Las empresas deben contribuir a las necesidades de sus empleados, clientes, proveedores y del entorno social

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es un elemento importante en la planificación estratégica de muchas grandes compañías. Según el sitio Mundo.es, la involucración de la empresa en la sociedad en la que se encuentra ubicada.

Que los accionistas estén satisfechos, no es suficiente, también las empresas deben contribuir a las necesidades de sus empleados, clientes, proveedores y del entorno social y económico donde lleva a cabo sus actividades.

Cada una de las acciones, deben generar un contexto favorable para todas las partes involucradas.

áreas de la RSE


Cada una de las acciones de las empresas, deben generar un contexto favorable para todas las partes involucradas.

Twittea esta frase.


En 2002 la Comisión Europea definió a la Responsabilidad Social como «tendencia que consiste en integrar aspectos medioambientales o sociales en la cultura y los valores de la empresa de manera que, por una parte, aparezcan vinculados a las diversas líneas de negocios pero que, por otra, se realice involucrando a los diversos grupos de interés, accionistas, consumidores, trabajadores, empleadores, inversores, etc».

Las empresas han destinado actividades en pro de la sociedad, sin embargo la RSE , es una actividad de carácter permanente que supone incorporar voluntariamente criterios sociales y medioambientales en las actividades económicas y en las relaciones con los grupos de interés de la empresa.

«Se trata de un concepto con vocación de permanencia que incumbe a muchos ámbitos de la empresa»

Algunas empresas quienes adoptan criterios son conscientes de que su modelo de negocio no afecta de la misma forma a cada uno de estos grupos y marcan la diferencia con acciones ligadas al compromiso.

Al día de hoy, ninguna empresa puede mantener lejos de la RSE pues se puede ejercer criterios de igualdad de oportunidades y atención a la formación

Según el sitio, el Mundo.es, la Responsabilidad Social no es filantropía, sino algo que debe integrarse dentro del modelo de negocio de la empresa. CESCE ha decidido dedicar el 0,7% de sus beneficios netos anuales a actividades de Responsabilidad Social Corporativa.

La RSC es una de las áreas prioritarias de su Plan Estratégico 2020, junto a la internacionalización, la digitalización y la apuesta por la pyme. Vincular estas actividades a la gestión básica de la empresa y transmitir a la sociedad el conocimiento y la experiencia de su plantilla, con una vocación de permanencia es una de sus misiones.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.