RSE

Sociedad civil propone incrementar el IEPS

Piden que se vuelva a implementar el gravamen a cigarros, refrescos y bebidas alcohólicas, como en 1985 ¡entérate!

Cuando el terremoto de 8.1 se presentó en México el 19 de septiembre de 1985, el gobierno a cargo de Miguel de la Madrid propuso que; para obtener recursos para ayudar a la reconstrucción de casas se implementaría un impuesto al tabaco y a las bebidas alcohólicas.

Después de 32 años, algunas organizaciones de la sociedad civil propusieron una política similar en donde se incluya el gravamen a los refrescos.

En este margen, la Fundación Interamericana del Corazón México pidió aumentar el impuesto especial al cigarro en un 75 por ciento. De esta forma se generaría una captación de unos 10 mil millones de pesos.

Esta propuesta fue presentada ante la Comisión de Hacienda por organizaciones no gubernamentales y la petición fue enviada por la Fundación Interamericana del Corazón México, donde se pidió fuera considerada para el Paquete Económico del 2018, a través del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.

La reconstrucción de México

De acuerdo con El Poder del Consumidor y la Fundación Interamericana del Corazón México, la reconstrucción de México asciende a 45 mil millones de pesos, es decir, una cifra cinco veces mayor a la que el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) posee (9 mdp) y nueve veces más que los recursos obtenidos del recorte del 70 por ciento de las campañas electorales del año próximo.

“Los impuestos al tabaco no han avanzado en todo el sexenio, a diferencia de Brasil, Chile, Colombia o Argentina. Actualmente el impuesto representa el 67% del precio de venta, pero si se ajustara al 75% como lo exige la OMS, el país aumentaría la recaudación en 10 mil millones de pesos y reduciría su consumo en 30%” dijo Erick Antonio Ochoa, director de Iniciativas en Salud Pública de la Fundación Interamericana del Corazón México.

Por otro lado, se propone también que dichos recursos sean monitoreados por la sociedad civil y cuando se recuperen los damnificados, se dirijan políticas de prevención de las enfermedades no transmisibles, como el consumo del tabaco, y el alcohol, que en México son una de las principales causas de muerte.

Tras el sismo, más de 250 mil personas perdieron su vivienda, es por eso que la reconstrucción es un reto para las autoridades y para las personas que se encuentran en dicha situación.

Para la reparación y reconstrucción de viviendas en otras entidades del país, se tiene un estimado preliminar de 10 mil millones de pesos; para la restauración y reconstrucción de edificios históricos o de valor cultural, cerca de 8 mil mdp y 13 mdp que serán para rehabilitar más de 13 mil escuelas que tienen daños menores hasta su reconstrucción total.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario