Comunicados de Prensa Organizaciones internacionales

¿Cómo puede ayudar el sector privado al bienestar de la niñez mexicana?

Escrito por ExpokNews

El sector empresarial es clave para garantizar e impulsar los derechos y desarrollo de las niñas, niños y adolescentes en nuestro país.

En 2020, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) —agencia de las Naciones Unidas que provee ayuda humanitaria a niñas, niños y madres en países en desarrollo— inició un nuevo programa de cooperación con el gobierno de México que durará hasta el 2025, centrando su trabajo en cuatro áreas estratégicas:

  1. Nutrición.
  2. Educación.
  3. Protección de la infancia y adolescencia.
  4. Protección social.

Durante ese año, el programa estuvo enfocado en realizar acciones a favor de la niñez y de los adolescentes mexicanos que se vieron afectados por la pandemia originada del virus COVID-19.

Por ejemplo, con el cierre de las escuelas que obligó a más de 25.4 millones de alumnos y alumnas a continuar sus estudios desde casa, la UNICEF con ayuda de la Secretaría de Educación Pública (SEP), diseñó un plan de recuperación de aprendizaje y apoyó a nivel técnico y emocional a cerca de 35 mil docentes para fortalecer sus capacidades en la enseñanza virtual.

Sin duda, este sector de la población es uno de los más afectados durante la actual pandemia, por lo que es necesaria la unión de esfuerzos de los diferentes ámbitos sociales para garantizar su bienestar. En ese sentido, la contribución por parte de la iniciativa privada a organizaciones como UNICEF es de gran relevancia para que puedan continuar con su labor.

Sector empresarial a favor de la niñez mexicana

Para hablar acerca de cómo el sector empresarial puede contribuir al bienestar de la niñez y de los adolescentes mexicanos, UNICEF llevó a cabo el conversatorio virtual La importancia de la participación del sector privado hoy en el futuro de la niñez mexicana.

Durante la conversación, Francesca Romita Iturbe, oficial nacional de responsabilidad social y corporativa en UNICEF México, señaló que el objetivo de la organización es ayudar a las empresas para que respeten y apoyen los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Asimismo, la responsabilidad por parte de las empresas implica que todas sus actividades de su cadena de valor, tanto proveedores, trabajadores como clientes, no solo protejan a la niñez y a los adolescentes, sino que promuevan sus derechos tomando en cuenta tres áreas específicas:

  • Lugar de trabajo.
  • Mercado y comunidad.
  • Medio ambiente.

5 políticas laborales en beneficio de las familias

En cuanto al lugar de trabajo, Romita Iturbe afirmó que es necesario que las empresas y el gobierno apoyen a los trabajadores para mejorar el desarrollo social e impulsar el crecimiento económico a través de la implementación de 5 políticas orientadas a la familia que promueve UNICEF a nivel global.

1. Licencias parentales pagadas

Esta política invita a las empresas, tanto formales como informales, a otorgar a sus empleados licencias de 6 meses por maternidad, paternidad y parental, al igual que para cuidar a sus hijas e hijos enfermos.

2. Promover y proteger la lactancia

Como mínimo los empleadores deben cumplir cualquier legislación existente sobre la maternidad y el apoyo a la lactancia materna en el lugar de trabajo.

La política que promueve UNICEF recomienda que las empresas apoyen a las madres a amamantar durante los primeros seis meses de vida de sus hijos y de continuar la lactancia el tiempo que ellas elijan, por lo que es necesario instalar salas de lactancia o espacios dignos e higiénicos y dar los tiempos necesarios para la extracción de la leche.

Aquí ya no estamos hablando de buenas prácticas, en México tenemos leyes que protegen la lactancia en el lugar de trabajo pero aún falta mucho trabajo de sensibilización y cultura entorno a la lactancia.

Francesca Romita Iturbe, oficial nacional de responsabilidad social y corporativa en UNICEF México.

3. Guarderías accesibles

UNICEF busca garantizar que todas las niñas y niños tengan acceso a servicios de cuidado infantil y educación para la primera infancia accesibles y de calidad, por lo que recomienda que las empresas instalen guarderías o centros de cuidado infantil para todas las hijas e hijos de sus colaboradores, además de permitir una flexibilidad laboral.

Los acuerdos de trabajo flexible brindan a los trabajadores mayor libertad respecto a cuándo y dónde cumplir sus obligaciones laborales y apoya a cubrir necesidades personales y familiares, permitiendo un mayor equilibrio entre trabajo y la vida en familia, además de que mejora la productividad.

Francesca Romita Iturbe, oficial nacional de responsabilidad social y corporativa en UNICEF México.

4. Prestaciones infantiles

Esta iniciativa se refiere a apoyos económicos adicionales al salario en favor de las hijas e hijos de sus colaboradores, de igual forma se recomienda que las empresas exploren un apoyo adicional específico para quienes son madres y padres solteros, principalmente de infantes pequeños.

UNICEF ha corroborado que este tipo de apoyos hacia la infancia reducen la pobreza y mejoran el bienestar de las familias y sus hijos, así como resultados en temas de salud, nutrición y educación, además de fortalecer la productividad laboral.

5. Crianza positiva

Esta iniciativa se creó por los altos índices de violencia que experimenta la niñez y los adolescentes en diferentes países del mundo. Tiene como objetivo erradicar la normalización de los golpes como método disciplinario brindando a madres, padres y cuidadores las herramientas necesarias para cuidar y educar a las niñas, niños y adolescentes sin violencia.

La mayoría de estas políticas, en muchas empresas, aún siguen un enfoque maternal, el cual contribuye a reforzar las divisiones de género en el trabajo, en el hogar y no se centran en transformar los estereotipos de género.

Si los padres continúan haciendo un menor uso de este tipo de licencias, seguimos reforzando el rol del padre como proveedor y no como educador.

Francesca Romita Iturbe, oficial nacional de responsabilidad social y corporativa en UNICEF México.

UNICEF en colaboración con el sector privado

Además de implementar estas políticas laborales a favor de sus colaboradores y sus familias, las empresas pueden crear programas externos en colaboración con UNICEF para apoyar a la población infantil del país, por ejemplo:

Regreso a las escuelas

El regreso a clases presenciales durante la “nueva normalidad” es una de las principales actividades que se deben atender para garantizar el bienestar y la salud de este sector de la población. Fundación Metlife, en colaboración con UNICEF y la SEP creó el programa Regreso a las escuelas.

Con este programa busca apoyar a 100 escuelas y a un total de 20 mil niñas, niños y adolescentes de diferentes estados del país en su regreso a clases por medio de 4 acciones:

  1. Instalación de estaciones de lavado de manos.
  2. Impresión y distribución de guías y materiales informativos sobre prevención de COVID-19.
  3. Capacitación de docentes y padres de familia para fortalecer conductas que mitiguen el riesgo de contagios.
  4. Aplicación de protocolos para el retorno seguro a las escuelas.

En muchas ocasiones por enfocarnos en cuestiones que creemos que son más importantes como es el desarrollo económico, se deja de lado las necesidades de la población infantil y de los adolescentes, cuando esta debería ser una de las principales prioridades, ya que ellos son un reflejo de cómo se encuentra la sociedad ahora y cómo puede ser en un futuro.

José Alberto Sánchez Nava.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario