RSE

Se necesitan 120 años para reducir brecha entre ricos y pobres: OXFAM

En México los esfuerzos que se hacen por reducir la pobreza y desigualdad son insuficientes

En México sigue existiendo la desigualdad económica y la brecha salarial se mantiene en crecimiento año tras año.

Las cifras desmienten el triunfo de la administración federal en lucha contra la pobreza. Durante los primeros 4 años del sexenio de Enrique Peña Nieto, el ingreso del 10% de los hogares más pobres del país creció apenas 10 pesos diarios, pasando de 65 a 75 pesos, una cantidad que no alcanza para los gastos de los mexicanos.

Durante el 2016 se reportó ingresos de 5 mil 519 pesos mensuales en promedio, lo que equivale a 184 pesos diarios por hogar y 50 pesos por persona cada día, si se considera que un hogar promedio tiene 3.67 habitantes.

Por otro lado, los hogares más ricos reportaron ingresos de 53 mil 606 pesos mensuales en promedio en 2016 –3 mil pesos más que en 2012– y, el mismo año, las 12 millones de personas más ricas del país concentraban el mismo ingreso que los 84 millones de mexicanos más pobres.

Con esos datos algunos expertos señalan que de mantenerse así esos números, tomaría 120 años reducir la diferencia monetaria entre los más pobres y los más ricos en México, indicó un análisis de Oxfam México.

Si 2014 y 2016, los ingresos del 10% más pobres crecieron a una tasa de 8.46%, y el del 10% más rico a una tasa de 4.07%.

Además los ingresos mensuales del 10% más pobre pasaron de 2,096 pesos en 2014, a 2,273 pesos en 2016. En el caso de los más ricos, pasaron de 51,508 pesos a 53,606.

De acuerdo con Oxfam, “los esfuerzos para reducir la pobreza y la desigualdad aún son insuficientes para mejorar el bienestar de la población mexicana”

Para poder reducir la desigualdad, no se trata de que todos los mexicanos gane lo mismo, sino en impedir que la brecha económica entre el más pobre y el más rico se haga más profunda.

Según Oxfam, estos son los seis puntos de análisis sobre la desigualdad en México:

  1. El 10% más rico del país tiene el mismo ingreso que el 70% más pobre. Esto quiere decir que las 12 millones de personas más ricas de México tienen el mismo ingreso que las 84 millones de personas más pobres.
  2. En 2016 el ingreso promedio por hogar del 10% más rico fue de de $160,820, mientras que el ingreso del 10% más pobre fue $6,820. Esto quiere decir que la diferencia monetaria absoluta es de $154,001.
  3. Aunque las cifras de 2016 indican que la desigualdad disminuyó, todavía es significativamente alta.

Entre 2008 y 2016, el Coeficiente de Gini (medida de desigualdad) pasó de 0.4739 a 0.4625.

“Para el presente sexenio (2012 a 2016) el cambio fue prácticamente nulo: de 0.4644 a 0.4625”.

4.En 2008, el ingreso promedio de un hogar del 10% más rico era 27 veces más grande que el ingreso promedio de un hogar del 10% más pobre. Durante este sexenio (de 2012 a 2016), este indicador sufrió una reducción de 25.65 a 23.58.

5.  Hoy  el 10% más rico de la población gana 23 veces más, que el 10% más pobre. “Lo anterior, aunque represente una mejora, aún refleja un nivel inaceptable de desigualdad”, señaló Oxfam México.

6.  “En lo que va del sexenio, el ingreso del 10% más pobre no aumentó lo suficiente para poder cubrir las necesidades básicas. Para el 10% más rico, el aumento sí fue significativo”, agregó.

Puedes leer el informe completo aquí.

La situación es grave, de acuerdo con una encuesta del Instituto Nacional de Geografía y Estadística Inegi, los ingresos de los más ricos son subestimados.

Ante diversos análisis de datos fiscales, se descubrió que el ingreso promedio de los hogares más ricos rebasa 55 veces el de los más pobres.

Al ritmo actual, la brecha de la desigualdad en México tardará 120 años en revertirse. “Revertirse” no significa que los más pobres tendrán un ingreso similar a los más ricos; quiere decir que la brecha empeorará hasta el año 2137 y que a partir de esta fecha empezará a reducirse, dijo Diego Vázquez Pimentel, investigador de Oxfam.

El investigador también recordó que la fortuna de los cuatro hombres más ricos del país, Carlos Slim Helú, Germán Larrea, Alberto Bailleres y Ricardo Salinas Pliego tienen su origen en la privatización o la concesión de sectores de economía y de su colusión con la élite política.

“Es importante poner este tema en la Agenda pública, con miras a la determinación del presupuesto federal para el año 2018”.

También comentó, según Proceso, que la reducción de la desigualdad en México pasa por mayores captaciones de impuestos a los más ricos, un incremento de las inversiones en sectores clave como la educación y salud, así como el incremento del salario mínimo.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario