RSE

Se “piratean” a Genomma Lab

genomma-lab-logoGenomma Lab, empresa que dirige Rodrigo Herrera, lanzó una ofensiva legal en contra de Marcas de Renombre, una compañía de Pablo Muñoz de Cote, que se dedica a a la comercialización de productos milagro.

La demanda emplazada por Genomma Lab en el Estado de México el pasado 3 de noviembre acusa Muñoz de Cote y a Marcas de Renombre por fraude.

De acuerdo al proceso judicial, De Cote registró en el estado de Florida, Estados Unidos, las direcciones www.genomalab. us, www.genomalab.net y www. genomalab.org, con la finalidad de aprovechar la confusión con el parecido al nombre de la empresa de Rodrigo Herrera y de esta forma comercializar productos mediante el engaño a los consumidores que creen que están comprando productos de Genomma Lab.

Además, Genomma Lab pre sentó otra denuncia por fraude en el Distrito Federal, el pasado 16 de noviembre, y se logró la obtención de una Orden de presentación de Muñoz de Cote en la capital del país con fecha del 24 de noviembre de 2011.

Engaños en Estados Unidos

En la Unión Americana, Pablo Muñoz de Cote y sus empresas Marcas de Renombre y Eternelle Pharma ya han sido objeto de una demanda colectiva por fraude, publicidad engañosa, así como por incurrir en prácticas engañosas e injustas a través de la comercialización de productos que prometen quitar estrías y otro tipo de beneficios incumplidos.

Los procesos legales en Estados Unidos, emplazados en una Corte de Circuito en Miami Dade, señalan que “Pablo Muñoz se ha involucrado de manera consistente y continua en una empresa con la intención de defraudar”.

También se registraron quejas ante econsumer.gov, instancia que se dedica a proteger a los consumidores en la Unión Americana y en otros 27 países, y de esta forma identificar patrones fraudulentos.

Las quejas y demandas se encuentran en curso en los Estados Unidos en la Federal Trade Commision, Better Business Bureau for Internet Fraud, y en ellas se refleja el patrón de engaño en donde se busca atraer a consumidores hispanos a productos que prometen algún beneficio médico, obviamente sin generar ningún tipo de alivio e incluso generando riesgos de efectos secundarios que deriven en afectaciones para la salud.

Una de las preocupaciones de instancias estadunidenses como la National Alliance for Hispanic Health es que además del engaño, este tipo de productos generen daños y efectos secundarios no advertidos, y la falta de denuncias de los miles de afectados que por su condición migratoria en la Unión Americana tienen pocos incentivos para hacerlo.

El caso en México Además de la demanda de Genomma Lab, Pablo Muñoz de Cote y sus empresas también han sido objeto de investigaciones y esfuerzos de Mikel Arrióla, titular de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), que en la segunda semana de noviembre realizó un operativo en conjunto con la Procuraduría General de la República (PGR) en el que incautó un total de cinco mil piezas de productos milagro.
Los pseudomedicamentos y publicidad engañosa incautados en el Estado de México eran propiedad de las empresas Marcas de Renombre y Merkacommerce, ambas propiedad de Pablo Muñoz de Cote, por violar el Reglamento de la Ley General de Salud en materia de Publicidad.

Entre las marcas incautadas se encuentran, Prostamax, Purifhígado, Alcachofa de Laon y Chang Moon Flower.

De acuerdo a la Cofepris, el operativo forma parte de una estrategia que han estado ejecutando con la finalidad de combatir los productos milagro, y el pasado 14 de noviembre realizaron otro operativo en el que se aseguraron 13 mil 572 piezas de este tipo de artículos engañosos.

La Cofepris considera que “los productos asegurados a Marcas de Renombre incumplen con la legislación sanitaria y pueden representar un riesgo a la salud pública”. El controvertido Pablo Muñoz de Cote fundó la empresa Merkacommerce, junto con otros socios, hace poco más de siete años, y a través de la subsidiaria Marcas de Renombre vende anualmente tres mil millones de pesos con artículos como los engañosos Fitness Step (zapatos tenis que prometen bajar de peso a las personas con el solo hecho de utilizarlos), o aparatos para adelgazar casi de manera milagrosa, así como los medicamentos que generaron las demandas y las quejas.

En la página de internet de Eternelle que pertenece a Muñoz de Cote se pueden ver sistemas de tonificación de radiofrecuencia o un regenerador celular de caviar, que no tienen ningún tipo de certificación de las instancias reguladoras de México o algún otro país.

De acuerdo con Luis Gabriel Saldívar, director del Departamento de Mercadotecnia del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, este tipo de estrategias con base en el engaño se debe a que las empresas siempre buscar algún resquicio legal para regresar a los espacios publicitarios, y a que existe un cuente dispuesto a consumir esos productos.

Una de las instancias que tiene el consumidor para evitar caer en engaños o estafas de este tipo de compañías consiste en informarse en la página de internet de la Cofepris (www.cofepris.gob. mx), o incluso visitar su equivalente de EU, la FDA, cuya dirección es www.fda.gov.

Fuente: Excélsior, Dinero, p. 8.
Por: Rodrigo Pacheco.
Publicada: 19 de diciembre de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario