RSE

Ser empresario, un buen proyecto social

Les sorprenderá saber que las empresas consideran que una de sus prioridades actuales es innovar para contribuir a que no se deteriore la realidad social, sobre todo la relacionada con personas de los grupos más vulnerables.

Tengo el privilegio de participar en reuniones de empresarios y directivos para debatir sobre la nueva realidad social. Les sorprenderá saber que son estimulantes. Quizá porque estímulo, innovación y empresa van siempre unidos. Y más en tiempos difíciles.

Enseguida surgen aportaciones en el ámbito de la integración social. De carácter estratégico, como establecer prioridades. Dando una especial relevancia a la protección e incluso a la creación de empleo. También al apoyo a buenos proyectos y entidades sociales, que van a sufrir un recorte de ingresos que algunos expertos estiman en torno a un 40% el año que viene. E iniciativas para colaborar, incluso entre competidores. Y compromisos. El primero de la última reunión fue mantener la actividad a un nivel similar al de años anteriores. Porque es una forma de equilibrar los menores recursos disponibles en las empresas con el aumento de las necesidades y riesgos. El segundo, compartir los resultados que vayan consiguiendo. Cada una y de forma agregada. Porque crece la prioridad por defender activamente el concepto de empresa, que una parte de la opinión pública está empezando a poner en cuestión. Curiosa y lamentablemente. Porque uno de los mejores proyectos sociales de siempre es ser empresario. Sin adjetivos. Porque el de responsable es intrínseco al concepto.

Fuente: Diario Responsable
País: España

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario