Ambiental

Semana decisiva en Doha

Paralelamente a esos largos y complejos debates característicos de la ONU, las malas noticias sobre el calentamiento del planeta siguen acumulándose.

Según un reciente estudio, al ritmo en que aumentan las emisiones de CO2, a más de 3% anual entre 2000 y 2011, el incremento de la temperatura podría superar 5ºC en 2100, o sea, tres grados más de lo que los científicos presentan como el límite a partir del cual la maquinaria climática podría acelerarse.

Por otra parte, la estimación más precisa realizada hasta la fecha sobre el deshielo de los glaciares polares muestra que se ha acelerado durante los últimos 20 años, contribuyendo en un 20% a la subida del nivel de los océanos durante ese período.

«Lo que me frustra es que estamos muy lejos de lo que la ciencia nos indica que debemos hacer» para contener el calentamiento, reconoció el lunes la responsable del Clima de las Naciones Unidas, la costarricense Christiana Figueres, durante una conferencia de prensa.

«Lo que me da esperanzas es que desde hace dos o tres años, ese proceso registró más avances que en los diez años anteriores», agregó.

Uno de los objetivos de la conferencia de Doha, que terminará el viernes, es firmar el segundo acto del protocolo de Kioto, único instrumento legalmente vinculante que compromete a los países industrializados a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), después de la expiración del primer período de compromiso, a finales de diciembre.
Un acuerdo global, que en esta oportunidad involucraría a todos los países, incluyendo a los principales contaminantes –Estados Unidos y China, que no ratificaron Kioto–, debe ser firmado en 2015 para entrar en vigor en 2020.
«Al final de la conferencia de Doha, habremos aprobado las enmiendas necesarias para entrar en un segundo período de compromiso del protocolo a partir del 1 de enero de 2013», sostuvo Figueres.

Sin embargo, después de una semana de negociaciones, los detalles no se han resuelto y hay un enfrentamiento entre la Alianza de las Islas Pequeñas (AOSIS), muy vulnerables a la subida del nivel del mar, y la Unión Europea (UE), el actor principal de Kioto 2 después de la renuncia de Japón, Canadá y Rusia.

Entre los numerosos puntos de tensión, las AOSIS exigen que Kioto 2 dure solamente cinco años y no ocho como pide la UE, para «evitar fijar durante demasiado tiempo objetivos de reducción de GEI que no son lo suficientemente ambiciosos».

Fuente: La Nación

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact