RSE

Regulación voluntaria, crédito responsable y trato igualitario: AMFE

La Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE) propuso la incorporación voluntaria de sociedades financieras de objeto múltiple (Sofomes) a los esquemas de regulación, la implantación de un trato igualitario entre instituciones reguladas y la promoción del crédito profesional y responsable.

El Vicepresidente del Sector Pyme, Pedro Martínez Brito, participó en el Foro “Banca de Desarrollo y Sociedades de Crédito”, realizado por las comisiones de Hacienda y Crédito Público y de Justicia, con el apoyo del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

Martínez Brito sostuvo ante los diputados de las comisiones de Hacienda y Crédito Público y de Justicia, que El Pacto por México ha fundamentado un mecanismo institucional de colaboración y voluntad política en el cual coincidencias y disensiones suman y definen las reformas que el país necesita.

Puntualizó que el objetivo de la iniciativa de Reforma Financiera por promover mayor crédito y más barato, será inalcanzable sin una visión integral que logre incorporar a todos los intermediarios financieros como actores complementarios de atención a la demanda de financiamiento.

En esa complementariedad, dijo, la intermediación no bancaria debe fungir como uno de los principales actores.
En este sentido destacó que los integrantes de la AMFE cubren a los sectores empresarial, automotriz, agropecuario, hipotecario y de créditos personales que, al cierre de marzo de 2013, registraron activos por 207 mil millones de pesos, lo que representa el 2% del Producto Interno Bruto nacional.

Expuso los tres elementos que la AMFE propone incluir dentro de la Reforma Financiera:

Regulación Voluntaria y Simétrica

Martínez Brito señaló que la regulación voluntaria de las Entidades Financieras Especializadas (EFE’s) permitirá la consolidación de un sistema más incluyente, productivo y con menor riesgo. Ello facilitará a estos intermediarios el acceso a mayor fondeo y, por ende, promoverá el inicio de un ciclo virtuoso caracterizado por mayores y mejores créditos.

Dicha regulación, agregó, debe ser a su vez simétrica, que fomente un marco regulatorio claro y que ayude a mejorar la calidad del fondeo. Los diversos requisitos solicitados por diversas instituciones fondeadoras producen incertidumbre y derivan en cuasi-regulaciones variables e informales que resultan ser onerosas e imprecisas.

“En la AMFE, consideramos que la regulación debe ser homogénea y mantener una estructura de predictibilidad, que le dé certeza a la actividad y permita una adecuada diferenciación entre entidades financieras reguladas de las que no lo son”.

La Asociación considera importante incorporar en el artículo 87-B y 87 D de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, los supuestos mediante los cuales, aquéllas entidades especializadas que por su capital, tamaño y complejidad de operación así lo justifique, o que por haber alcanzado ciertos parámetros opten voluntariamente por convertirse en una entidad regulada, incorporándose, previa autorización de la Secretaría de Hacienda, a un régimen de supervisión a través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y en cuya regulación se establezcan disciplinas similares a las emitidas para las instituciones de crédito y sin perjuicio de que, puedan eventualmente colocar deuda en el mercado.

Es decir, subrayó Brito Martínez, que se distinga a las Entidades Financieras Especializadas Relevantes del resto.

Dicho proceso, elevaría el estándar de cumplimiento por parte de las EFE’s, al tiempo que daría mayor certidumbre a los fondeadores, con lo que se contribuiría a dinamizar el crédito en mejores condiciones de tasa y plazo, lo que se traduciría de inmediato en la mejora del crédito al usuario final.

Trato igualitario entre instituciones reguladas

El representante de AMFE expuso también que la regulación de las EFE’s debe darse en un marco de igualdad con la banca comercial. El mejor desarrollo de estas entidades de altos estándares de calidad y reguladas se
dará bajo un trato equitativo en términos de fondeo. Ello incrementará el crédito en condiciones de oportunidad y acceso a un mayor número de usuarios, apuntó.

Crédito Profesional y Responsable

En cuanto al tercer punto, dimo que el crédito profesional y responsable garantiza que los recursos inyectados a la economía a través del financiamiento generen crecimiento y no sobrendeudamiento. Las empresas necesitan de intermediarios responsables que no sólo den créditos, que además eviten el sobrendeudamiento de los actores. “Estamos ciertos de que no cualquier crédito es bueno para el crecimiento económico”.

Al finalizar su participación, Pedro Martínez Brito aseguró que la contribución de AMFE a la iniciativa de Reforma Financiera, aboga por la construcción de un sistema financiero cuyo parámetro no sólo sea el crecimiento por el crecimiento, sino el crecimiento sostenible y la dispersión de recursos hacia las actividades productivas de los mexicanos.

“En la medida en la que se logren aprovechar las complementariedades de todos los intermediarios financieros, el impacto no sólo será mayor, sino más rápido y eficiente”, concluyó.

Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario