Esta es la razón por la que a tus colaboradores no les importa el impacto de tu organización

sustentabilidad

Ante los problemas ambientales y sociales que afectan a nuestro planeta, cada vez parecen ser más las personas que deciden adoptar mejores hábitos de consumo, aprovechando de manera eficiente los recursos naturales y desechando adecuadamente los residuos generados de sus actividades diarias. Separar la basura se ha vuelto una práctica común dentro de muchos hogares, y disminuir el tiempo que una persona invierte bajo la ducha en su aseo diario es una tendencia que está en asenso, desafortunadamente las empresas parecen estar viviendo una historia sumamente distinta.

De acuerdo con información de The Guardian, los colaboradores de una organización rara vez se comprometen de fondo con el aprovechamiento adecuado de los recursos dentro de su compañía, por lo que con frecuencia imprimen demasiadas hojas de papel de forma innecesaria, dejan sus equipos de cómputo encendidos mientras no los utilizan e incluso olvidan apagar el aire acondicionado.

Según la publicación, esto puede deberse a a una falta de motivación, ya que las personas no tienen un interés financiero en el ahorro de agua o energía y con frecuencia incluso desconocen el nivel de consumo de la compañía, por lo que no existe una meta específica por alcanzar.

Los trabajadores de tiempo completo invierten alrededor de 40 horas por semana dentro de su espacio de trabajo y durante todo ese tiempo se convierten en grandes consumidores de agua, energía eléctrica, papel y otros suministros de oficina, además de ser generadores naturales de residuos, por lo que llegan a incrementar considerablemente la huella ambiental de la compañía y dificultan en gran medida las acciones que su empresa pueda ejercer para reducirla.

Claro que el comportamiento de los trabajadores suele variar de una empresa a otra; las compañías más responsables se han preocupado por involucrar a sus stakeholders en su estrategias de responsabilidad social y ambiental, a fin de prevenir conductas que puedan obstaculizar su labor e incluso de convertirlos en aliados para alcanzar sus objetivos. Para lograrlo, han atendido a atacado algunos puntos de alerta. Te decimos cuáles son los más importantes de acuerdo con The Guardian.

Distribución de contenedores

Muchas empresas colocan contenedores individuales cerca de los escritorios de cada uno de sus colaboradores para facilitarles la tarea de mantener su espacio despejado sin recurrir a ausencias prolongadas en la búsqueda de un depósito adecuado; sin embargo esto a menudo dificulta la separación de residuos y el reciclaje. Aceptémoslo, más de uno de tus colaboradores arroja en esa papelera desechos no reciclables.

No es necesario colocar un bote de orgánico e inorgánico en cada espacio de trabajo, pero asegúrate de que las papeleras no sean el único espacio disponible para los desechos. Un contenedor para basura orgánica por área puede ser suficiente, evalúa las necesidades de tus colaboradores.

Trabajo en equipo

De nada sirve tener contenedores para separar la basura cada pocos pasos si hay siempre una persona irresponsable que contamina los residuos reciclables, ni una política para apagar los equipos de cómputo durante el almuerzo, si el jefe lo deja encendido durante todo el día y hace que los demás dejen de encontrarle sentido a su esfuerzo.

Procura mantener recordatorios visibles sobre las prácticas que consideres más importantes y reconocer públicamente el trabajo de quienes cumplen con ellas y las promueven al interior de la organización.

Rendición de cuentas

Así como es importante reconocer el esfuerzo de quienes se convierten poco a poco en aliados de tu compromiso responsable, también lo es desarrollar sistemas que te permitan identificar a aquellos elementos que resultan tóxicos para ellas y dañan la motivación de tus colaboradores.

Implementar un sistema de multas simbólicas para los infractores puede ser una excelente idea; al final de un mes o una semana el trabajador con mejor desempeño puede llevarse lo acumulado como reconocimiento. De esta forma tus colaboradores se sentirán más motivados.

Asignación de responsabilidades

Otra de las razones por las que los trabajadores se sienten más comprometidos en casa, es que la huella ambiental de ese espacio es íntegramente su responsabilidad, mientras que en las empresas con frecuencia se hace poco o nulo énfasis en que el aprovechamiento adecuado de los recursos es una tarea de todos.

Involucrar a los colaboradores de una organización en sus esfuerzos de responsabilidad social y ambiental es hacerlos partícipes de los logros conseguidos comunicándolos con transparencia y reconociendo su papel dentro de ellos.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact