El programa de futbol americano de la Universidad Estatal de Pensilvania está condenado a vivir unas de sus etapas más críticas. La Asociación Deportiva Universitaria (NCAA) multó con 60 millones de dólares y el retiro de todos los títulos consiguidos en los últimos 14 años por los abusos a menores de edad que cometió Jerry Sandusky, ex coordinador defensivo de Penn State.

Sandusky fue declarado culpable en junio de abusar sexualmente de al menos 10 niños durante 15 años donde se valió de la campaña de futbol nacional para jóvenes que albergaba la universidad.

Con esto, la memoria del legendario coach Joe Paterno quedó empeñada por no denunciar a Sandusky pese a tener indicios de sus actos.

La NCAA, el principal organismo rector del deporte universitario en Estadio Unidos, añadió al castigo, cuatro años en los que Penn State quedará fuera de los partidos de postemporada que son conocidos como tazones.

A eso se suma una reducción en los programas de becas deportivas que la NCAA concede a Penn State durante los próximos cuatro años, 10 becas por cada temporada.

El futuro para los Nittany Lions podría volverse más sombrío, pues los jugadores que conforman el acutal róster podrán negociar su transferencia con cualquier universidad que desee sus servicios.

El presidente de la NCAA, Mark Emmert, dijo en un comunicado que el objetivo es promover un cambio en la cultura de la universidad, que se enfrenta a demandas individuales por la conducta de los responsables en el caso.

Este fin de semana la estatua que Paterno tenía en el estadio de la universidad fue retirada tras las constantes protestas en contra del ex entrenador.

El presidente de la universidad, Rodney Erickson, prometió un cambio en la cultura del campus para evitar hechos similares y aceptó las multas impuestas por la NCAA.

Fundada en 1855, Penn State aparece entre las mejores 15 universidades públicas de Estados Unidos.

Fuente: eluniversal.com.mx
Publicada: 24 de Julio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews