Género Gobierno Noticias RSE

Solo 7 de cada 100 mujeres que trabajan en la India tienen empleos remunerados

mujeres que trabajan en la India

Durante la pandemia, las mujeres que trabajan en la India han sido las primeras en perder sus empleos y las últimas en recuperarlos, colocándolas en una posición desfavorable.

India pronto pondrá fin a la larga racha de China como país más poblado del mundo. Pero, según algunas proyecciones, su población activa no superará a la de China hasta mediados de siglo, a pesar de que los indios son mucho más jóvenes. Una de las razones es que muy pocas mujeres de la India tienen un trabajo remunerado.

The Economist comenta que la Organización Internacional del Trabajo dice que solo una quinta parte de las mujeres adultas tenían un trabajo o lo buscaban en 2019, en comparación con tres quintas partes en China. El Centro para el Monitoreo de la Economía India, una empresa de investigación local, situó en noviembre la proporción de mujeres urbanas que tienen o buscan trabajo en apenas un 7%.

Pérdida de empleos y afectaciones

Durante la pandemia, las mujeres han sido normalmente las primeras en perder sus empleos y las últimas en recuperarlos. El cierre de las escuelas ha obligado a algunas a dejar de trabajar para cuidar a los niños que normalmente estarían en clase.

Las jóvenes que no han podido estudiar, formarse o trabajar durante la pandemia se están casando en consecuencia. Se trata de un hecho preocupante. Mientras que en otros países las mujeres suelen retirarse de la población activa cuando tienen que cargar con un hijo, en la India lo hacen cuando tienen que cargar con un marido.

mujeres que trabajan en la India

Situación de mujeres que trabajan en la India

Algunos dirán que no se debe ni se puede hacer nada al respecto. Si las mujeres indias deciden no trabajar fuera de casa, es su problema. Abandonar la vida laboral es un símbolo de estatus para los hogares con movilidad ascendente, que demuestra que son capaces de salir adelante sólo con los ingresos del marido.

Pero la escasez de mujeres trabajadoras en la India no es simplemente un reflejo de las preferencias culturales. Muchas mujeres al margen de la economía no están ahí por elección. Dicen que les gustaría trabajar si pudieran.

Si todas ellas cumplieran su deseo, se añadirían más de 100 millones de mujeres a la población activa, según un cálculo. Esto es más que el número total de trabajadores, hombres y mujeres, de Francia, Alemania e Italia juntos.

Además, los indios no son tan hostiles a las mujeres que trabajan como sugieren las cifras de empleo. Sus respuestas a preguntas como “¿Deberían los hombres tener más derecho a un trabajo que las mujeres?” son más igualitarias que las respuestas a las encuestas en Indonesia, donde el 53% de las mujeres trabajan fuera de casa.

mujeres que trabajan en la India

A pesar de ello, la proporción de mujeres indias que realmente encuentran un puesto de trabajo es un poco menor que en Arabia Saudí, donde lo hace el 22%. Y aunque las actitudes sociales frenan a las mujeres, no son inmutables. De hecho, el empleo de las mujeres es a menudo un catalizador de la iluminación social, más que una consecuencia de la misma.

El rol del Gobierno

Lo mejor que puede hacer el Gobierno para aumentar la oferta de trabajadoras es aumentar la demanda de mano de obra en general. Si el crecimiento es rápido, la contratación fuerte y la mano de obra escasa, entonces los empresarios tendrán un poderoso incentivo para atraer a más mujeres a la mano de obra, ofreciéndoles salarios más altos y trabajos más seguros y convenientes.

Por desgracia, la notoria burocracia de la India ha restringido el crecimiento de las industrias de gran intensidad de mano de obra y favorables a las mujeres, como el comercio de la confección, que ha prosperado al lado, en Bangladesh.

En la medida en que el gobierno indio trata de fomentar el empleo privado, mima a las industrias de prestigio, sobre todo a ésta, que probablemente no emplee a las masas. Y el Estado es extremadamente sexista en su propia contratación: sólo el 11% de los empleados del gobierno central son mujeres.

mujeres que trabajan en la India

El Gobierno ha adoptado algunas reformas útiles. Las normas de las fábricas que pronto entrarán en vigor suavizarán las restricciones a las horas de trabajo de las mujeres, lo que debería hacerlas más atractivas a la hora de contratar. Pero podría hacer más.

El plan de trabajo rural de la India ofrece un empleo flexible a muchas mujeres. Sin embargo, el trabajo no siempre está disponible y la paga suele llegar con retraso.

El plan también debería pagar los salarios directamente a las mujeres en lugar de a los hogares. Un estudio de Erica Field, de la Universidad de Duke, y sus colegas demostró que dar a las mujeres el control sobre sus salarios aumentaba su poder de negociación con sus maridos, lo que a su vez les hacía ganar más libertad para trabajar.

Existe el potencial de iniciar un círculo virtuoso. A medida que un mayor número de mujeres de un distrito acepta un empleo, sus maridos sienten menos vergüenza de que sus esposas se alejen del hogar y la casa.

A pesar de los numerosos obstáculos a los que se enfrentan, las mujeres indias ya realizan sorprendentes contribuciones en muchos campos, como el comercio minorista, la gestión, los medios de comunicación y la política. La propia Nirmala Sitharaman, Ministra de Finanzas de la India, ha trabajado en los cuatro. Su gobierno debería esforzarse más por abrir el camino a más mujeres como ella.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]