Responsabilidad social en la moda: tendencias 2018 – ExpokNews

¿Se puede ser elegante y sustentable? Con la responsabilidad social en la moda, la respuesta es sí. Estas son las tendencias para el 2018.

Las empresas de moda pueden hacer mucho más cuando se trata de responsabilidad social empresarial (RSE). Echa ojo a las tendencias para responsabilidad social en la moda.

La sustentabilidad y la moda

La sostenibilidad evolucionará y pasará de estar en la lista de iniciativas de RSE enfocadas en marketing a ser una parte integral del sistema de planificación en el que los principios de economía circular están integrados en toda la cadena de valor. Cada vez más marcas de moda tienen planes de reciclar sus materiales y muchas aprovecharán la sostenibilidad e innovación tecnológica para convertirse en marcas más responsables y más transparentes.

La sostenibilidad está al centro de la innovación en la industria de la moda en 2018, y los líderes usan la economía circular para implementar mejoras técnicas. Las empresas han comenzado a darse cuenta de la importancia de la sostenibilidad, tal como lo prueba el hecho de que 42 de las 100 marcas de moda en 2017 ya divulgan información de proveedores. Las compañías líderes irán más allá, moviéndose para cerrar por completo el ciclo de vida del producto mediante el reciclaje y la regeneración.

Patagonia se ha ganado una amplia y leal base de clientes gracias a su implacable enfoque de responsabilidad social en la moda: desarrollo de productos, campañas innovadoras y compromiso con iniciativas de sostenibilidad.

Los millennials en particular quieren soluciones más sostenibles. El 66% de ellos está dispuesto a gastar más en marcas que sean sostenibles.

Responsabilidad social en la moda: 7 tendencias

Un reporte sobre responsabilidad social en la moda creado en colaboración con las principales compañías de lujo, moda rápida y fabricación, como Kering, H&M, Target, Bestseller, Li & Fung y Sustainable Apparel Coalition, proporciona un marco para la Cumbre de la Moda de Copenhague en mayo. Eva Kruse, presidenta y directora ejecutiva de Global Fashion Agenda (GFA), el foro de sostenibilidad sin fines de lucro que organiza el evento, ha presentado un nuevo informe que detalla las siete prioridades de sostenibilidad para los ejecutivos de la moda actual.

El proyecto de la Agenda CEO fue inspirado por los comentarios de los actores de la industria, quienes expresaron su preocupación sobre el tamaño y la complejidad de la sostenibilidad, lo que dificulta la gestión. Según Kruse, el objetivo es que este documento realmente ayude a cualquier CEO de la industria a obtener más claridad y priorizar en qué deberían gastar sus esfuerzos. Agregó que es importante dirigirse a los CEO porque esas decisiones deben tomarse en los pisos superiores de las compañías. El gerente de compromiso con la sostenibilidad de H&M, Hendrik Alpen, igualmente considera que es importante ampliar la conversación y que no solo sea un grupo más pequeño de empresas el que actúe, sino el resto de la industria.

Kruse aclaró que no se trata de una investigación filantrópica. “Por supuesto, queremos preservar nuestro planeta y mejorar para las personas que trabajan en él, pero es una tarea de CEO porque tiene que ver con el desarrollo empresarial”.

BoF resume las siete prioridades para la responsabilidad social en la moda.

Responsabilidad social en la moda 7 prioridades

Tres prioridades centrales para la implementación inmediata de la responsabilidad social en la moda

1. Trazabilidad de la cadena de suministro

Muchas marcas operan una cadena de suministro compleja y a menudo fragmentada, lo que dificulta el seguimiento de la fuente de materias primas utilizadas en los productos. Este problema se puede resolver trazando a los proveedores en las diferentes etapas de producción. El informe recomienda que las marcas de moda publiquen una lista de estos proveedores para aumentar la transparencia y fomentar la colaboración y el compromiso de las partes interesadas.

2. Uso eficiente de agua, energía y productos químicos

El impacto de la moda en las emisiones globales de carbono y la contaminación del agua es significativo, desde el curtido químico del cuero hasta el procesamiento de la mezclilla. Las marcas y sus proveedores deben colaborar para rastrear el consumo de agua, el uso de energía y químicos, y los niveles de contaminación. Esto ayudará con la implementación de programas de eficiencia en la etapa de procesamiento de la cadena de suministro para minimizar el uso de recursos y mantener baja la producción de contaminantes.

Responsabilidad social en la moda Tendencias 2018

3. Entornos de trabajo respetuosos y seguros

Desde condiciones laborales peligrosas hasta la discriminación en la oficina, la explotación existe en todos los niveles de la industria en una variedad de formas. Las empresas deben formalizar condiciones de trabajo respetuosas con políticas que se adhieran a los derechos humanos universales.

Cuatro prioridades transformacionales para el cambio fundamental en la moda


Estas son las nuevas tendencias para responsabilidad social en la moda.

Twittea esta frase.


4. Mezcla de material sostenible

La elección de las materias primas de una marca puede definir hasta el 50% de su huella ambiental. Sin embargo, ha habido poco énfasis en la innovación material. Las compañías deben aumentar el uso de materiales de bajo impacto, como el algodón orgánico, e invertir en el desarrollo de materiales nuevos y sostenibles.

5. Sistema de moda cerrado

Hasta el momento, la industria de la moda está muy lejos de tener un sistema cerrado. De acuerdo al informe:

  • El 73% de la ropa del mundo termina en vertederos.
  • Menos del 15% de la ropa se recicla.
  • Menos del 1% del material utilizado para producir ropa se recicla en prendas nuevas.

Los equipos de diseño y desarrollo de productos de las marcas de moda deben ser entrenados para crear productos a largo plazo, es decir, diseñar artículos que sean duraderos y fáciles de desmontar y reciclar.

6. Promoción de mejores sistemas de salarios

La industria mundial de la moda emplea a 60 millones de personas en su cadena de valor, según el informe, un dato que la vuelve un importante impulsor de la salud económica y el empleo. No obstante, los salarios en los países productores de prendas de vestir a menudo son inadecuados y no cubren las necesidades básicas de los trabajadores. Las empresas deben asegurarse de que los proveedores cumplan con los requisitos salariales de la ley local y exploren cómo pueden respaldar mejores sistemas salariales.

Cuarta revolución industrial

7. Cuarta revolución industrial

La tecnología ha sido durante mucho tiempo un factor clave del cambio en la moda. La digitalización ha proporcionado una serie de soluciones, pero todavía se desconoce exactamente cómo afectará el futuro de la moda y es difícil de predecir. Se estima, por ejemplo, que en algunos países la automatización podría reemplazar hasta el 90% de los trabajos de confección. Las empresas necesitan analizar cómo los avances tecnológicos pueden afectar a los trabajadores en todas las cadenas de suministro y considerar esto cuando utilizan nuevas tecnologías.

¿Prefieres comprar marcas que implementan responsabilidad social en la moda o que simplemente te gustan? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska