Noticias

Responsabilidad Social ¿una pantalla de humo?

leyantitabaco.jpg

La Responsabilidad Social Empresarial se podría definir como la adopción voluntaria, por parte de las empresas, de acciones sociales o medioambientales con un objetivo de rentabilidad.

Se trata de un Ganar-Ganar-Ganar. Es decir, empresa, consumidor y comunidad resultan beneficiados de alguna acción específica.

Mucho se ha discutido si las compañías hacen esto por conciencia o simplemente por negocio. En todo foro, cualquier empresario se decantaría por la primera opción… al menos para las declaraciones y fotos de prensa; pero lo que está sucediendo con la Ley Antitabaco nos hace pensar justamente lo contrario, dando la razón a los escépticos de la Responsabilidad Social.

La situación es que un grupo de grandes empresas comenzaron a promover acciones para cuestionar esta reforma, vigente desde abril pasado. Firmas como Grupo Sanborns, Liverpool, Grupo Caliente, Apuestas Internacionales, (filial de Televisa encargada de operar casinos), El Barón Rojo, Los Almendros, La Destilería, Meridien, Restaurantes California y Play City entre otros, se han inconformado, algunas con amparos y otras pidiendo al Poder Judicial Federal declarar la inconstitucionalidad de esta restricción.

En todos los casos, los jueces federales han negado suspensiones que permitirían mantener las actuales secciones de no fumar mientras se resuelven los juicios.

Lo contradictorio de todo esto es que muchos de los negocios citados pertenecen a grupos con otras empresas que aparentemente manejan fuertes programas sociales, de modo que viene la pregunta: Señores Empresarios, con la Ley Antitabaco ¿Dónde está la Responsabilidad Social?

Y creo que la respuesta esperada por muchos no tiene que ver con abogar por los derechos de los fumadores; la ley antitabaco beneficia al medio ambiente y la salud de los no fumadores, incluyendo a niños, consumidores y a los propios colaboradores. Encima de ello, el contraponerse al gobierno afecta la relación con ese stakeholder y peor aún, con el grupo de los no fumadores que resulta ser la mayoría de la población. Es decir, aún si la decisión se tuviera que tomar teniendo en cuenta el menor de los daños, la ley antitabaco posee más ventajas que desventajas ante el derecho de los fumadores… pero por desgracia no es tan rentable ¿verdad?

Es una lástima que acciones como ésta le den un nuevo vigor a la idea de que la única responsabilidad de las empresas es maximizar las ganancias para sus accionistas; y es triste no desde un punto de vista idealista, sino desde la óptica más pragmática posible: es increíble que grandes empresarios sólo enfoquen lo inmediato y no puedan ver una de las mayores oportunidades comerciales de la historia, ya que innegablemente los programas de responsabilidad social son una buena inversión… mercados como el europeo así lo demuestran.

En este sentido vale la pena estudiar el caso de Vips, quien había asumido la misma actitud para luego entender su esencia, retractarse y regresar a sus programas socialmente responsables.

El tiempo y el mercado nos dirán si la RS en México tiene el potencial de ser auténtica y rentable o es tan sólo una capa de pintura nacarada para ser apreciada por la sociedad. Por lo pronto, y para los que periódicamente devoran nuestras notas, éste espacio virtual es un espacio libre de humo.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Hola: Soy Gabriela Lozano y acabo de realizar un proyecto de residencia sobre marketing social y de acuerdo a todo lo que investigué puedo concluir que basta con que el sector privado desee asumir un poco su resposabilidad para generar grandes cambios. Programas de apoyo a empresas que quieran apoyar a la comunidad o el medioambiente hay muchos.

Dejar un comentario