaría de Movilidad (Semovi) no los incluirá en los procesos de modernización de los autos de alquiler, por lo que no tendrán que incluir en su flota algún porcentaje de automóviles menos contaminantes.

Esta excepción no fue bien recibida por los taxistas, que sostienes que se trata de una competencia desleal.

“Entre los autos de las empresas y los pirata hay, más o menos, 80 mil vehículos haciendo competencia en condiciones desiguales, eso también nos tiene sin capacidad económica de hacer el cambio que el gobierno quiere”, acusa Rodríguez.

Pese a que no es obligatorio para ellos, Cabify ya cuenta con automóviles híbridos en su plataforma; sin embargo, la empresa no considera que se convierta en un cambio profundo dentro de su flota.

La razón principal es que aún existen dificultades técnicas para los autos eléctricos en la Ciudad de México, como las zonas de carga y el costo de los vehículos.

El último recurso de los taxis

La medida es el resultado de un compromiso que hizo el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, durante la cumbre del C40, en la que se hizo hincapié en renovar el transporte hacia tecnologías más sustentables.

Sin embargo, los taxistas aún buscan un amparo para evitar que el cambio de las unidades sea obligatorio.

Su principal argumento es el alto costo de los vehículos, además de las dificultades técnicas que implica su manutención, desde las refacciones, hasta la falta de estaciones de carga —que se encuentran en espacios privados—.

La modernización de las unidades también obliga a los taxistas a realizar una serie de actualizaciones en el servicio que prestan. Por ejemplo, tendrán que usar un nuevo taxímetro digital que funcionará en una tableta y que incluye localización GPS, por lo que ya no tendrá que calibrarse en establecimientos dedicados a taxímetros.

Además, los conductores podrán usar una plataforma similar a las de Uber y Cabify, en la que, incluso, podrán decidir de antemano qué viajes realizan y cuáles no.

Esta actualización también abre la posibilidad de que los taxis puedan aceptar el pago vía tarjeta de debito o crédito de sus servicios.

En cifras:

– 10 mil taxis híbridos o eléctricos es la meta a sustituir del gobierno de la Cuidad de México.

– 340 mil pesos cuesta el auto híbrido más económico; los eléctricos cuestan casi el doble.

– 30 estaciones de carga eléctrica hay en la Ciudad de México, la mayoría en zonas privadas.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact