Un vasto sistema de fraude fiscal en Suiza fue develado este domingo por el diario Le Monde y medios de comunicación internacionales, que tuvieron acceso a datos sustraídos por un informático, Hervé Falciani, ex empleado del banco HSBC en Ginebra.

«Reconocemos y somos responsables de fallas de cumplimiento y de control en el pasado», dijo HSBC el domingo después de que medios, incluyendo el periódico francés Le Monde y el británico The Guardian publicaron acusaciones sobre su banca privada en Suiza.

Bautizada Swissleaks, la operación propone un verdadero viaje al corazón de la evasión fiscal y saca a la luz las artimañas empleadas para disimular dinero no declarado.

Durante muchos años, las informaciones copiadas por Falciani, ex informático de la filial suiza del banco británico, sólo las conocían la justicia y algunas administraciones fiscales, aunque algunos elementos fueron filtrados a la prensa.

El diario Le Monde tuvo acceso a los datos bancarios de más de 100 mil clientes y pasó la información al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), con sede en Washington, que las compartió con otros medios de comunicación internacionales.

HSBC dijo que su subsidiaria suiza no había sido integrada por completo a HSBC después de su compra en 1999, permitiendo que siguieran estándares de cumplimiento «significativamente menores».

The Guardian alegó en su reporte que los archivos mostraron que la subsidiaria suiza de HSBC permitió rutinariamente a los clientes retirar «ladrillos» de efectivo, frecuentemente en moneda extranjera que eran de poco uso en Suiza, promocionó esquemas que posiblemente permitían a clientes ricos para eludir impuestos europeos y se coludió con algunos para esconder cuentas no declaradas de las autoridades impositivas locales.

En el fraude fiscal están implicadas personalidades francesas y extranjeras, explica Le Monde, que menciona al rey de Marruecos, al actor John Malkovich o al humorista Gad Elmaleh.

El diario parisino cita también a Jacques Dessange, fundador de un emporio de peluquerías, titular de una cuenta en la filial suiza de HSBC que llegó a tener hasta 1.6 millones de euros entre 2006 y 2007, según los ficheros consultados.

El banco privado suizo de HSBC fue adquirido en gran parte como parte de la compra del Republic National Bank of New York y Safra Republic Holding, un banco privado estadounidense.

HSBC dijo que el número de cuentas de su filial de banca privada suiza habían bajado de 30.412 en el 2007 a 10.343 a fines del año pasado y que estaba cooperando con las autoridades que investigaban los asuntos impositivos.

Los datos fueron suministrados por Herve Falciani, un ex empleado de IT de la filial suiza de HSBC, que dijo que Falciani bajó detalles de las cuentas y clientes a fines del 2006 y principios del 2007.

El diario suizo Le Temps, una de las publicaciones que comparten revelaciones, publicó por su parte nombres de personalidades expuestas políticamente, como Rami Majluf, primo del presidente sirio Bashar Assad, el ex ministro haitiano Frantz Merceron o el ex ministro egipicio Rachid Mohamed Rachid, condenado a cinco años de cárcel en junio de 2011 en su país.

El banco no pudo ser contactado hasta el momento. En su edición digital, Le Monde publica una respuesta de HSBC en la que reconoce las «infracciones pasadas» y asegura que desde hace varios años ha tomado numerosas iniciativas para impedir la utilización de sus servicios para la evasión fiscal o el blanqueo de dinero.

En la investigación han participado 154 periodistas de 47 país que trabajan para 54 medios de comunicación, precisa Le Monde en su página de internet.

Fuente: La Jornada

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.