Ambiental Noticias RSE

Reciclaje en Tesla: Una nueva y ambiciosa meta

Reciclaje en Tesla: Una nueva y ambiciosa meta
Escrito por ExpokNews

De acuerdo con el nuevo informe de impacto 2020, el reciclaje en Tesla llegó al 100% de sus baterías. ¡Un excelente logro!

La semana pasada, el reciclaje en Tesla recibió una gran cantidad de elogios por “reciclar el 100% de sus baterías de iones de litio”, y desde que se publicó el Informe de Impacto 2020 del titular de vehículos eléctricos la semana pasada, han aparecido en numerosos boletines, en llamadas y en forma de correos electrónicos. 

De acuerdo con GreenBiz, a medida que lees el último informe de ESG de Tesla con la mirada puesta en la estrategia de abastecimiento, gestión y circularidad general de los materiales de la empresa, una cosa se hace cada vez más clara: los titulares de reciclaje enterraron el lede. 

Reciclaje en Tesla: Una nueva y ambiciosa meta

Reciclaje en Tesla

Lauren Phipps, Vicepresidenta y Analista Senior, en Economía Circular de Grupo GreenBiz, opina que, en realidad, las ambiciones de reciclaje de baterías de Tesla sean la historia de la economía circular que valga la pena celebrar en el informe. Los titulares son incluso un poco engañosos. 

“Ninguna de nuestras baterías de iones de litio desechadas va a los vertederos y el 100 por ciento se recicla”, se lee en el informe. Pero Tesla solo ha estado vendiendo su Model S más antiguo durante unos nueve años.  

Cuando se toma en cuenta la vida útil promedio de un automóvil, aproximadamente 17 años, junto con el énfasis de Tesla en aumentar la retención de la capacidad de la batería, pasarán más de 10 años hasta que una cantidad significativa de baterías de iones de litio de Tesla esté lista para ser reciclada.  

La mayoría de las baterías que Tesla recicla en la actualidad son preconsumo, y nos llegan a través de I + D y control de calidad. 

Informe de Tesla

Las ambiciones de reciclaje han sido bien documentadas, y la compañía anticipa ahorros financieros significativos a largo plazo desde la transición a un proceso de fabricación de ciclo cerrado con el tiempo.  

El corporativo instaló recientemente la primera fase de su reciclaje de celdas en su Gigafábrica de Nevada, que desmantelará las baterías al final de su vida útil y procesará la chatarra de fabricación. 

También vale la pena señalar que el ex cofundador de Tesla y CTO JB Straubel, la compañía de reciclaje de baterías Redwood Materials, cerró recientemente un aumento de la Serie C de $ 700 millones de dólares para expandir sus operaciones, llevando la valoración de la compañía a $ 3.7 mil millones de dólares. Redwood Materials también anunció una instalación de 100 acres adyacente a la Gigafábrica de Nevada. 

Con las mejoras en las instalaciones de fabricación, Tesla está reduciendo la cantidad de residuos generados por vehículo y de fabricación en un 50% en las nuevas instalaciones, como la Gigafábrica de Shanghai.  

La empresa está avanzando en la misma tendencia a la baja con el uso intensivo de agua y energía en la fabricación. Estas mejoras de eficiencia complementan la estrategia general para “implementar activamente los principios de la economía circular y considerar todas las demás opciones antes de optar por el reciclaje de baterías”, describe el informe. 

La eficiencia no es tan digna de mención. Como bien sabe cualquiera en el negocio del cambio de sistemas, las ganancias incrementales no suelen atraer titulares. Pero son las mejoras graduales, lentas y constantes a lo largo de la cadena de suministro las que, con el tiempo, pueden tener un gran impacto.  

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario